#WARPPresenta: Entrevista con Steven Wilson, las contradicciones de ser un artista

// Por: Staff

Mar 29 mayo, 2018

Por: Nityananda Priya Medina González

Nos hemos sentado a platicar con Steven Wilson, un músico, vocalista, compositor y productor de música, conocido por proyectos como Porcupine Tree, No-Man, Blackfield, Storm Corrosion, I.E.M, Bass Communion y su actual carrera como solista.

Él se ha consolidado como un músico prolífico, su sello musical se puede encontrar en un sin número de proyectos personales, colaboraciones y en la extensa colección de clásicos del rock progresivo que ha remasterizado, es necesario reconocer la amplitud y calidad del trabajo de Steven, ya que es un hombre que ha dedicado su vida a la música, comprometiéndose desde el mensaje de sus proyectos a su realización, desde el punto de vista técnico de la música. Wilson es un erudito de la ingeniería sonora que se inició en el mundo de la música a la temprana edad de 10 años, bajo la influencia de la música de los años 70, teniendo esto en cuenta es fácil entender y poder apreciar mejor su trayectoria.

La recurrencia de temas sombríos y trágicos fue algo que marcó los proyectos más notorios de Steven, ya sea el tema de los trastornos que sufren los adolescentes del siglo XXI en la desconexión de las masas en la era digital de Fear of A Blank Planet (2007), que fue notoriamente influenciada por la novela Lunar Park (2006) del escritor Bret Easton Ellis, o los prominentes tintes de nostalgia manchados con aflicción que podemos encontrar en álbumes como el homónimo de Blackfield (2004) o The Raven That Refused To Sing And Other Stories (2013), del cual se ha tomado a una canción (‘Drive Home’) como inspiración y plantilla para desarrollar el videojuego The Last Day of June, el cual recibió su propia banda sonora. El mensaje de este proyecto es muy claro y hace eco a las historias que nos cuenta Steven, la pérdida de un ser querido y el inevitable arrepentimiento de no poder “arreglar” el pasado.

De alguna manera me gustaría pensar que esta música es el mejor acompañante de aquellos que la pueden reconocer y hacerla suya, es cierto que Steven crea material para su propia satisfacción, pero nos orilla a llegar a cierta introspección que nos permite identificarnos íntimamente.

Su música nos habla sobre la complejidad del ser humano, de la ambigüedad de los valores morales y la problemática en la que nos vemos envueltos. La habilidad que posee para empatizar le permite narrar historias desde el lugar de un sin número de personajes distintos, desde historias verídicas como lo fue Hand. Cannot. Erase. (2015), hasta los paisajes sonoros, abstractos y surreales a los que nos guía con su colección de Unreleased Electronic Music (Vol. I) y en cierta familiaridad con el trabajo realizado en Bass Communion.

Entrevista

Me gustaría hablar acerca de la trayectoria sentimental que ha tomado tu música, desde hace muchos años se caracterizado por ser obscura y hablar de temas como la pérdida o el arrepentimiento, pero repentinamente ha tomado un camino alegre. ¿Las historias que cuentas están inspiradas por personajes ajenos a ti, son personales, eres la voz de otras personas?

Cuando empiezas a analizar de dónde vienen estas canciones se convierte en algo muy complejo, porque para mí una canción, una obra de arte, una obra creativa, es una combinación de tantas cosas distintas, es una combinación de nuestras experiencias, lo que vemos en las noticias, cosas que hemos robado de películas, otras canciones, y a propósito, si alguien te dice que no ha robado algo de otras canciones está mintiendo, porque ahora todos compartimos el mismo vocabulario musical que se encuentra muy bien establecido, así que todos estamos robando algo de otros, de las películas que vemos, de lo que nos rodea.

Nos basamos en nuestras propias vivencias, pero no se limita únicamente a nuestras historias, sino también las de nuestros amigos, familia, asi que en mi caso todas estas cosas van en un crisol de ideas que se convierten en canciones. No te puedo decir con exactitud cuáles partes son autobiográficas y cuáles no lo son, pero creo que lo más importante es que todas estas cosas están filtradas a través de mi perspectiva, y creo que la perspectiva es algo único para cada uno de nosotros.

