Tame Impala, la estampida del elefante multicolor

// Por: Staff

Lun 29 octubre, 2012

La primera vez que escuchas a esta banda australiana, tu imaginación no puede evitar jugarte una pasada y hacerte creer que todo lo que estas escuchando es producto de un monstruoso conjunto de virtuosos y dementes salidos de algún lugar común como Nueva York o Londres.

Por una parte no estás tan equivocado, virtuosismo lo hay, sin embargo la espectacularidad y el gigantismo no son características que describan a Kevin Parker, líder de la pieza de rock/pop psicodélico, Tame Impala, quién con una sonrisa afable y un tanto tímido responde al llamado de un servidor.

“Vienes de México?, fantástico, increíble que están disfrutando de nuestra música“ responde gratamente sorprendido al momento de nuestro encuentro. Con solo 26 años, este menudo chico con look de surfista y actitud despreocupada es el autor de uno de los trabajos más esperados de este 2012, el cual, a diferencia de los lanzamientos de otros artistas como The Killers, Muse, Bloc Party y el resto de la flota que acaparan reflectores y se concentran en crear el disco más espectacular y memorable, solo busca conectar con el escucha.

Disfrutando del anonimato que da la oscuridad de la noche, después de su presentación en Berlín, Parker decide tomar un poco de aire y relajarse después del espectacular show que agotó entradas.

“Ahora solo tenemos un poco de tiempo, en dos horas tenemos que partir hacia Viena“ comenta sonriente a pesar del ajetreado ritmo al que se mueven las cosas.

Después del éxito de “Innerspeaker“ (2010), las cosas se han tornado tan surrealistas e increíbles como la música del quinteto. Después de años moviéndose por la baja escena de su ciudad de origen, ahora los conciertos de Tame Impala son atendidos por miles de admiradores alrededor del globo entre los que se cuentan; Noel Gallagher, Serge Pizzorno (Kasabian), The Klaxons, The Horrors y Alison Mosshart (The Kills), quienes no pierden oportunidad de deleitarse con la propuesta de “él nuevo chico en el barrio“ y porque no, tomar hasta una que otra nota.

“Lonerism”, título de su nuevo trabajo: “hace referencia a un estilo de vida, a una filosofía de vivir en solitario“, y así ha sido. Desde hace un tiempo Parker decidió cambiar de residencia, dejando atrás su natal Perth para mudarse a París, ciudad en la que apenas habla unas palabras de la lengua oficial y puede caminar con su bolsa de ropa sucia a la lavandería como cualquier mortal.

Con un sonido en vivo que raya en lo alucinante, cada pieza es ejecutada de la manera más sublime. Jay W. (batería, sintetizador único coautor en los créditos en ‘Apocalypse Dreams’ y ‘Elephant’), Dom Simper (guitarra-bajo), Nick A. (guitarra, teclado y bajo) y Julien B. (batería) colaboran y ayudan a Parker a reproducir en el escenario lo que su alocada mente recrea; moviéndose con él al mismo pulso y respiración.

Sin embargo, a pesar de esta química y lo bien que funciona el conjunto, el cambiar la forma de trabajo, no interesa de momento al músico: “Estos chicos son increíbles y estamos bien con ello, cada uno tiene su propia banda y están ocupados. Cada proyecto en el que participamos es parte del rompecabezas“, ha declarado en entrevistas.

“Lonerism” es un mar de sonidos, mantras y escenas que parecen salidas de una película (‘Apocalpyse Dreams’, está inspirada en la cinta “Melancholia“ de Lars von Trier). Desamparo, vacío y perdida de la esperanza, son las emociones que emanan al reproducir la placa. “Soy un perdedor de corazón“, se confiesa el cantautor, quién bajo su percepción, nunca antes tuvo la confianza de abrir su corazón y exponerse a si mismo.

Sin embargo, a pesar de todo lo deprimente que pudiese parecer el cuadro, toda estas emociones son plasmadas una vez más, en alucinantes melodías. ‘Elephant’, una de las piezas más ovacionadas en sus shows, es demoledora como el paso de un paquidermo de toneladas y el actual sencillo ‘Feels Like We Only Go Backwards’ se apunta como uno de los mejores temas del año.

Ambicioso en buena forma, alejado de pretensiones y suntuosidad, este trabajo nos lleva, auxiliado por la tecnología, directo al corazón.

Acerca de la pregunta obligada: “Sí, definitivamente pensamos regresar a México y Sudamérica, nos veremos en el 2013“.

Oficialmente “Lonerism“ está desde el pasado 8 de octubre disponible a nivel mundial.