¿Tatuaje a color, o monocromático? #ForeverInked

// Por: Sara Araujo

Jue 23 Marzo, 2017

Durante el proceso de creación de un tatuaje (el primero, el segundo, el que sea), uno de los aspectos a considerar es el color que usarás en tu diseño. Ya sea pura tinta negra, o con una amplia gama de colores, ambos resultados son igual de increíbles. Sin embargo, para estar seguro de la coloración de tu tatuaje, te recomiendo tomar en cuenta las siguientes cuestiones:

Tono de piel: hay ciertas tintas que se pueden perder en ciertos tonos de piel. No es un tema de racismo, ¡son sólo colores!

Tiempo que pasas bajo el sol: como he dicho anteriormente, los rayos del sol pueden desgastar el tatuaje; si se trata de un diseño con colores, es imperativo tomar medidas de cuidado especial.

Tolerancia al dolor: siempre es importante conocerse y conocer la propia tolerancia al dolor, sea el diseño que sea.

Presupuesto: muy sencillo; un tatuaje a color siempre será más costoso.

Ahora bien; éstas no son sugerencias que pretenden influenciar tu decisión final. Ambas opciones son igualmente válidas y ambas tienen beneficios y desventajas:

Por un lado, los tatuajes monocromáticos tienen mejor tolerancia al desgaste con el paso del tiempo. Asimismo, es mucho más sobrio, y puede adaptarse a una mayor variedad de estilos de vida y personalidades. Naturalmente, son menos costosos, toman menos tiempo en realizarse, y son fácilmente vistosos en cualquier tono de piel.

Dado que el negro le da cierta neutralidad al tatuaje, nunca tendrás problema al usar ropa de colores. Desafortunadamente, los tatuajes a una tinta son más populares, por ende, una mayor cantidad de artistas los diseñan, y no siempre son de la mejor calidad. El reto de crear un diseño sin colores implica un mayor conocimiento de espacios, sombreados y enfoque en detalles.

Por otra parte, un tatuaje a color es mucho más vívido, más brillante, y permite un mundo de combinaciones. Abre las opciones y fomenta la creatividad del artista. Este tipo de tatuajes son una buena opción para aquellos que busquen cubrir un diseño previo. Para tonos de piel claros, brindarán un contraste increíble.

Sin embargo, este tipo de diseños son muy delicados, y no se recomiendan para personas que están continuamente expuestos a los rayos del sol; éste causa que los colores pierdan brillo, incluso pueden terminar mezclados entre ellos. El tiempo y dinero invertidos se elevan en comparación con un tatuaje monocromático, y más importante, son mucho más dolorosos.


Teniendo todos estos elementos analizados, el siguiente paso sería acercarse a tu tatuador, y platicar con él/ella tu situación, para así tomar una decisión bien pensada, y que al final del día, te dejará satisfecho. Los artistas podrán darte su punto de vista y ofrecer sugerencias con base en tu color de piel, resistencia al dolor, estilo de vida, etc.