Es interesante, porque todos hablamos de una “verdad” y esta palabra, mi nuevo disco se trata en gran parte de la naturaleza de la verdad ¿qué es la verdad? nosotros los humanos usamos mucho esta palabra y me pregunto si en realidad existe porque yo pienso que la verdad es algo…

…¿Subjetivo?

Exactamente, pero entonces, ¿cómo puede ser subjetiva? Eso sería un oxímoron, ¿cierto?

Bueno, es algo que se basa en la percepción

Precisamente, así que en realidad es más bien percepción, no es una “verdad”, una verdad sería una realidad única y absoluta, pero si cada quien posee su propia verdad, entonces eso no puede ser una verdad, es más bien percepción. Creo que eso es parte del trabajo de un artista, de algún modo es percibir al mundo en su propia manera y presentársela a los demás casi como si levantaras un espejo frente a la gente, si se logran reconocer a sí mismos en el reflejo y pueden empatizar con lo que intentas decir entonces así  involucras a las personas.

Hablando de una “verdad absoluta”, esta es una de las descripciones usadas para referirse a Dios, en varias religiones él es presentado como la verdad absoluta. Has hablado en ocasiones pasadas acerca de Dios, pero dime, ¿cuál es tu visión personal? Dejando todas las religiones de lado, todos tenemos necesidades espirituales, así que en este caso Dios también se vuelve algo subjetivo.

Sí, mi creencia personal es que Dios es una manifestación de las inseguridades de la raza humana y eso es una gran cosa que decir, es bastante pretencioso, pero ojalá que entiendas lo que trato de decir, me refiero a que el humano en sus dos millones de años de existencia, o tanto como haya sido, se ha sentido muy inseguro del universo que le rodea y el planeta que habita, que no ha entendido su funcionamiento, así que se ha inventado este mito de un creador y de cierta manera nos ha funcionado muy bien, porque aún si no lo crees de manera literal, y yo obviamente no creo en esto de forma literal, creo en que existe un núcleo en espíritu, un conjunto de reglas que nos dan un compás moral.

El problema que tengo con la religión organizada es que le atribuyen todo lo bueno que sucede a Dios, y todo lo malo a la humanidad, y claramente eso es demasiado simplista, somos criaturas muy complejas, no creo que necesitemos del mito de Dios para tener un sentido innato de moralidad, todos sabemos, tengamos un Dios o no, qué es bueno y qué es malo, yo no creo que sea necesario ir a la iglesia cada Domingo para que te digan cómo hacer el bien y no hacer el mal, todos estamos conscientes de lo que eso significa. Es gracioso porque todos usamos estas frases como “ruego que esto suceda” o “Dios no quiera que esto suceda” y en muchas maneras esto es como el concepto de la verdad, es una entidad abstracta que yo sé en mi corazón que no existe, pero sirve un propósito ¿tiene sentido esto? la idea de la verdad.

Por supuesto, es una necesidad, nos otorga certeza

Bueno, yo creo que todos necesitamos llenar un vacío, pienso que todos nacemos como recipientes vacíos y tenemos que llenarlo con algo que nos de un propósito y significado, para mí ha sido posible llenar mi vida con música, así que yo podría decir, estirando un poco el sentido de la palabra, que la música es mi Dios. Es la cosa que me da propósito, es lo que me brinda un compás moral, que me hace ser una mejor persona, es la cosa que, a falta de un mejor término, me da un alma. Existen muchas personas que escogen encontrar a Dios, su propio Dios, de diferentes formas, ya sea siendo enfermeros o maestros, creando una familia, o siendo grandes deportistas. Creo que de cierta manera Dios se convierte en el sinónimo de la cosa que nos llena, nos da un alma y un propósito.

Hablando de influencias, ¿permites tus influencias permeen tu música o intentas evitarlo?

Eso es una buena pregunta, como he dicho antes, es muy complicado crear música sin utilizar este vocabulario musical ya establecido, es difícil crear algo que las personas no hayan escuchado antes y es algo a lo que me adhiero, de cierta forma. Yo acepto que cualquier cosa que haga va a recordarle a la gente de otras cosas que ya han escuchado, porque, en efecto soy la suma de las influencias que tengo, y de vez en cuando estas se manifiestan, tal vez no de manera consciente, sino inconsciente.

