Lollapalooza No es lo mismo 20 años después…

// Por: Staff

Vie 12 Agosto, 2011

 

Había yo escuchado muy buenas historias de Lollapalooza por varios colegas y amigos. Desgraciadamente debo decir que difiero muchísimo de todos ellos y hasta confieso que la primera edición de la franquicia fuera de Estados Unidos, en Chile en abril de este año, me gustó mucho más que la versión Chicago.
No estoy diciendo que la haya pasado mal, sobretodo cuando tuve la oportunidad de ver a bandas tan consolidadas como Foo Fighters o My Morning Jacket, propuestas contundentes como Portugal. The Man o momentos de orgullo mexicano como el show de Ximena Sariñana. La cosa es que me encontré con un evento donde la música parece ser un mero ingrediente más y no el sabor principal.

La producción fue precaria, el audio muy limitado y mal logrado en dos de los escenarios principales y aunque todo corrió en tiempos, no tuvo momentos de verdadera emoción o medianamente épicos, sobretodo para una celebración de 20 años. Quizás porque hace 20 años (1991) se llevó a cabo la primera edición del festival en Los Ángeles como una idea contracultural de Perry Farrell (vocalista de Jane´s Addiction y dueño de la marca) y no era una franquicia / patrimonio para heredar a su familia, como él mismo reconoce es ahora el evento.
Farrell dejó de hacer el festival (que solía ser una gira) varios años a partir de 1998 por una ruptura con Clear Channel y trató de retomar la idea en el 2004 con la misma compañía que declinó poco antes de la fecha pactada. Fue así que desde 2006 Perry y la agencia de management y booking William Morris tomaron control de Lolla y firmaron un contrato hasta el 2018 con la ciudad de Chicago, que debo decir, es el verdadero headliner del evento con su belleza indiscutible como marco de los conciertos en Grant Park.

Todo suena bien, pero no se siente bien. Para mí fue como una primera cita fallida… Con todo y el beso, no parece que vaya a funcionar.
#WARPalooza
www.warp.la/lolla