Entrevista con Manú Charritton de Carmen Costa #Bandsyouneedtoknow

// Por: WARPcr

Lun 28 octubre, 2013

Desde México D.F. y con algunos ecos que vienen desde Argentina se formó Carmen Costa, banda que trae bajo el brazo “La Chica Francesa”, su segunda producción.

De este disco y del origen de la banda conversamos con Manú Charritton, líder y cantante del grupo en esta edición de #bansyoukneedtoknow.

° ° °

Cuando pensamos en Carmen Costa nos saltan a la mente ritmos tropicales y no exactamente una banda de rock conformada por cuatro chicos, como la de ustedes, ¿a qué se debe la elección del nombre?

Es mitad casualidad y otra de propósito. Hace 10 años me trajeron a tocar al caribe mexicano, más específicamente a Playa del Carmen, de ahí el juego inicial de palabras. Pero por otro lado la idea era crear un alterego, un personaje que viviera las historias de las canciones.

Entiendo que aunque la banda está establecida en México, vienes de Argentina. ¿Cómo fue que llegaste hasta México y cómo conociste a quienes son ahora tus compañeros de banda?

Luego de tocar muchos shows en el caribe decidí quedarme en el país y conocer el resto de México. Llegue al Distrito Federal, donde conocí a Beto (baterista fundador de la banda) y empezamos a ensayar juntos. Desde ahí muchos músicos se fueron sumando por etapas hasta llegar a la alineación actual con Cheo y Aaron (miembros de Turbina) y Decko (quien tocaba anteriormente con Cheo en Los Stoners)

Se cree que las escenas musicales de Argentina y México son las más grandes de Latinoamérica. ¿Estás de acuerdo con esto?

Económicamente México es la escena más grande sin dudas. Por eso todos los grupos argentinos se preocupan por tocar en México. A nivel de status Argentina está por encima de los demás, aunque en la última década dejó de tener esa clara distancia y muchos otros países (Chile, Colombia y México) se han modernizado y adaptado mejor a lo que está pasando en la industria.

¿Cuál dirías que es el estado de ambas escenas? ¿Las compararías o son dos mundos aparte?

Argentina creo su propio sello de rock y sus dioses hace años, que tiene fans incansables y detractores. El rock mexicano no es tan claro en ese sentido. Los héroes del rock argentino son claramente reconocidos en todo Latinoamérica. En cambio hay algunos pocos artistas mexicanos muy conocidos fuera, como Café Tacvba y Molotov. El aspecto económico es uno de los factores que ha destruido la escena de mi país. Pero la gente está tan acostumbrada a vivir en crisis en Argentina que la escena se ha vuelto como a un zombie, algo imposible de matar. México lleva varios años floreciendo con nuevos géneros, propuestas y una gran cantidad de nuevos grupos.

Su nuevo disco, “La Chica Francesa”, va relatando la historia de un affaire, una historia de amor, si quisiéramos verlo así. Imagino que todos los de la banda han pasado por alguna situación similar; ¿escribieron del tema juntos o fue solo uno el que se encargó?

Casi todas las canciones las he compuesto solo, aunque en algunas ha habido colaboraciones.

Habrá que ver que sucede con esta nueva alineación. Veo que varios tienen facilidad de hacer canciones, por lo que es posible que haya mucha más colaboración de composición en el próximo disco.

¿Quisieron imprimirle una visión propia esta temática?

Cada amor es único, pero “El” amor tiene muchas caras. Varias de ellas están impresas en este disco.

Se nota una gran diferencia en el sonido de su primero y segundo disco, como si ya hubieran encontrado lo que buscaban, ¿cómo fue el proceso de cambio?

Sí, es claro. El primer disco fue un curso acelerado de cómo hacer y no hacer las cosas, y además muy inspirador. Martin Thulin es una enciclopedia de música vieja, equipos analógicos y, a mi gusto, uno de los 3 mejores productores de México. Entonces acabando el primer disco ya nos había quedado muy claro lo que queríamos hacer y acompañados de Eduardo Pacheco, productor del nuevo, pudimos lograr llegar al paraíso que estábamos buscando.

LA CHICA FRANCESA PORTADA FINAL

Portada de “La Chica Francesa” (2013)

¿Se sienten entonces satisfechos con esta nueva identidad sonora?

Definitivamente. Es una banda única, que no es exactamente igual a nadie pero que a su vez tiene influencias de todos lados.

En vivo el show de Carmen Costa se amplifica con la inclusión de sintes y vientos, ¿qué tenían en mente cuando reclutaron a otras cuatro personas para el live?

Buscamos llevar la experiencia del disco al show en vivo, y además ir sumándole nuevas texturas que logran transportarte aún más lejos de lo que te llevan las canciones. La experiencia con el full band es muy contagiosa.

Para finalizar, una pregunta más dirigida al fanboy que al músico. Sabemos que han compartido escenario con Matt & Kim y Kashmir. ¿Con qué acto de renombre les gustaría compartir escenario?

Abrir a una bandas de renombre son momentos que tienes que disfrutar y aprovechar para aprender de los que llevan más camino recorrido. Platicar durante la noche con Kasper, vocal de Kashmir, fue muy valioso. Nos contó como sucedieron estos 20 años tocando para llegar a donde están. Es algo que pude hacer con Cerati hace varios años y que me ha servido mucho. Y para compartir escenario estaría brutal abrirle un show a Paul Mcartney, que es lo que queda de la institución más importante de la historia del rock. También me hubiera gustado tocar con Sonic Youth y llevar nuestro show completo al noise.