Lo que diría es que esto nos remonta de nuevo a la idea de personalidad, yo procuro dotar todo mi trabajo con suficiente personalidad como para que alguien pueda escuchar la influencia, pero no importa porque la personalidad trasciende la influencia. Creo que es imposible evadir a mis influencias y además la gente sabe cuáles son ¿sabes? y las pueden escuchar claramente, pero a mí me gusta pensar que la gente puede escuchar una de mis piezas y decir, -“Eso suena como el trabajo de Steven Wilson”-, y creo que me he ganado el derecho de esperar esto de mis seguidores tras 25 años de carrera.

A pesar de que has sido tan diverso, lo que haces es muy impredecible

¡Eso espero! Creo que aunque cada pieza sea identificable individualmente, se pueden rastrear sus raíces, su proveniencia, el acervo general de mi trabajo cuenta una historia de algo único y singular, no conozco a muchas personas activas en la música pop o rock que toquen todas las bases musicales a las que yo he llegado. No estoy diciendo que esto me haga mejor, simplemente es un hecho, y desearía que sí hubiera gente que abarcara desde música de ambiente, noise, pop puro hasta metal.

Cuando me pongo a pensar en mi catálogo personal y todos los diferentes estilos que he visitado es algo bastante loco, es difícil para mí imaginarme un fan al que le pudiera agradar todo mi trabajo, pero evidentemente existen unas cuantas personas que han seguido todos mis actos musicales diferentes, lo cual es asombroso.

¿Tienes algún lugar en particular en mente que te gustaría explorar, musicalmente hablando?

Definitivamente, ya he comenzado a escribir mi próximo álbum y de nuevo será algo muy diferente, tengo una gama variada de influencias, como dices, y es por ello que nunca me encuentro falto de ideas con respecto a cosas que podría hacer y nunca he intentado antes, no voy a decir qué es lo que estoy haciendo porque podría ser algo precipitado y no quiero revelarlo aún, pero de nuevo he tomado una dirección distinta.

Creo que una cosa de la que me he percatado a lo largo de los años es que si no estoy constantemente enajenando a una porción de mi audiencia con cada nuevo lanzamiento entonces probablemente no estoy haciendo lo correcto, en el sentido que parte del contrato de tener una base establecida de seguidores es confrontar sus expectativas, no las abasteces, y me gusta esa idea, todos los artistas que admiro; quiero decir, hemos hablado de mis influencias, y a gente como Kate Bush, David Bowie, Prince, Frank Zappa, Neil Young, estos son artistas que nunca hicieron realmente lo que sus fans esperaban y quizás querían que hicieran, porque el problema de tener fans es que generalmente a ellos les haría feliz que uno siguiera repitiendo la única cosa que a ellos les ha gustado más, así que ellos tendrán un álbum preferido y su idea será que sigas produciendo variantes de ese álbum.

Pero eso no es lo que un artista supone que debe de hacer ¿correcto? yo no creo que Picasso haya pintado para complacer a la gente, para mí una parte del compromiso con el arte y la base de seguidores es decirles que -“los voy a defraudar, alguna vez los voy a decepcionar, a veces los invitaré a venir conmigo a algún lugar y es posible que no me quieran acompañar, pero yo espero que sí“-.

Generalmente en mi carrera podría decir que ha sido un 90% de las ocasiones cuando mis fans han decidido seguirme, y un 10% de los que he perdido en el camino, pero consigo 20-30% nuevos fans cada vez que me aventuro en una nueva dirección, así que puedo decir que he corrido con mucha suerte, con la manera en que se ha desenvuelto mi carrera, pero es muy importante para mí el siempre sentir esa noción de cambio y evolución, eso es lo que busco en este momento y creo que he encontrado mi dirección a seguir.

Así que de alguna manera estás en búsqueda de un público nuevo por conquistar

Ser un músico es algo muy peculiar, lleno de contradicciones, ser un artista es algo raro, igualmente lleno de contradicciones, ser un pintor, escritor, novelista, músico etc. significa en realidad ser alguien muy egoísta, y tengo que recalcar aquí la distinción entre un intérprete y un artista, un intérprete es alguien que se fija en qué es lo que la gente quiere e intenta dárselo, y de nuevo, sin afán de sonar pretencioso, un artista es alguien que tiene la vocación de crear algo, que poseen algo en sí mismos que deben expresar, ya sea a través de la música, escribiendo, pintando o lo que sea. Creo que si vas a hacerlo de manera apropiada debes hacerlo sólo para ti mismo, tienes que crear tu trabajo en un espacio más allá de las preocupaciones de managers, disqueras y mucho menos pensar en qué es lo que los fans quieren; pero aquí es donde se convierte en una verdadera contradicción, una vez que has hecho tu trabajo, tienes que venderlo. Así que tienes que jugar ese juego.

