Entrevista a la banda chilena Protistas: un crecimiento gradual

// Por: WARPcr

Jue 9 mayo, 2013

Foto por Juan Pablo Caraballo

Quizá el adjetivo más indicado para explicar la evolución de Protistas es la palabra “gradual”. Sin embargo, en el último año, esta banda chilena ha experimentado varios cambios.

Me explico. Este grupo pasó de ser una forma de pasarla bien de Álvaro Solar (voz y guitarra) y Andrés Acevedo (batería), otro guitarrista, Francisco Marín y finalmente un bajista, Alejandro Palacios. Recientemente, Marín partió, pero Julián Salas tomó su lugar y Sebastián Grez, tecladista, también se unió a la banda. En el último año Protistas ha lanzado un LP aclamado por la crítica –Las Cruces (2012)–, tuvo una minigira por EE.UU. y México y participó en Lollapalooza Chile.

Su participación en este festival les valió mucha atención de medios locales como Twitsessions y this is Chile que los tildaron de “fabulosos” y “mágicos”.

Protistas existe como bandas desde el 2008, y al momento cuentan con dos materiales de estudio: Nortinas War en 2010, que ellos mismos grabaron (descárguenlo aquí) y Las Cruces, (descárguenlo aquí) en el cual trabajaron de la mano de Andrés Nusser, compatriota y colega, miembro de Astro.

Nuestro colaborador Carlos Soto conversó con Álvaro Solar, quien afirmó que ahora la mira está en visitar más lugares y componer un nuevo material que, tentativamente, podría estarse grabando a final de este año.

*          *          *

Los inicios de Protistas se remontan a un par de amigos tocando juntos en una casa, jugando con los instrumentos podría decirse, hasta que gradualmente la banda creció.

Claro, empezamos tocando con el Andrés (baterista) partiendo del folk, haciendo algo súper desenchufado y con el tiempo cada vez estamos más rockeros, de alguna forma, como que partimos de lo no eléctrico y hemos ido aprendiendo a hacer música con la electricidad.

Tocábamos para pasarla bien haciendo música sin más expectativas que eso, disfrutar lo rico que es tocar música y compartir con los amigos. Poco a poco se fue formando una cosa más formal, una banda.

Han experimentado varios cambios de alineación recientemente y cambiar de músicos es algo más que cambiar la lista de integrantes: es tener cambios entre las personalidades. ¿Cómo ha sido el proceso de adaptación?

Bueno, el Pancho, el anterior guitarrista era mi amigo, sigue siéndolo. Yo he tenido muchas bandas con él y entonces cuando se fue se volvió complicado saber qué iba a pasar, porque teníamos una dinámica de componer súper intuitiva, pero en ese sentido, Julián, nuevo guitarrista, tiene la suficiente personalidad como para sentirse cómodo con la banda. Ahora estamos empezando a componer para un próximo disco y nos ha ido bastante bien.

Obviamente los cambios de integrantes van variando un poco el sonido, pero siempre se mantiene la esencia. Ya hemos tocado en vivo algunas canciones nuevas como ‘Historia Natural’ y ‘Ojos Favoritos’ que la gente las ha recibido bien.

En un inicio exploraron con el folk e incluso rock instrumental, pero ahora esta esencia que menciona les asocia más con el pop. ¿Se debe este acercamiento a su trabajo junto a Andrés Nusser (Astro) en Las Cruces?

En términos de sonido, Andrés tiene un acercamiento a lo pop que igual yo no sé si sea tan pop como se cree; el sonido de Astro tiene algo de experimental, creo yo. La esencia pop de Protistas al pop tiene que ver más como con un acercamiento a la música pop de los años 60s, un rescate si se quiere, de esa música pop antigua.

La banda fue evolucionando de algo más especulativo o experimental a un disco como Las Cruces que es más de canciones que de un sonido más expansivo o coherente. Ahora tratamos de mezclar esos dos mundos, rescatar ese sonido expansivo y rescatar la melodía también, la estructura pop musical.

Al trabajar con Andrés aprendimos también algunas cosas de sonido. Eso también nos ha ayudado a ver hacia dónde queremos ir en esos términos.

¿Piensan repetir, volver a trabajar con él como productor?

