#WARPmagazine presenta: 2014 El recuento de los daños

// Por: Linda Cruz

Mar 13 Enero, 2015

Puede acabar un ciclo escolar, llegar la Semana Santa, el verano o incluso un puente —de esos que abundan en nuestro calendario—, sin embargo, en ningún momento hacemos un “corte de caja” tan drástico como se da en un cambio de año. Pareciera que con el pasar de 2014 a 2015 nuestra vida se transforma, y concertar citas para enero se convierte en un acto impensable, solo tenemos buenos deseos y anhelos en lo personal y profesional. No obstante, es necesario voltear atrás y ver lo que pasó, cómo nos cambiaron los 365 días que han concluido y que, nos guste o no, no podremos repetir jamás.

2014 estuvo marcado por una serie de acontecimientos sociales, políticos, económicos, deportivos e incluso algunos del mundo del entretenimiento que nos hicieron reír, llorar, emocionarnos y enojarnos. No habían pasado muchos días del mes de enero cuando una famosa actriz mexicana fue objeto de burlas y críticas; por supuesto, me refiero a Lucero, a quien apenas unas semanas antes habíamos visto llorar como Magdalena en el Teletón, tratando de tocar nuestros corazones para levantar el teléfono y donar unos cuantos pesos para ayudar a niños con discapacidad, hecho que resultó contradictorio cuando una conocida revista mexicana le dedicó su portada a una serie de fotografías en las que ella, su novio e hijos se mostraban en plena cacería, con rifle en mano y una sonrisa en los labios. El hashtag #LuceroAsesina se convirtió en el primer trending topic de 2014 y lo que podría haber pasado como una anécdota chusca, si Lucero se hubiera disculpado, terminó en una grave crisis que culminó con su renuncia a Televisa y su posterior mudanza a Estados Unidos, evitando así su aparición en el Teletón.

El daño en la imagen de la también cantante fue enorme, pero quizá hoy agradezca que le haya pasado, pues fue el primer año en el que dicho evento estuvo a punto de no superar la meta planteada debido a una serie de escándalos protagonizados por nuestro presidente, Enrique Peña Nieto, y su esposa, Angélica Rivera “La Gaviota”. La desaparición de 43 normalistas en el estado de Guerrero y la adquisición de una casa en la Ciudad de México, cuyo costo —se presume— fue de 86 millones de pesos y que, en palabras de la Primera Dama, le fue transferida por Televisa como parte de un finiquito atribuible al contrato que sostuvo desde 1989 con ellos, desataron lo que fue, sin duda, un horrendo último trimestre del año para la pareja presidencial. Esto y el evidente mal manejo de crisis hizo que miles de mexicanos salieran a las calles a protestar, exigiendo justicia y respuestas. Acto seguido, en un intento por acallar el descontento, funcionarios como el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, declararon cosas inexactas que echaron más leña al fuego, teniendo como cereza del pastel el hoy famoso “ya me cansé” del propio Murillo, pronunciado durante una conferencia de prensa sobre el tema. Según el diario Milenio, el hashtag #YaMeCansé fue mencionado más de cinco millones de veces alrededor del globo y durante tres semanas fue trending topic en Twitter.

robin-williams

Dice Paulo Coelho que “se está muriendo gente que antes no se moría”, pensamiento perfectamente aplicable a los dos fallecimientos más trascendentes del año: Robin Williams y Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”. El primero murió por causas alarmantes, ya que fue encontrado en su casa, ahorcado con su cinturón. Las investigaciones policiales señalaron que Williams sufría de depresión severa y fue justo eso lo que lo llevó a tomar una decisión tan radical, hecho que nos hizo reflexionar sobre cómo una persona que en pantalla nos hacía reír podía pasar por un episodio de esa magnitud. La insensibilidad social respecto al caso recayó en la hija del actor, Zelda, quien fue acosada vía Twitter con fotomontajes que mostraban el cadáver de su padre y que, resulta obvio, provocaron que la joven cerrara su cuenta temporalmente. Ahora bien, quien fuera sumamente exitoso en esta red social (con un cuarto de millón de seguidores a escasas horas de haber abierto la cuenta, en 2011) también falleció este año. “Chespirito”, quien fue enorme influencia para varias generaciones, murió el 28 de noviembre pasado y este suceso fue objeto de varios memes en Internet, siendo uno de ellos el que ponía la cara de “Chabelo” con la frase: “Al final, sólo puede quedar uno”, en referencia a la conocida broma sobre la supuesta inmortalidad de este personaje.