La manera en la cual lo racionalizo es que yo creo mi música en un ambiente completamente hermético, lo hago sólo para complacerme a mí mismo, pero una vez que he terminado mi álbum o canción me siento muy contento de tomar un asiento y ponerme a charlar con la disquera o manager y poder decir, -“Okay, ¿cómo podemos alcanzar a un público para esto? ¿cómo podemos vender esto?”-. He trabajado muy duro para llegar hasta este punto para haber alcanzado a un público, y estoy tan frustrado como cualquier otra persona si fracaso en mi búsqueda, pero debo aceptar que lo que he hecho en términos musicales ha sido completamente egoísta, con nada de consideración por mi audiencia.

Esta eterna contradicción es una constante y creo que esta es la verdad de todas las artes, no puedes crearlo para complacer a otros, bueno, sí puedes pero entonces te conviertes en un intérprete, si eres un artista genuino lo harás para tí mismo y existe una inclinación natural a querer compartirlo con cuanta gente sea posible, si crees en algo, así que básicamente estoy atrapado en ese constante conflicto todo el tiempo.

¿Alguna vez cruza por tu cabeza el alcance que ha obtenido tu música? quizás en pequeñas interacciones cotidianas, cosas ajenas a ti. ¿Nunca te preguntas qué tan grande ha sido el impacto de tu música en las personas?

Bueno, es algo asombroso. Una de las cosas acerca de viajar por todo el mundo como lo hago ahora, y el hecho es que existen muchos mercados en el mundo en los que no puedes vender discos, México es uno de esos lugares, en realidad no puedes vender discos aquí, quiero decir,  hay un puñado de gente que compra discos, pero digamos por ejemplo India; ¡nadie en India compra discos, nadie! , pero he visitado India un par de veces y es alucinante la cantidad de gente que parece estar profundamente involucrada,  provienen de una cultura completamente diferente y le han encontrado tanto significado a esta música. Eso me parece increíble, es algo extraordinario, y estoy constantemente siendo confrontado por ese tipo de situaciones.

Tú dices “pequeñas cosas” sí, hay gente que tiene a personajes de mis canciones tatuados en su cuerpo e inclusive mi cara. Eso para mi es impresionante porque para mi la idea de “celebridad” es algo bastante absurdo, y desafortunadamente vivimos en un mundo en el que el concepto de celebridad es muy sobrevalorado, es algo ridículo, la noción entera de celebridad, porque puedes escribir unas canciones o actuar un poco y puedes ser elevado a un estatuto de semidiós, pero eso es lo que nuestra sociedad hace.

Me refiero a que yo sólo escribo canciones, no es nada especial en realidad, es una habilidad más, como la de cualquier otra persona, pero existe gente que se siente tan conmovida por esas canciones que los encuentro literalmente temblando cuando se me acercan a presentarse y yo siempre me he sentido un poco… incómodo, aún no ha cobrado sentido para mi, pero al mismo tiempo ¡tiene sentido! porque yo sé que si conociera a Prince, David Bowie, o Kate Bush (dos de ellos se han ido tristemente) pero yo sé que actuaría de la misma manera, me encontraría temblando, sudando, estaría completamente estupefacto, así que por eso entiendo más o menos esa parte del nexo entre un creador y un fan, pero aún así nunca me he acostumbrado a ello.

Muy bien, esto está un poco fuera de tema pero ha surgido el rumor de que Mike Portnoy tenía intenciones de colaborar contigo. ¿Alguna vez hubo discusiones de realizar una colaboración?

Hace un largo tiempo, creo, tuve un proyecto con un hombre llamado Mikael Åkerfeldt, miembro de una banda llamada Opeth, y hablamos de hacer un disco juntos, pero al final no lo hicimos, creo que Mike estaba muy dispuesto a ser el baterista en ese proyecto, pero al final nos decidimos a hacer algo que en realidad no necesitaría percusiones, o guitarra en ese asunto.

