Música VS Cine

// Por: Staff

Mie 24 Noviembre, 2010

 

Los expertos dicen, que cuando en una película nos damos cuenta de la música que hay en las escenas clímax, es por que la película no es lo suficientemente buena para mantenerse por si misma, ya que supuestamente la música no debería ser más que un simple apoyo para las piezas visuales. ¿Esto significa que cuando no nos damos cuenta del soundtrack, es por que este es malo?.
En esta época en donde directores y compositores se vuelven aliados para que el cine vaya mucho más allá de una pieza visual, o música de relleno, es imposible no notar en cada escena el ritmo que marcan las notas dentro de los filmes. El soundtrack se ha convertido en un 50% de la emotividad de las películas.
Los directores de cine tienen que irse con mucho cuidado ahora que la música tiene tanto peso en los espectadores, por más buena que sea la banda sonora, en una película (no musical), la música debe de potencializar las emociones, no aplastarlas.

Los primeros intentos de bandas sonoras, son de casi principios del siglo XX, al igual que el cine. De hecho el cine mudo generalmente era proyectado mientras sonaba un fonógrafo que le daba ritmo al filme, de ahí, lo sonoro comenzó a tomar importancia por lo que las primeras películas importantes con audio eran musicales, tenemos el claro y muy conocido ejemplo de “Singing in The Rain”, claramente de este filme todos tenemos en la cabeza la canción y a Gene Kelly bailando alrededor de su paraguas o será que esta canción nos refiere inmediatamente a aquella escena de “A Clockwork Orange” donde los protagonistas atacan a una pareja inocente. Evidentemente aquí encontramos una combinación perfecta entre un fantástico soundtrack y una de las mejores piezas visuales e historias de todos los tiempos.
¿Que pesa más, aquel silbido que nos lleva directamente al Oeste, o Clint Eastwood empuñando su pistola en “The Good, The Bad and The Ugly”?.
John Williams se ha encargado de hacer la música original de aquellos clásicos como “Star Wars”, “Indiana Jones” y “Jaws”, sin este colaborador de Spielberg y George Lucas, no podríamos imaginarnos aquellos filmes. La música incidental se ha convertido en comercial, la mayoría de las ocasiones tenemos el material sonoro de las películas mucho antes que la misma película. Tenemos el ejemplo claro de la nueva edición de “Tron”, la cual la mayoría de la gente conoce por que la banda sonora es el nuevo proyecto de Daft Punk. El disco estará a la venta el 6 de Diciembre por todos los medios de distribución y el filme sale casi dos semanas después. Con el pretexto de hacerle promoción a la obra cinematográfica esta y muchas películas peligran con ser opacadas por las bandas o cantantes que hacen el soundtrack. Sin embargo puede suceder lo contrario y que una banda sonora salve algún filme de guión mediocre.

Aunque el tema es bastante subjetivo ya que dentro de los espectadores existen algunos visuales y otros sonoros, siempre hay que encontrar el balance perfecto. Al igual que en los videoclips por más elaborados que sean no se puede perder la canción, en medio de una historia que brille más que la misma música.

Photobucket

www.myspace.com/warpmagazine
www.facebook.com/warpmagazine