Estamos tranquilos. En este momento trabajamos en sala de ensayo y cuando tengamos un número de temas suficiente como para pensar en ya grabar un disco e ir un estudio, ahí veremos qué pasa con Andrés. Igual hemos conversado de trabajar de nuevo juntos y vamos a ver qué pasa de aquí a fin de año, creo.

Se podría decir que Protistas es parte de un movimiento de música chilena que está cautivando al público local y el que está fuera de sus fronteras. ¿Siente que hay un renacer de la música en su país?

Creo que en algún momento toda la música que se producía en Chile sonaba parecida, hace unos años atrás. Hoy en día, lo valioso, es que todas estas propuestas son muy diferentes una de las otras y eso se debe también a que hay músicos ambiciones que están buscando una voz propia. Hay muchos chicos y muchas bandas que no son conocidos ni siquiera acá en Chile que también están haciendo cosas muy interesantes.

La idea de Chile como un buen productor de música pop es un poco peligrosa porque si bien se está haciendo algo muy fino en términos de pop, también hay otros estilos musicales que necesitan más espacio o atención a nivel nacional.

En algún momento usted habló de una “manera chilena de hacer música” y creo que relacionaba eso con la nostalgia.

Sí, creo que me refería a que la música chilena suele tener un tono melancólico. Yo a veces culpo las condiciones geográficas que tiene Chile, que estamos un poquito aislados del resto de América porque estamos al final, porque tenemos la Cordillera de los Andes, el mar… tal vez somos una especie de isla, en ese sentido. Y eso genera una actitud frente a la vida que es como un poco que no sólo es melancólica, es como taciturna. Tampoco es tan así, hay música de todo tipo, de hecho acá en Chile a la cumbia le va muy bien, ¿cachai? Pero si te pones a escuchar la música de Violeta Parra o Víctor Jara o a Los Tres y Gepe, sí se siente como que en general hay un tono que tiene un poco como de lamento.

¿Qué tanto influye la política en la música de Protistas? Imagino que las políticas actuales y tener en su historia una dictadura algo debe de afectar también.

Nosotros somos parte de una generación que no vivió ese proceso en primera persona. Somos hijos de la democracia. Pero, ciertamente hay una historia no cerrada sobre este asunto y de ese modo puede que se genere disconformidad frente a ciertos planteamientos del Estado que de alguna manera llegan a pesar en la música de quienes estamos en esto en este momento.

¿Qué les dejó la pequeña gira por México y EE.UU. que hicieron en marzo de este año?

En general la pasamos bastante bien. Yo iba también de guitarrista con el Gepe, entonces tenía bastante trabajo, pero la gente fue muy buena onda, nos recibieron bien. Lamentablemente no pudimos tocar algunas de las fechas que teníamos programadas en el D.F. porque murió mi papá y tuve que regresarme, pero fue una experiencia bastante provechosa.

Protistas 2013 (1)

Foto por Juan Pablo Caraballo.

No quiero caer en el cliché de preguntar dónde salen los temas de las piezas, pero, ¿cómo determinas qué letra debe ir en una pieza? ¿Cómo elegir el tema? Porque Protistas habla desde la guerra hasta las separaciones familiares…

Esas son cosas que yo no decido en la sala de ensayo si no en la casa. De alguna manera creo que el proceso de crear una canción es similar al proceso de llegar a creer en algo. Si no creo en la canción, puede que me llegue a incomodar cantarla. Tengo que estar muy consciente de la forma en que se relacionan la voz y la letra, y tienes que dar un punto de vista propio, basado en experiencias personales, para hablar de ese algo en específico.

¿Como al elaborar un ensayo?

Pues una cosa así (ríe). Hay que entrar en otra frecuencia lingüística, porque tienes que estar conectado con la canción, sentir. La composición de una letra es un proceso distinto al de la literatura, incluso que el de la poesía.

Para terminar, tomando en consideración que el cambio ha sido la constante este año, ¿qué le espera a la banda? ¿Cuál será el siguiente paso?

Internacionalizarnos un poco más. Salir más (de Chile) y que la banda se dé a conocer en otros países. Tenemos pensado lanzar un nuevo sencillo de Las Cruces y bueno, seguir trabajando en nuevo material… visitar Costa Rica, ¿por qué no? (ríe).