De alguna manera hemos regresado a algo de lo que hablamos antes, esperar lo inesperado, no les des a los fans lo que esperan, yo pienso que cuando Mikael y yo comenzamos a trabajar juntos la gente se hizo de esta idea de que crearíamos una superbanda de metal progresivo, y Mike Portnoy debió haber caído bajo esa misma impresión, y de hecho nosotros queríamos hacer completamente lo opuesto a eso, y lo hicimos, el producto fue un álbum (Storm Corrosion 2012) muy extraño, surreal y casi cae en el género de chamber folk, fue precisamente en dirección contraria a las expectativas de nuestro público, y eso nos emocionaba mucho, la idea de enfrentar sus expectativas, en lugar de ceder a ellas, en resumen, desafortunadamente para Mike, no necesitamos un baterista para ese proyecto, esa es la única vez que puedo recordar haber hablado con Mike al respecto, y de hecho no he hablado con él hace varios años, pero sí, esa fue la vez que más se acercó a concretarse.

English Feature

N: I’d like to discuss the sentimental course your music has taken, upon the last few years, your music has been characterized for being really dark, dealing with sentiments of sorrow, regret, but suddenly it has taken a very lively turn… is your music inspired by stories that are alien to you? are they personal? are you the voice of other people?

S: The thing is, when you start trying to analyze where songs come from it becomes very complicated because, a song is kind of, for me anyway, a song or a piece of art, piece of creativity is a combination of so many different things, is a combination of your experience, what you see in the news, things you’ve stolen from movies and other songs, and by the way, if any artist tell you they don’t steal from other songs, they’re lying, we all do, because we all have a shared musical vocabulary now, and that music vocabulary is well established, so we’re all  stealing from each other, so we steal stuff from movies, we steal stuff from books, from films, from news, from what’s going around us and we also rely on our own experience, our own history, and not only our own history and own experience but the history and experience of our friends! and our family, so in my case all of those things kind of go into this big kind of melting pot, and they come out as songs, and I can’t tell you exactly which bits are autobiographical and which bits are not, but the most important thing is that they’re all filtered through my perspective, and I think perspective is a thing that is very unique to every single one of us.

See, it’s interesting, cause we talk about truth and this word… a lot of my new album is about the nature of truth, and what is truth, and we, human beings use the word “truth” a lot and I wonder if it really exists, because I think truth is always something…

N:… Subjective

S: Exactly. So, but how can truth be subjective?  that’s an oxymoron, isn’t it.

N: Well, it’s based off perception.

S: Exactly, so what it really is is perception, it’s not truth, a truth is an absolute, singular reality, but if we all have our own truth, then that’s not truth, is it? that’s perception, and I think that’s part of an artist’s job in a way, it’s just to perceive the world in their own unique way, and present it to other people almost like hold it up as a mirror and if people recognize themselves in that mirror and they empathize with what you’re talking about then that’s when you start to engage people.

N: Absolutely, Speaking about “absolute truth” this is one of the descriptions that is given to God, in many religions, he is presented as _the_ absolute truth, you have spoken about God before… what is your personal view? All religion aside, we all have spiritual needs, so God, is also subjective.

S: Yes, my own belief is that God is a manifestation of the insecurity of the human race, that’s a very grand thing to say, that’s very pretentious thing to say, but hopefully you understand what I mean by that, I think basically man over the two million years or however long we’re been on the planet has been very insecure about the universe that we inhabit, about the planet we inhabit, not understood many things. So we’ve created this myth of a creator, and in a way it kind of serves us quite well, because even if you don’t believe it quite literally, and obviously I don’t believe it literally, I believe there is something that is a core kind of spirit a core kind of set of morals, that I think we all agree are right, and that gives us our moral compass.

See, the problem I have with a lot of religions, organized religions, is that they attribute everything good that happens to God, and everything bad that happens to Human beings, and clearly that’s far too simplistic and we are very complex creatures, and I don’t believe we need  the myth of God to have a innate moral sense, we all know wether we have God or not, what’s right and what’s wrong, i don’t believe you need to be told in church every Sunday what’s right and what’s wrong, we all know that, so God for me… you know, it’s funny because we all use these words, I do too, I find myself using words like, -“I pray that this is going to happen”-, or, -“God forbid that this is going to happen”-, in many ways, it is like truth! it’s an abstract entity that I know in my heart doesn’t really exist but it serves a purpose, does that make sense? the idea of truth.

