#WARPPresenta: Entrevista con Danny Elfman, The Nightmare Before Music

// Por: Oscar Adame

Jue 2 noviembre, 2017

Fotos por: Vidal Cruz

Cubierto por máscaras, calaveras y caras pálidas, es como Danny Elfman se ha convertido en uno de los compositores más queridos de la historia del cine.

Su música, influida por el ballet de Tchaikovsky, los experimentos de Bernard Herrman y el minimalismo de Satie, carga con las manías y obsesiones que convirtieron a Tim Burton en un creador incomparable que ha logrado entregar mundos completamente nuevos a un público hambriento de fantasías complejas y emotivas.  

Contrario a Burton, Elfman posee una versatilidad que le permite entrar y salir de otros mundos con facilidad. De la casa Simpson a Desperate Housewives, la acción de Misión Imposible y Hombres de Negro a la introspección de Good Will Hunting, Danny tiene muchas caras y muestra a cada una de ellas con orgullo.

Él nos las mostró en la plática que mantuvimos previo a su celebración de Halloween en la Arena Ciudad de México. Una conversación que se extendió de su trabajo en Justice League a historias de lo que ha vivido debajo de su máscara más famosa: Jack Skellington. Este es un fragmento de la charla, busca la entrevista completa en WARP Magazine 87, disponible en noviembre.

¿Cuál ha sido la experiencia más complicada que has tenido al componer un soundtrack?

Batman fue la película que me planteó el mayor reto porque en ese entonces yo era considerado un compositor para películas cómicas y los productores no me querían por ello. Tuve que ganarme a todos los involucrados pues asumían que no terminaría el proyecto, que no sería capaz y que tendría que ser reemplazado.

En el pasado has dicho que tuviste pensamientos similares cuando compusiste la música para Pee-wee’s Great Adventure ¿Qué fue lo que cambió, te sentías completamente seguro de poder hacer la música de Batman y por ello te aferraste al proyecto?

Fueron situaciones muy distintas. Pee-wee’s Great Adventure no me importó en lo más mínimo, solo quería divertirme, lanzar el trabajo y disfrutar del proceso. De hecho me sorprendió que recibieran el soundtrack y decidieran usarlo.

Batman fue mi décima película y quería hacerla lo mejor que pudiera, quería saber cómo hacer un mejor trabajo. Además sentía que entendía lo que era la película pero tuve que convencer a todos de que lo hacía. De verdad tuve que pelear, fue la experiencia más complicada pero también la más importante de mi carrera.

Estás trabajando en la música de Justice League y se dice que vas a utilizar tu tema de Batman y el de John Williams para Superman…

Lo acabo de terminar, traté de tocar todos los temas que valen la pena colocar. Probablemente haya algo de John Williams por ahí, no te puedo decir pero si escuchas de seguro te darás cuenta, sería hermoso utilizar ese tema porque es icónico. También usé un poco de Wonder Woman de Hanz Zimmer porque es una buena pieza.

¿A dónde iría con Batman?, es como volver con un viejo amigo. Poder volver a abrir el mundo del Hombre Murciélago lo hizo mucho más divertido y emocionante para mí.

Hay cosas nuevas también, música para Cybog, Flash, Justice League, para cada personaje. Fue un gran reto trabajar en esta película, pero fue muy divertido también.

Escribiste las letras de las canciones de The Nightmare Before Christmas; sin embargo, Tim Burton ya había concebido la historia en forma de poema. ¿El poema original de Burton fue una gran influencia para escribir las líricas de la película?

Sí, no utilicé mucho de lo que él había escrito originalmente, pero cuando inicié a trabajar en las canciones él empezó a escribir rimas. Me dejaba frases por aquí y por allá, todas eran muy buenas, por lo que recolecté aquellas frases sueltas y empecé a combinarlas con mis propias rimas para las primeras piezas. En cierto punto tuve que escribir desde cero pero el poema y sus frases me seguían influyendo.

Creo que cuando escribimos rimas Tim y yo compartimos referencias. Él no estaría de acuerdo pero en mi opinión Dr. Seuss es una gran influencia al igual que Alan Gore,  un caricaturista siniestro. 

Algo dentro de mis propias líricas, las letras, el tempo, las convierten en algo muy similar a aquellas del trabajo de Dr. Seuss.