“Ooh you Grammys…”

// Por: Staff

Lun 13 Febrero, 2012

 

En algo podemos estar todos de acuerdo: los Grammys nunca van a dejar satisfechos a todos, incluidos músicos, productores, disqueras, medios y por supuesto a los seguidores.

Los nominados son el primer issue, pues aunque hay cinco nombres siempre parece faltar alguno… y las categorías son otro tema; ¿Mejor Álbum Latino Pop, Rock o Urbano?, me encantaría que un “académico” definiera este álbum, porque muchos no encontramos lógica en el título o algún elemento en común… peor todavía que ganara Maná, una banda que ni cerca representa lo que en realidad sucede en la escena “pop, rock o urbana” en Latinoamérica.

De los demás ganadores, debemos refutar poco: Adele es un respiro de una agradable realidad y hace que muchos vuelvan a creer en esta industria alrededor del mundo; cinco Grammys para Foo Fighters, consolidando a los liderados por Grohl como los más grandes exponentes del rock and roll actual (felicidad personal de ver a mi banda favorita recibiendo tantos reconocimientos); Kanye West que, aunque ausente en la ceremonia, se hizo presente como ganador en las principales categorías de rap, y para algunos la mención de Skrillex representando a esta nueva generación de música electrónica, todos ellos artistas aceptados por los medios especializados alrededor del mundo.

Comentario aparte lo de Bon Iver, “el Arcade Fire” de esta edición, llevándose las categorías de Mejor Álbum Alternativo y Mejor Nuevo Artista (sí, estoy de acuerdo que no tiene nada de “nuevo”, pues pareciera que si no los conoce la Academia Nacional de Grabación de Artes y Ciencias no existe). Por otra parte, destacan varias situaciones. Primero, el discurso de agradecimiento de Justin Vernon al recibir el Grammy por Mejor Nuevo Artista, luego de una serie de declaraciones que evidenciaban su rechazo a éstos:

“Es muy difícil aceptar este premio, pero hay tanto talento presente, en el escenario, hay mucho talento que no está aquí”.

Además admitió sentirse incómodo, pero agradecido con los nominados y los no nominados… los que nunca estuvieron y los que nunca estarán. Finalmente llegaron sus disculpas, y claro, un saludo a su natal Eua Claire, Wisconsin. El punto es que no debe ser fácil para un artista del perfil de Justin estar con tantos reflectores y, en mi opinión, lo hizo muy bien, fino, elocuente, con sus ideales y educado ante lo desconocido. ¿Cuántos no se preguntaron anoche quién demonios es Bonny Bear? Bonny Bear!!!… me dio mucha risa. Como referencia puedo decir que es autor de un disco que debutó en el puesto no. 2 del Billboard 200 en su primera semana, un artista que ha estado presente desde 2008 y que ha colaborado con músicos como Kanye West, James Blake y recientemente The Flaming Lips y Kathleen Edwards, hechos que son clara muestra de su calidad y talento, aunque algunos tengan muy mala memoria o de plano apliquen la de “si no lo conoce la Academia” nadie más tiene el derecho de reconocerlo… en fin.

Al final, el Álbum del Año que se adjudicara Arcade Fire en la edición anterior parece tener buenos resultados para la escena alternativa, siendo buenas sorpresas para los que disfrutamos la música. Sólo sepamos valorarlos desde el principio y no después de conocerlos en una ceremonia de este tipo.

“Long live rock and roll”, dijo Dave Grohl cuando recibió su quinto Grammy… los que creen en este estilo de vida sabemos que así será.