¿Pedimos demasiado?

// Por: Staff

Mar 21 Septiembre, 2010

 

A menudo realizamos severas críticas sobre la escasa proyección que las bandas mexicanas tienen hacia el extranjero pero muy pocas veces hacemos un análisis del por qué. Si bien no todas cuentan con la calidad o la experiencia necesaria para conquistar nuevos territorios es posible encontrar algunas agrupaciones independientes talentosas que con un management bien relacionado, un presupuesto importante y un apoyo gubernamental de intercambio cultural lo pudieran lograr pero eso, en nuestro país; es pedir demasiado, un sueño muy lejos de hacerse realidad.

Justo en estos momentos de etéreo nacionalismo, en el que se gastaron cerca de 667 millones de pesos para festejar el tan “manoseado” Bicentenario es prudente hacernos las preguntas: ¿Y qué se hizo por parte del Gobierno para dar a conocer a nivel mundial y de manera palpable las distintas manifestaciones culturales de nuestro país?, ¿Qué apoyos surgieron para que esta celebración no se quedará en una simple fiesta y se dejara testimonio de la riqueza cultural que tenemos?. Varios países lo hacen sin necesidad de contar con algún pretexto de comunicación, lo hacen por que están concientes de la importancia de fomentar el desarrollo cultural y entienden que es posible generar negocio a partir de la creación de industrias nacidas de este rubro. Como ejemplo podemos citar a Sounds From Spain y el UK Trade & Investment (UKTI); estas organizaciones asesoran, apoyan económicamente, fomentan y exponen a nivel internacional agrupaciones musicales de buena calidad que no cuentan con las herramientas necesarias para hacerlo por si mismas. Aprovechan sus redes de negocios, sus contactos empresariales, sus consulados y su fuerte influencia para crear en diversos países los espacios para que el público acceda a músicos y artistas que merecen ser escuchados.

¿Por qué no podemos contar con una institución como estas en México?, ¿En verdad pedimos demasiado?. Pues parece que en un país donde los recortes presupuestales en el área cultural son una constante y en el que las autoridades se preocupan más por hacerse de una imagen “pasajera” (aprovechando un evento tan representativo como el Bicentenario), sin pensar en las nuevas generaciones de creadores y los apoyos que requieren para su desarrollo y su proyección, definitivamente… sí es pedir demasiado.

Photobucket

www.myspace.com/warpmagazine
www.facebook.com/warpmagazine