Seguimos siendo adictos

// Por: Staff

Sab 17 abril, 2010

 

Leyendo la columna semanal de Krist Novoselic en Seattle Weekly.com (http://blogs.seattleweekly.com/reverb/krist_novoselic/) – que dicho sea de paso, es más divertida los viernes, cuando habla de música en general, que cuando empieza a hablar de la política gringa o de activismo – me encontré con un texto dedicado a Jane´s Addiction y en realidad fue como volver en el tiempo, por que el ex bajista de Nirvana hablaba de los años en que la música diferente estaba por ser etiquetada como alternativa y del poder que tenían en el escenario Perry y compañía, Jane’s Addiction.

Me considero parte de la 90’s Army, por que siempre he sido fan del sonido rock noventero y de la música que lo precedió (aunque curiosamente, haya sido muy joven en ese entonces para recordar) y lo que me llamó la atención de la columna fue la emoción con la que Novoselic repasaba pieza a pieza la discografía de Jane’s y como hoy, ¿qué?, ¿más de 20 años después?, ese sonido pre alternativo sigue sin perder su fuerza e integrando a nuevos escuchas a esto que llamamos música.

Este año Jane’s Addiction regresa con nuevo material discográfico, desafortunadamente, sin Eric Avery en el bajo, pero con Duff McKagan en su lugar (habrá que esperar a escuchar si tiene alguna aportación dentro del disco para poder juzgar) y evidentemente la cuarteta no nos va a entregar un “Nothing’s Shocking” versión 2010 o un “Ritual de lo Habitual” revisited, lo cual siempre se agradece. Lo que está claro, es que cada vez que la banda se prepara para lanzar nuevo disco es motivo de expectación y de alegría para quienes no acabamos de agarrarle la onda al rock folk indie etc.

Mientras esperamos para escuchar su nuevo álbum y claro, verlos en vivo, no nos queda otra que recordar y la mejor forma de hacerlo es con un clásico en vivo: