Say Ocean: Las dificultades de vivir del punk-rock en México #MusicMakers

// Por: Staff

Vie 18 agosto, 2017

Querido Warp:

Sí. Extraño todos los días a mis papás. A mis hermanos. Mis amigos y a veces hasta a un par de compañeros de trabajo. Y es que a la vida que escogimos no le interesa cómo nos llamamos nosotros. No le interesa si existimos o no, si comemos o no, si tenemos en dónde vivir o no.

Traía 22 mil pesos, una maleta con la ropa que me quedaba, mi guitarra y una deuda como de veinte mil baros con el banco por firmar el último cuatrimestre de la carrera que estaba estudiando.Y sí, la verdad es que hubo noches que tuvimos que compartir una Maruchan. Porque valían más nuestras sonrisas y las de los que nos escuchan.

¿Qué tal va todo tocando tres acordes?”. La verdad, es que ahora todo está mucho mejor para nosotros tocando el género que crecimos escuchando, estando conscientes de que no inventamos el hilo negro.

No es una mentira que en la escena del punk rock independiente en México la tarea más difícil es la de pagar la renta y nosotros lo vivimos en carne propia. Nunca se me va a olvidar el día que regresamos de un tour de Jueves a Domingo con una de nuestras bandas favoritas a repartirnos $143.00 pesos para cada integrante y era lo que tenías para comer esa semana. Después de un par de eventualidades similares, nuestras deudas crecían y no veíamos claro el panorama para terminar de pagar los gastos de nuestro disco que ya se nos habían salido de las manos para este punto.

En una conversación de lo más tranquila con mi novia me recomendó una Fondeadora y se ofreció a ponerme en contacto con alguien de la plataforma. Como broma se los externé a los muchachos y todos incrédulos decidimos llevar a cabo el proyecto de la mano de Kickstarter. Después de todo, era esto o regresarnos a Guadalajara con la cola entre las patas diciendo “Estuvieron buenísimos estos seis meses, ¿Me pueden dar mi trabajo otra vez por favor?”.

Un mes pasó y estábamos todos en Guadalajara cuando recibimos el mail que hizo que los últimos seis meses valieran la pena completamente. “¡Felicidades Say Ocean! Obtuviste el 110% de tu meta en Kickstarter! Enhorabuena!” Recortamos nuestras vacaciones a la mitad para regresarnos a terminar el disco. Ya teníamos un estudio para grabar, Erik Canales seguía optimista a terminar el disco a pesar de lo que pasara y en el camino nos tropezamos con 2 Veces Music, una disquera independiente que nos abrió las puertas como si fuéramos 4 integrantes de sus familias y cuyo sello va a llevar nuestro disco debut “Mejores Tiempos”.

¿Por qué escogimos este género? Porque este género es todo lo que somos nosotros. Somos extrañar nuestra casa, somos tocar tres acordes porque la verdad es que no sabemos más, somos cantar desafinados porque jamás imaginamos que nuestro sueño se fuera a materializar de una forma tan clara en nuestras narices.

Somos nostalgia al mismo tiempo que somos ansiedad porque ya sea mañana. Somos todas las veces que nuestras familias nos dijeron que hiciéramos lo que fuera que más felices nos hiciera. Las veces que nuestros amigos nos compraron los boletos que los promotores nos obligaron a vender para poder participar en un concurso para abrirle a Kinky o alguna de ésas. Cuando nos quedábamos a dormir al estudio porque terminamos de grabar a las 5 de la mañana y a las 7 había que estar en la oficina. La primera vez que salimos de tour y la gente cantaba nuestras canciones.  Todos los shows en donde alguien se acerca a decirnos que todo lo que estamos haciendo está valiendo la pena porque alguna vez le alegramos el día. Somos todas las veces que quisimos esto y solamente esto por el resto de nuestras vidas. Nosotros somos los mismos 4 que llegaron de Guadalajara hace un año. ¿Y de los tiempos? De los tiempos esperamos que sean mejores.

– Say Ocean.