Siete bandas mexicanas emergentes a seguir este 2017 #BandsYouNeedToKnow

// Por: Staff

Jue 12 Enero, 2017

//Por: Victor G. García (@M0N0T0NO)

El 2016 se terminó y con él se fue también el chivo expiatorio a quien podíamos culpar de todos los males que nos aquejaban. Hasta ahora el 2017 va pintando mejor, sobre todo en cuanto a la oferta de conciertos que tendremos en el país durante los primeros meses del año. Pero dado que no todo se reduce a bandas que llenan estadios, les traemos un listado de siete bandas mexicanas emergentes que deben seguir de cerca en este 2017. Si bien algunas de ellas apenas van comenzando, otras ya tienen un rato tocando. Lo que los une es la fuerza que han tomado durante el último año y sus planes para el presente.

Virtual Haze

Virtual Haze es el proyecto de rock psicodélico de Daniel Graciano de Has a Shadow y Efrén Barrón de División Minúscula. Durante el 2016 estuvieron bastante ocupados tocando en diferentes venues en la CDMX y el resto del país. A finales del año pasado sacaron un par de sencillos que formarán parte de su EP debut, el cual será publicado a través del label independiente Abstrakt Muzak. Por cierto, Daniel también lanza disco este mes con Has a Shadow.

Tajak

Siguiendo con la psicodelia, Tajak también estará lanzando su primer álbum, Ámsterdam 211 el próximo 23 de enero. Esta banda bajacaliforniana conformada en la capital por Álvaro Castro, Carlos Arias y Coco Badan, publicaron hace unas pocas semanas el primer sencillo de este disco que al parecer estará cargado de drones bastante viajantes. Aparentemente tendremos unos primeros meses muy tripeados en el 2017.

Ramona

Ramona es un proyecto liderado por el joven Jesús Guerrero. Esta banda forma parte de una nueva camada de artistas tijuanenses que han estado colonizando lentamente la escena musical del país. Ramona toca un indie pop notablemente influenciado por la balada mexicana. En 2015 lanzaron su primer álbum; en el 2016 estuvieron tocando regularmente en la CDMX, y para este año estarán trabajando en nuevo material.

Bicho Blanco

Otro proyecto alterno al que hay que echar el ojo es Bicho Blanco. Conformado por Ferdinand González de The Guadaloops y Bernando Pérez, Bicho Blanco se separa del hip-hop que caracteriza a los Guadaloops para enfocarse en un sonido más pop de bases electrónicas y tintes tropicales. Hace apenas un mes lanzaron Colibrí, una primer corte que sirve de prueba de lo que esperamos que se expanda durante el 2017.

Sad Saturno

Sad Saturno es el proyecto de Cheke Mondragón -quien, junto a Erick Montalvo, Mario Tamez y Arturo Mondragón-, lanzó a en diciembre del año pasado el EP Destinados a fallar, un visceral y emocional disco de punk que recuerda a épocas mejores. Con sampleos de películas muy a la Austin TV y una actitud muy similar a la de No Somos Marineros, Sad Saturno promete un 2017 donde reine el punk.

Buffalo Himalaya

Buffalo Himalaya es una banda regia de funk muy en la vena de Los Amigos Invisibles: bajos groovies, guitarras con wah y una que otra letra sugerente, perfecto para bailar en el pre. El año pasado lanzaron su primer álbum, Safari Dance, y al parecer vienen con todo para seguir en este 2017.

Spirit Charge

Siguiendo con las bandas regias, pero cambiando radicalmente de género, otra banda a seguir este 2017 es Spirit Charge, un proyecto de metal industrial que mucho le debe a los Nine Inch Nails: gritos desgarradores, sintes ambientales, riffs pesados y baterías potentes. Aunque llevan tocando ya por un par de años, en el 2017 planean lanzar un nuevo EP y del cual ya estrenaron un sencillo.