N: Yes, it’s a need, it grants us certainty

S: Well, I think we all need to fill a hole, I think we’re all born like empty vessels and we have to fill that hole with something it gives our lives some purpose and meaning, for me  obviously, I’ve done that with music, so I could say, stretching the definition slightly that music is my God. It’s the thing that gives me purpose, it’s the thing that gives me a moral compass, it’s the thing that I think makes me a better person, it’s the thing that, for want of a better word, gives me a soul.

And there are many people who choose to find God, their own God in many different ways, wether it’s being nurses or teachers, or raising a family or being great sportsmen. I think in a way this is, God becomes a synonym for the thing  that fills our live and gives us a soul, and gives us a purpose.

N: Fair enough, speaking about influences, do you try to let your influences permeate your music, or do you avoid it?

S: That’s a very good question, I think as I’ve said before, it’s very hard now to make music without essentially drawing on a very well established musical vocabulary, it’s hard  to do anything which people haven’t heard before, it’s hard to do something which doesn’t remind people of something else, I kind of embrace that in a way, because I accept that anything I do is going to remind people of something, because of course I am the sum of my influences and sometimes those influences come out, maybe not even consciously, they come out subconsciously, sometimes they do come out consciously.

What I would say is I try, see again, this comes back to this idea of personality, I try to give everything I do enough of a personality so that perhaps somebody can hear the influences but it doesn’t matter because somehow the personality transcends the influences. I think it’s impossible to avoid influences in a way, people know what my influences are, and they can hear them clearly, but I like to think ultimately they come away from listening to my music and say, -“that sounds like a piece of Steven Wilson music”-, and I think I’ve earned the right after 25 years to be able to expect that from my fans.

N: Even though you’re so varied, what you’ve done is pretty unpredictable.

S: I hope so! I think even if each individual piece of music is easy to identify, maybe the roots that it comes from the overall body of work, I think tells a story of something quite unique. I don’t know many people active in music, in pop music, or rock music that touches all the music bases that I do. I’m not saying it makes me better, it’s just a fact. I wish I did know more people that did everything, from ambient and noise music to pure pop to metal, when I think of my catalogue and all the different music styles I’ve kind of visited it’s pretty crazy really.

It’s difficult for me to imagine a fan that would like all of them, but there are evidently a few people that  kind of follow all of my different musical acts, which is amazing.

N: Anywhere in particular you’d like to explore, that you’ve got in mind right now? musically speaking

S: Absolutely, I’ve already started writing my next record and its going to be very different again, I have a very wide range of influences, as you say, and so I’m never short of ideas about things I could do that I haven’t done before, I’m not gonna say what I’m doing now cause it’s still early and I don’t want to give it away but I’m going in a  very different direction again.

I think one of the things I’ve found over the years is that if I’m not alienating part of my audience with each record, then I’m probably not doing the right thing. In a sense, that part of the deal or contract of having a fan base is that you confront their expectations, you don’t simply cater for them, and I like that idea, all the artist I like, I mean, we talked about my influences, people like Kate Bush, David Bowie, Prince, Frank Zappa, Neil Young, these are artists that never kind of do exactly what their fans expect them to, and perhaps what their fans want them to, cause the problem with having fans, is that generally would like you to keep repeating the thing that they like the most about what you do, so they’ll have a favourite album and their idea of this thing is that you keep doing variations of that album, but that’s not what an artist is supposed to do, is it?

I don’t believe Picasso painted paintings to please other people. To me, part of the artistic contract with the arts and the fanbase is that, -“I’m going to let you down, sometimes I’m going to disappoint you, sometimes I’m going to usher you to go with me somewhere and you might not want to go with me but hopefully you will”-, and generally in my career it’s been, I would say 90% of the time the fans do go with me, and the 10% fall away, but I get 20-30% new fans from what I’m doing, so I think I’ve been quite lucky in the way my career has unfolded but it’s very important to me to always feel that sense of change and evolution, that’s what I’m looking for right now, and I think I’ve found a new direction.

N: So you’re looking for a an audience to conquer, through your own work.

