El lenguaje que acaba con las fronteras que nos dividen, Bridges For Music

// Por: Staff

Mie 1 Febrero, 2017

//Por: Eduardo Soto

@ismoque

Mucho se ha debatido sobre el papel que juega la música electrónica en el campo del entretenimiento, haciendo énfasis en el área de oportunidad que tienen organizaciones delictivas para poder ejercer sus actividades, sin importar el riesgo que representa para la salud y la integridad de los asistentes, propios y ajenos, dando como resultado las tragedias que, lamentablemente,todos conocemos y que muchos vivieron de cerca. Pero, ¿en realidad debemos considerar esta forma de expresión como un factor clave para que todo esto sea una triste realidad?

Dependiendo el vínculo que tenga un artista con sus seguidores, hay veces en que este se vuelve un líder de opinión adquiriendo el deber de generar conciencia y tomar partido en asuntos que requieren atención, siendo uno de estos, la enorme brecha que existe entre las clases sociales y la población en general de los países en vías de desarrollo (que nos atrevemos a decir que ya es un situación global).

Así es como, en 2012, nace Bridges For Music, una iniciativa que aprovecha el efecto de la globalización y una de la principales virtudes de la música electrónica, se ha convertido en una las disciplinas artísticas con mayor crecimiento y accesibilidad permitiendo el desarrollo del talento en cualquier punto del planeta; expandiéndose hacia nuevas fronteras obteniendo la oportunidad y la responsabilidad de dejar un legado.

unnamed

Su fundador, Valentino Barrioseta, encontró en Sudáfrica el punto de partida de este proyecto, donde la
juventud está expuesta a la actividad criminal, que a pesar de que muchos han encontrado refugio en la
música para enfrentar su realidad, carecen de los recursos que los pueden ayudar a desarrollar sus carreras.

unnamed

A casi 5 años de haber empezado este proyecto, talleres educativos impartidos por artistas de la talla de
Richie Hawtin, Skrillex, Dixon, Noisia, Boyz Noize, Luciano y de artistas locales como Black Coffee, fechas de giras mundiales de Loco Dice y Tale Of Us, entre otros, cuyos ingresos van dirigidos al apoyo de estainiciativa, han dado como resultado el centro educativo Larga Music School en Ciudad del Cabo y la
asociación con el festival europeo Tomorrowland, que fue simbólicamente representada por la inclusión de los artistas sudafricanos Siphe Tebeka y Lavish 189 en la edición 2014.

unnamed-2

Este tipo de propuestas e iniciativas, junto a la gira universitaria americana CNTRL, impartida por el propio Hawtin, nos ayudan a apreciar a la música electrónica como un medio para poder explotar la creatividad y el desarrollo de habilidades fortalecido por la pasión a la música, artes, cultura y a la vez, renovar ese dogma previamente establecido y que el narcotráfico y la violencia se han encargado de transgredir.

¿Cuál es su opinión sobre estas actividades? Empecemos el dialogo mientras nos leemos en nuestra próxima edición, donde continuaremos recomendando música, tecnología etc..