#WARPmagazine presenta #TheFashionIssue, Entrevista con Adam Bravin

// Por: Linda Cruz

Mie 10 Diciembre, 2014

Fotos cortesía: Adam Bravin.

“Los músicos y los fotógrafos pueden usar ambos lados del cerebro en orden para crear la perfecta combinación de arte y matemática que resulta en algo bello y especial.” Adam Bravin.

El mundo de la fotografía sirve como un retrato de la realidad en la que vivimos pero concebida a través de una lente, es en ésta donde se logra combinar cierta magia imprevista con la técnica propia del artista, quien a partir de su trabajo puede transmitir todo tipo de emociones y verlas magnificarse al alcanzar a su destinatario.

Uno de estos artífices de la imagen es Adam Bravin, músico, productor, fundador de la difunta dupla She Wants Revenge y actualmente DJ oficial del primer mandatario estadounidense Barack Obama. Adam ha incursionado en el campo de la fotografía en diferentes terrenos, de los retratos a los paisajes, pasando por el fashion y lo editorial. Aunque sin lugar a duda algunas de sus estampas más destacadas son aquellas en las que Bravin retrata imágenes de féminas de diversas características entre las que se incluyen imágenes de algunas de sus amigas más cercanas como Ivy Levan, Sasha Grey, Carmen Electra, Gia Brascia y Brittany Murphy.

Es esta encrucijada entre la música y la fotografía la que nos puso a conversar con el artista, en un encuentro donde la inspiración por la belleza femenina y sus influencias visuales son apenas algunos de los tópicos tratados.

En términos de fotografía, ¿dónde encuentras la inspiración para tus creaciones?

-La inspiración para las fotos que tomo viene de una combinación de todas mis películas favoritas, directores favoritos y escritores favoritos. Todos han contribuido a quién soy como persona y como artista. Siento que he estudiado fotografía viendo directamente películas de tipos como David Lynch, Federico Fellini, Fritz Lang, John Alton, Nicholas Musurara y Ridley Scott. Maestros de la luz. Todo eso combinado con el amor a la mujer y la belleza, tanto interna como externa, me inspiran a crear todas las cosas que hago.

¿Cómo fue el salto de la música a la fotografía? ¿Encuentras similitudes entre los dos campos de trabajo?

-Sólo tomé la cámara un día y comencé a tomar fotos. Nunca tuve lecciones formales, sólo quería una nueva manera de expresarme de forma artística, que no fuera haciendo música. Encuentro que la música y la fotografía son muy similares en un cierto número de maneras. De la forma en la que es más significativa para mí es que ambas formas de arte viven en algún lugar entre el arte y la matemática. Los músicos y los fotógrafos pueden usar ambos lados del cerebro en orden para crear la perfecta combinación de arte y matemática que resulta en algo bello y especial.

Desde tu punto de vista como fotógrafo y músico. ¿Dónde está el punto exacto que define el trabajo profesional y tomar ambos como un hobby?

Aún miro a la fotografía y a la música como hobbies. La definición de hobby es “una actividad regular que se hace por placer”. Nunca he tomado muy en serio nada de lo que hago. Hago música por el amor de hacerlo y ha habido ocasiones que me ha llevado a lugares a los que nunca había imaginado que ésta me llevaría. Creo que la clave es siempre hacer todo lo que hagas artísticamente, por el mismo amor al arte. Una vez que empiezas a pensar cosas fuera del arte, es cuando te encuentras con problemas.

¿Cuál de todas tus series fotográficas amas más y por qué?

Todas las que caen dentro de mi serie Muse porque son fotos de amigas muy especiales que son realmente musas en mi vida. Todas ellas me inspiran de muchas maneras diferentes lo que hace importante para mí capturar lo que significan para mí en fotografías.

También eres un DJ profesional ¿cuál es tu postura ante el criticismo que hay detrás del EDM controlando la escena musical actual?

La música se mueve en ciclos. Cuando la gente se harta de la música con la que no se puede conectar en sentido emocional, se mueven a algo diferente que se los permita. El género al que la gente se refiere como EDM tiene su tiempo y su espacio. Justo como el disco, o el punk rock, o el new wave. Siempre habrá una necesidad por la música que hace que la gente baile, siempre habrá una necesidad por música con alma y corazón.