Spotify USA

// Por: Staff

Mar 30 Marzo, 2010

¿El fin de iTunes tal y como lo conocemos?

Hace unos cuantos días reportábamos vía Live Stream en el canal oficial de WARP en UStream (rompiendo nuestro record de espectadores en vivo), la conferencia de Daniel Ek, CEO y creador de la hoy famosa y popular plataforma para escuchar música en línea, llamada Spotify.

A unos cuantos metros de donde yo estaba con mi computadora haciendo la transmisión en línea, Ek le explicaba a un periodista de la prestigiada e interesante revista WIRED, los pormenores del funcionamiento de su plataforma, así como los inconvenientes que enfrenta el proyecto, sobretodo en el ámbito de negociaciones con las editoras musicales y disqueras que se rigen bajo un marco legal distinto en cada país.

Los pocos lugares que ya tienen disponible el servicio de Spotify, pueden disfrutar de una plataforma muy similar al iTunes en el manejo del software (screenshot aquí abajo), pagando un servicio básico que cuesta alrededor de casi 10 euros al mes. Pero lo interesante viene cuando deciden pagar el servicio Premium con ventajas que van más allá de estar libre de publicidad, como usar Spotify en teléfonos móviles como iPhone o el Android de Motorola. De hecho, lo que sigue es que puedas ingresar al servicio desde tu consola favorita de videojuegos conectada en línea o de cualquier lugar donde exista señal de Internet.

La buena nueva es que la presencia de Daniel El en SXSW no fue una cosa del destino, sino un preámbulo al anuncio oficial de que Spotify entra a Estados Unidos de manera oficial en el último cuarto de 2010. Ya de por sí tiene muchos usuarios “ilegales” en ese país y es hora de capitalizarlos. Es seguro que a iTunes no le va a gustar; es inevitable que venga un contraataque de alguna manera, pero todo parece acomodarse para conveniencia de los usuarios. La música como servicio; como pagar la luz o el agua de casa.

La era del desapego físico y emocional a “tener” algo, ha llegado. Todo es de todos pero de manera legal. No es Napster ni los mal juzgados Torrents. Se trata de algo nuevo que cambia la industria entera del entretenimiento… hasta que llegue el próximo Ek.

En México y Latinoamérica desgraciadamente, es otra historia.