APTOPIX Brazil Soccer WCup Netherlands Mexico

Al hablar del deporte en 2014 es evidente que el suceso del año fue la celebración del Mundial de Futbol, en Brasil. Obviando los grandes problemas políticos por los que atraviesa el país sudamericano —que, irónicamente, reeligió a Dilma Rousseff como presidenta—, millones de personas se conectaron de manera simultánea a los canales de televisión para ver los partidos que culminaron en una inevitable coronación de Alemania, siendo el primer país europeo en ganar este evento en un país americano. Aunque el acontecimiento fue de gran importancia, quizá la victoria de los germanos no será lo que más recordaremos de Brasil 2014, o al menos no la que los llevó a ganar el campeonato, sino la goleada sin piedad que le metieron a la selección local con un marcador de 7-1, sólo superada en la historia por la que le propinó Hungría a El Salvador en el mundial de España 1982 (10 goles por 1). El encuentro entre Alemania y Brasil fue mencionado cerca de 36 millones de veces en Twitter, convirtiéndolo en el más exitoso en conversaciones digitales. Cabe mencionar eso otro que recordaremos como mexicanos, con el famoso #NoEraPenal surgido durante el partido de la Selección Mexicana con Holanda. A pocos minutos de culminar y con clara ventaja futbolística por parte de México, el jugador Arjen Robben finge una caída supuestamente provocada por Rafa Márquez, misma que es marcada como penal y da como resultado la pérdida de la esperanza del tan anhelado “quinto partido”. Hoy, el #NoEraPenal es de dominio internacional e incluso pueden encontrarse playeras sobre el tema en Amazon, por encima de los 15 dólares.

Oscars-Ellen-Group-Selfie

Un recuento de los sucesos más trascendentes de 2014 no puede estar completo si dejamos de hablar de la fotografía más retuiteada en la historia, tomada por Ellen DeGeneres durante la entrega de los premios Oscar y en la que aparecen personajes como Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Kevin Spacey, Brad Pitt, el hermano desconocido de Lupita Nyong’o y, aunque todos la tapan pero hizo un buen intento por salir a cuadro, Liza Minnelli. Esta simple selfie generó más de 3.3 millones de retuits, superando a la fotografía de “Four more years” de Barack Obama, que tuvo únicamente medio millón. La selfie fue un fenómeno digno de análisis semiológicos, pues reflejó, sin querer, el estado de la industria del cine en ese momento y opacó la noticia que en ese mismo evento hizo enorgullecer a miles de mexicanos: la presea por Mejor Director para Alfonso Cuarón, gracias a la cinta “Gravity”.

El siglo que vivimos es aún joven, con un año complicado que se suma a sus anales y que cuenta en su historia la recaptura del Chapo Guzmán, el brote del ébola, la desaparición de un avión de Malaysia Airlines y el fenómeno del Ice Bucket Challenge, hechos que nos hicieron estar atentos y formar un juicio crítico. Hablar de todo lo que ocurrió en tan pocas letras es imposible, por lo que sólo queda esperar a que 2015 sea trascendental para los mexicanos desde un enfoque positivo; basta con que no olvidemos lo vivido porque “quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

***El siglo que vivimos es aún joven, con un año complicado que se suma a sus anales y que cuenta en su historia la recaptura del Chapo Guzmán, el brote del ébola, la desaparición de un avión de Malaysia Airlines y el fenómeno del Ice Bucket Challenge, hechos que nos hicieron estar atentos y formar un juicio crítico. Hablar de todo lo que ocurrió en tan pocas letras es imposible, lo importante es que hayan sido eventos que nos permitan reflexionar y evolucionar. En WARP deseamos que 2015 sea trascendental para los mexicanos desde un enfoque positivo, basta con que no olvidemos lo vivido porque “quien no conoce su historia, está condenado a repetirla”.