#TIOM: ‘Deliver’ (2014) – Lupe Fiasco

// Por: Staff

Jue 28 Mayo, 2015

Por Santiago Gonzalez Cragnolino
@sgcinefilo

Este año descubrí un video musical que me llamó poderosamente la atención. La sorpresa no se debía a que planteara una forma innovadora de tratar las imágenes sino todo lo contrario. El video de ‘Deliver’ se desmarca del atropello visual de sus pares y utiliza recursos básicos para narrar una pequeña historia. El director Alex Nazari muestra el viaje en bicicleta de un niñito negro que atraviesa su barrio y se mete en un barrio residencial blanco para encontrarse con el hombre del delivery, que no puede llevarle una pizza a la zona prohibida donde vive. El realizador no solo economiza recursos visuales, también ahorra metáforas. No hay rodeos: es un simple relato de discriminación.

Ese video acompaña perfectamente y resalta uno de los grandes valores de la canción de Lupe Fiasco: su aspecto testimonial, su capacidad para develarle a parte de su público una realidad que desconoce. Lo que describe la canción es una práctica habitual para los habitantes de los barrios marginales de su ciudad pero para gran parte de sus oyentes, miembros de clases mejor posicionadas, se trata una costumbre impensada. En ese sentido ‘Deliver’ tiene un valor documental.

La comparación entre el trabajo de un rapero y el de un cineasta documental es tentadora (y no precisamente original), pero en el caso de ‘Deliver’ se presenta otra analogía posible. Desde un comienzo podemos escuchar unas voces que susurran amenazantes sonidos de disparos y una base que se sostiene en un tecladito que recuerda a las ominosas bandas musicales de John Carpenter, autor de “Halloween” (1977), la película que le da el espaldarazo definitivo a la moda de las masacres cinematográficas adolescentes. El estribillo puede escucharse como el reclamo de una comunidad segregada pero también puede ser imaginada como un coro de fantasmas. Con los pies firmemente plantados en la realidad social, Lupe Fiasco juega a rapear una película de terror. Su música sugiere que una y otra no son tan diferentes cómo creemos.