“Recordando a Chavela Vargas” por Carla Morrison

// Por: Staff

Lun 13 Agosto, 2012

Yo conocí la música de Chavela hace varios años. Una amiga me mostró un video en YouTube y quedé muy impresionada, me pareció fascinante su manera de interpretar, su pasión, su dolor, su insaciable amor y su bella manera de ser; fue cuando comprendí que los grandes compositores seguían vivos y ella era una estrella y leyenda viviente.

En abril su amable equipo de trabajo me invitó a asistir a su concierto en Bellas Artes, donde hacía homenaje a Federico García Lorca… fue impresionante. Su presencia era muy fuerte y pesada, tan grande e imponente como la de una gran estrella, pero hablo de las estrellas que alumbran el cielo, las que no podemos tocar pero brillan ante nosotros cada noche, ese tipo de estrella sobrenatural y natural al mismo tiempo. Ella estaba acompañada por grandes músicos, entre ellos Eugenia León, y todos le expresaban mucho amor, fue realmente bello.

Recuerdo que en aquella ocasión Chavela cantó tres temas y entre ellos ‘Piensa en mí’, su voz estaba tan cansada pero a la vez tan llena de amor, era demasiado conmovedor y bello, tanto que no pude contener el llanto… era obvio que podría ser ese uno de sus últimos conciertos. Fue muy fuerte y yo salí de ahí tan emocional que todo ese día me la pase con mis emociones a flor de piel. Al final del concierto me invitaron a conocerla, en backstage, pero yo preferí dejarlo para otra ocasión, porque despertó en mí aún más amor, cariño y admiración hacia ella, que preferí no interrumpirla y dejar que descansara, no quise estropear su salida del escenario, su descanso, su paz.

Pasaron meses y ahora, con su partida, me da tristeza saber que nos ha dejado, pero también me da paz y tranquilidad saber que ella estaba lista, porque en ese concierto ella misma lo mencionó, dijo que estaba cansada y que estaba lista para que la muerte se la llevara, que era muy feliz y que amaba mucho a sus fans. Fue tan claro lo que pasaba y sentía que era inevitable sentirse frágil y admirado ante ella.

Chavela era una gran mujer, un gran ser humano, una gran estrella que, a través de su dolor, me ayudó a comprender que hablar de amor y de sufrimiento no sólo es un gran pesar, es una gran virtud, pues pocos tenemos las agallas de enfrentar al mundo con el corazón, justamente, en la mano.

-Carla Morrison-

“Recordando a Chavela Vargas” por Ely Guerra

“Nudo en la Garganta… recordando a Chavela Vargas” por Pascual Reyes