Summertime is coming, so get out

// Por: Staff

Mar 16 julio, 2013

La vida está dividida en varias etapas en las que evolucionamos gracias a diferentes aprendizajes, buscando conseguir la plenitud y madurez necesaria para enfrentar lo que resta del camino, tal como sucede con el verano, esa estación que a la mayoría pone de buen humor, ya que funciona como diversión o como descanso para planificar y replantear objetivos hacia la segunda parte del año.

Del mismo modo, la música ha atravesado por diversos pasajes antes del otoño y después de la primavera que han enaltecido su leyenda. Canciones de todo tipo se han escrito, emblemáticos discos se han editado y memorables conciertos se han brindado durante los meses en los que los días duran más que las noches.

Dentro de estos grandes momentos podemos citar uno de los eventos más recordados de la historia y que contó con el apoyo de bandas destacadas en su momento, Woodstock Music And Art Fair, realizado en Nueva York en el año de 1969, el cual logró convocar a 500 mil personas que formaron parte del empuje definitivo que necesitaba el rock ante la sociedad.

Uno de los personajes que también ha influido en la historia musical del verano es David Bowie, quien en 1971 comenzó a trabajar en uno de los LPs más sobresalientes de todos los tiempos, “The Rise And Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars”. En ese material de once tracks, el británico alcanzó la grandeza al mostrar un futuro que aún ahora sigue pareciendo brillante.

Otra de las mentes que tomaron como cómplice las características de esa época fue el fallecido Ian Curtis, quien nació en 1956 y se unió a Joy Division en un veraniego día veinte años después. Su inigualable talento y oscura voz establecieron un legado que sigue perdurando hoy en día, cuando pareciera que la industria musical ha entrado en un bache de creatividad.

Una situación similar se vivió con la llegada de The Strokes, la banda que en el verano del 2001 decidió romper esquemas y cambió la historia de la música reciente al publicar el aclamado “Is This It”, su primer larga duración, con el que representaron a una generación que se sentía olvidada, consiguiendo encaminar de nueva cuenta al género, gracias a ideas clásicas fusionadas con lo que se necesitaba para volver a ver la luz al final del túnel.

Otro de los sucesos que favorecieron y llevaron al siguiente nivel a la música fue la creación de MySpace, sitio que nació en el 2003, introduciendo las redes sociales para convivir y presentar canciones de una forma innovadora, permitiendo además que los usuarios alcanzaran una poco explorada cercanía con los artistas. Ese ‘invento’ veraniego sirvió para cobijar la digitalización de los discos, dando pie a la creación de plataformas como YouTube, Spotify o Soundcloud, que junto a Twitter y Facebook rigen en estos días nuestras vidas de manera casi unánime.

Saludemos pues al verano, la calurosa, pero lluviosa estación que nos ejemplifica la plenitud de la vida, que nos muestra el camino a seguir y que nos brinda elementos para crecer y madurar, tal como le ha pasado a en los últimos años a la maltratada escena.

Así que no lo dudes, sal y disfruta del verano, la mejor época del año, en la que puedes descansar, planear, reflexionar y divertirte y que te puede acercar a momentos musicales que pueden marcarte para siempre.

600px sumer edition