Nadia Muhsen Fue Vendida

// Por: Staff

Mar 27 Abril, 2010

Por : Teri Gender Bender
@TGenderBender

Tenemos que tomar en cuenta que aún no hay igualdad en estas sociedades ‘cotidianas’. Lo menos, lo menos que les pedimos es que lo tomen en cuenta.

Tienen que conseguir o investigar sobre casos como el de Nadia Muhsen y su hermana Zana que logró escapar. Tienen que leer su historia verdadera.

‘Vendidas’ es el título del testimonio de Zana Mushen. Es la historia real que vivió con su hermana Zana cuando fueron de ‘vacaciones’ a Yemen, país de origen del padre.

Primero fue Zana con unos amigos del Sr. Muhsen y al llegar, después de unos días, el secuestrador le dijo que la habían comprado y casado, y que su hermana también había sido vendida a otro relativo/vecino.

Fueron vendidas por el padre. Mil quinientas libras cada una.

¿Cómo puede un padre vender a sus hijas? Incomprensible y totalmente injusto. Denigrante.

¿Dónde esta la libertad?

Hasta la fecha, estas ‘ventas’ de niñas y mujeres (sobre todo de infantes) pasan todos los días. No solamente en Yemen, Saudí Arabia, etc.: pero hasta en México y en los Estados Unidos.

Ellas eran hijas de madre británica y padre yemenita; Nacieron y se criaron en Inglaterra. El padre las mandó a Yemen a unas supuestas ‘vacaciones’.

Lo que iban a ser unas vacaciones exóticas se convirtieron en casi ocho años de secuestro, privaciones, humillaciones y de matrimonios a la fuerza para Zana. Para Nadia este infierno sigue; más de 20 años.

El lugar es en un pueblo perdido en medio del vasto desierto de Yemen, pero Zana nunca olvidó quien era y de donde provenía y esto le dio las fuerzas necesarias para luchar por su hermana pequeña, que se había resignado a la vida que le esperaba.

Cuando los medios de comunicación empezaron hablar de ellas y de lo que les estaba ocurriendo el gobierno de aquél país tuvo que tomar una decisión para salvar su prestigio. Zana no dudó en aprovechar la ocasión para escapar dejando atrás a su hijo Marcus de dos años (producto de la violación) y a su hermana Nadia, que ya tenia cinco hijos y no quería renunciar a ellos.

Lo que hemos leído es que por razones políticas, la Gran Bretaña ya no puede hacer nada por Nadia porque no quieren problemas con Yemen. -Que ridículos, monstruosos-

Hay miles y miles de mujeres en esta situación y hasta peor. (Mutilaciones, dar a luz en el piso sin médicos, esclavitud total, etc.) Lo terrible de esto es que así es la ley en el medio este, y la ley es el hombre. El hombre manda. Punto.

Hay que cambiar esta forma de pensar. Maldita sea.