S: Being a musician is a really odd thing, full of contradictions, being an artist is an odd thing, full of contradictions, because being an artist, painter, writer, novelist, musician, means actually being really selfish and I’m making a distinction here from being an entertainer and being an artist.

An entertainer is a different thing, it’s someone who looks at what people want and tries to give it to them, and an artist is someone who, again without wanting to sound too pretentious about it, is someone who has a vocation to do something, has something within them they have to express with music, or writing, or painting, or whatever it is. and I think if you’re going to do that properly you have to do it only for yourself. You have to create your work in a kind of vacuum without thinking of managers, record companies, and least of all thinking about what your fans want. but, and this is where it becomes a real contradiction, once you’ve done that you have to sell it, and so, you have to play the games.

The way I kind of rationalize it to myself is that I make the music in a complete vacuum, I make it only to please myself but once I’ve finished an album or a song I’m very happy to sit down with the record company or management and say, -“okay, how can we reach an audience with this? how can we sell this to the audience?“-, and I’ve worked very hard at that point to try and reach an audience, and I’m as frustrated as anyone if I fail to reach that audience, but I have to acknowledge that what I’ve done in musical terms is completely selfish, with no consideration at all for an audience so there’s this complete contradiction going on all the time, and I think that’s true of all art, you can’t make it to please other people, well, you can but then you become an entertainer, if you’re really an artist you can’t make it to please other people, but at the same time there’s a natural inclination if you believe in something, to want to share it with as many  people as possible, so I’m kind of going through that whole thing, you know, all the time, yeah.

 

N: Does a tickling thought of the impact of your music, you know, in little every day interactions, completely alien to you, ever cross your mind? do you ever wonder how far your music has influenced other people?

S: Well, it’s amazing, you know, one of the things about traveling all over the world as I do now, and you know there are many markets in the world now where you can’t sell records, Mexico is one of them, can’t really sell records here, I mean there’s a few people here that buy records but, like for example, India: no one in India buys records! No one, but I’ve been to India a couple of times now and it’s insane how, firstly, how many people there are that seem to be so deeply engaged in the music and secondly that people from a completely different culture, different part of the world, have found so much meaning in the music and that’s amazing, that’s so extraordinary, and I’m confronted with those kinds of things, and you say “little things”.

You know, people have got characters from my songs tattooed on their bodies, or even my face!, that’s extraordinary because the whole idea of celebrity is kind of absurd, it is absurd, unfortunately we live in a world where celebrity is valued very highly and it’s ridiculous, the whole notion of celebrity, cause you can write some songs, or you can act a bit, you should somehow be raised to this level of demi-God but that’s what our society does, and I see people doing that with me! and I think it’s absurd, I mean, I just write songs, that’s nothing special really, it’s just a skill like anyone else’s skill, but there are people that are so moved and touched by those songs that they’re literally shaking when they come up to meet me, and I’ve always felt that kind of… slightly uncomfortable, it still doesn’t really… it doesn’t make sense to me, but it does because I know that if I met Prince, or David Bowie, or Kate Bush, two of those three are now gone unfortunately but I know I would be the same, I’d be sweating, I’d be shaking, I’d be in awe, so I do understand that kind of contract that you have in a way between being a fan and being a creator, but I never get used to it.

N: Okay this one’s a bit out of subject but there has been word from Mike Portnoy wanting to collaborate with you, has there ever been discussions about this?

S: Well, a long time ago I think, I had a project with a guy named Mikael Åkerfeldt, from a band called Opeth, and we talked about doing an album together and we didn’t end up making an album together. I think Mike was very keen to be the drummer in that but in the end we decided we wanted to do something that wouldn’t really involve drums, or heavy guitar for that matter, in a way this comes back to something we were talking about earlier, you know, expect the unexpected, don’t just give the fans what they expect.

I think when myself and Mikael started working together, people had this idea we were going to make some progressive metal supergroup and I think Mike Portnoy had that idea too and in fact we wanted to do the complete opposite and we did, me made a very kind of strange surreal almost chamber folk record, and it was the complete opposite of what people would’ve expected, but that excited us, that idea of doing something to confront their expectations, rather than just giving people what they wanted, so unfortunately for Mike we just didn’t really need a drummer for that project, that’s the only time I can remember really talking to Mike, I haven’t spoken to Mike for many years now, but I think that time (was the closest) to happening.