Entrevista con The Dragulas, previo a su show en Casa del Lago

// Por: Staff

Sab 21 septiembre, 2013

El día de hoy (21 de septiembre), The Dragulas se presenta en Casa Del Lago, show que será más accesible ya que su propuesta es alusiva al cabaret y que podría sorprender a más de uno. En exclusiva, Marioneta Groovalistica (batería) y Harry Hallelujah Hollow (guitarra y teclado), comentaron a WARP que estarán haciendo una fiesta a finales de noviembre por el primer aniversario de su álbum debut. De esto y más platicamos con The Dragulas.

¿Qué diferencia hay a la hora de preparar un presentación para eventos masivos como Vive Latino y para otros como el de hoy, en Casa Del Lago?

M: Los preparativos definitivamente son diferentes, cada concierto tiene su magia y su personalidad. En el caso de un festival como Vive Latino tienes el tiempo contado y te dicen cuánto debes tocar. Como músicos lo debemos aprovechar al máximo, si te das cuenta, muchas veces en esas presentaciones casi no hay pláticas con el público, es más a lo que vas. En nuestro caso, para la presentación en Casa Del Lago el tratamiento es totalmente diferente, ya que estamos promoviendo que sea el primer show casi para todo el público; sí será diferente, pero no perderá la esencia del grupo. La gente que nos ha escuchado se podrá dar cuenta de esto porque saben que nuestros conciertos son un poco elevados de tono.

H: Va a ser más alusivo que directo. El asunto es que en la banda hay mucha influencia del cabaret, la carpa mexicana, el albur, la carrilla, la cabula, esto hace que nuestro show sea más fuerte en un antro. Nosotros hubiéramos sido muy felices en los años 70 u 80, en un centro nocturno como Atenas Nueve o el Teatro Blanquita.

¿Cómo crean la imagen y el performance de The Dragulas?

H: Todo el concepto del grupo es una recopilación del imaginario colectivo del pop mexicano. Lo nuestro siempre ha sido el rollo de la televisión, el cine, las estaciones de radio con las que hemos crecido, todo eso nos ha nutrido y está contenido en el discurso de la banda. Hablando de los personajes, todo surge de haber visto y escuchado todo tipo de música exitosa en la década de los 80, la onda New Romantic, la llegada de Alaska, el glam de los 70 con David Bowie, todos los personajes tienen que ver con nuestra personalidad real.

M: Lo bueno es que todo surgió natural, no fue como: ‘Tú eres la ficha roja, la azul o el dado’, todos entendíamos que era necesario crear este tipo de personajes, sobre todo enfocarlos en el concepto de la banda, que es una combinación de techno, electro pop heteroflexible, con humor jarocho. Tomando eso como primicia, cuando desarrollamos un personaje fue así de: ‘A mí siempre me ha gustado vestirme de robot’, como en el caso de Rocósmico, que es un robot de las películas de El Santo.

¿No creen que en algún momento les llegue a ganar el personaje a las personas que son fuera del escenario?

M: A mí me encantaría, yo soy una de las millones de personas que creció con Kiss y para un fan como yo uno de los momentos más tristes de mi vida fue cuando vi la verdadera cara de Paul Stanley o Gene Simmons, fue así de: ‘Ay no, no puede ser’, por que en ese momento creas toda una fantasía al rededor de ellos. Igual Stardust, que incluso para David Bowie fue un problema decidir quién era. Creo que eso le falta al rock en nuestro país. Por ejemplo, en The Dragulas tratamos de romper un poco los paradigmas, hacer algo más de gozo, disfrute y pasarla bien. Te podría decir que nuestra característica principal es crear imaginativos y eso hace que se genere cierta magia dentro de la banda

H: En sí la máscara te permite muchas cosas, más de lo que harías en el día al día, hasta le puedes echar la culpa, siguiendo esta tradición establecida por el rock donde una cosa puede ser Olvido Gara, que creo que a nadie le interesa más que a un biógrafo, y otra cosa es Alaska. Igual pasa con David Jones, nadie lo conoce, pero si te mencionan a David Bowie ya sabes por dónde va el asunto.

¿Cuál es la forma de componer de The Dragulas?

M: Somos una banda que se caracteriza por plagios (risas), no son influencias, son fusiles, la verdad. Nos gusta mucho retomar las canciones que en algún momento nos ayudaron a crecer y, sobre todo, a desenvolvernos socialmente. Nuestras letras tienen la característica de que la mayoría son autobiográficas, si te das cuenta en el disco hay canciones que son muy emblemáticas y que a la gente les late como ‘Ya No Soy Señorita’, ‘Marido Gay’ y ‘María’, que son inspiradas por la movida madrileña, el rock en español, Timbiriche, Flans, etc.

H: De repente puedes escuchar una canción y decir: “Esto suena un poco a tal rola”, o sea, sí suena a tal canción, sí viene de ahí. Podríamos decirlo de esta manera: “Es la bastardización cultural”, que surge de la idea de que todo es un remix.

¿Con qué productor les gustaría trabajar?

H: En un estilo más dragulesco sería Nacho Canut, tecladista de Fangoria, por que finalmente nuestro sonido viene de esa parte, pero pensándolo bien sería con Sergio Andrade, quien hizo trabajos electro pop muy padres.

M: No sé si en este caso Luis de Llano, sería muy chido conocerlo y si es productor musical sería interesante. Conseguir ese tipo de productores sería interesante, ya que enriquecerían el contenido de la agrupación.

Por: César Morales