Entrevista: Henna es tinta endeble y se pronuncia con G

// Por: WARPcr

Mar 25 junio, 2013

Henna es una banda de rock alternativo activa desde 2008 que, a través de los años, ha tenido diferentes encarnaciones producto de múltiples cambios de alineación. Después de más de un año desde su última publicación, Henna regresa con nuevos integrantes, música fresca y una mentalidad renovada.

Nuestro colaborador, David Bolaños, conversó hoy con el vocalista de la banda, Daniel ‘Zacates’ Céspedes, y el bajista, Guido Fernández, acerca de la nueva etapa que recién comienzan.

Siempre he tenido una duda, ¿la “H” en Henna es muda o sí se pronuncia? O sea, ¿suena como jota o como hache?

Zacates y Guido: (Ríen)

Z: Es cualquiera de las dos, pero nos gusta más pronunciarlo con “G”. Sí, Henna con “G”(ríe).

¿Les incomoda que se refieran a ustedes con una incorrecta pronunciación?
Z: Si (ríe)… realmente nos gusta más que la gente lo diga bien, pero bueno… es una “H” entonces todo bien. La verdad nos pueden decir como quieran, pero para nosotros somos Henna con “G” y punto y diay, al final del día, todo cool. No nos vamos a enojar con nadie.

G: A menudo se refieren a notros como si la “H” fuera muda, sucede un montón (ríe).

¿Qué quiere decir Henna?
Z: Henna es una tinta, que se usa para hacer unos tatuajes de origen hindú y es permanente.

G: Al revés…

Z y G:
(ríen)

Z: Eh digo sí, la tinta se usa, más bien, para hacer tatuajes temporales y después se va destiñendo. Se saca de una planta y dura como un mes en la piel. Se usa para ceremonias y varas así en la India. El arte de la vara es muy detallado y loco y nos basamos en eso, hace mucho tiempo, para ponerle nombre a la banda.

¿Qué relación tiene esta tinta con el concepto de la banda y cómo se plasma en la música?
Z: La vara profunda es… (ríe) que la Henna es algo que lo marca a uno en un momento determinado, pero después se borra y da paso a cosas nuevas. A diferencia de un tatuaje “real”, podés representar cosas diferentes, en diversos momentos. Por eso se llama así la banda, porque Henna habla acerca de momentos de la vida: situaciones que dan paso a otras.

G: Sí, el nombre retrata de lo que siempre conversamos: experiencias de vida que van cambiando constantemente. Por ejemplo, uno puede estar pasando por un momento malo y eventualmente eso dará paso a otra situación nueva. En ese sentido es como la tinta, que eventualmente se cae y da espacio a algo nuevo.

¿Se han hecho de estos tatuajes?

Z: Sí claro, yo me hice varios en la mano hace mucho tiempo. No duele, es como pintarse.

En febrero de 2012 Henna lanzó la canción ‘Gatos,’ y desde entonces no habían publicado nada. La semana pasada sacaron el sencillo ‘Seis Mañanas’, tema que estará incluido en su nuevo álbum “Casa Club”.

¿Por qué hay tanto espacio entre la publicación de ‘Gatos’ y este nuevo sencillo? ¿Qué ocurrió en ese lapso?

G: En ese entonces la banda no estaba completa. Nuestro guitarrista, “Edo”, había regresado de vivir en Inglaterra y eso dio paso para grabar ‘Gatos’. Todo ese rato trabajamos para formar una nueva banda y grabar nuestro LP “Casa Club”.

Z: ‘Gatos’ y ‘Playa’ las grabamos sin un baterista, ni segundo guitarrista definido. Realmente éramos “Edo”, Guido y yo. Matamos un par de chivos, pero sin una alineación fija sentimos que no era lo mismo y decidimos definir eso primero.

Recuerdo que Daniel Rodríguez, actual guitarrista de Polär, tocaba con ustedes, ¿en qué momento salió él?
Z: Mae… es muy enredado (ríe). Tendría que agarrar como una pizarra para poder explicar todos los cambios de integrantes en relación con el tiempo. La alineación con la que grabamos nuestro primer EP, Soda Cassette, era: “Edo” Brenes y Daniel Rodríguez en guitarras, yo, Guido en el bajo y el batero era Andrés Marín.

Desde entonces muchos miembros se han ido y venido. El bajista de 424, Leonardo Valverde; Andrés Patiño, de Patiño Quintana y Ale Fernández, son algunos de los músicos que nos ayudaron a llenar las plazas vacantes de manera temporal, hasta que por fin armamos una alineación definitiva.

¿Quiénes conforman la banda actualmente?
Z: Yo, Guido en el bajo, “Edo” en guitarra, Horacio París en batería y Leo Rojas en la otra guitarra. Llevamos un año y medio tocando con esta alineación y llevamos todo este rato ensayando y grabando el “Casa Club”. Trabajamos mucho el feeling y la química de la banda. Horacio y Leo, de hecho, son piezas claves en este nuevo disco. Ambos aportaron cosas nuevas a la banda.

Ví en otra publicación que hablaban de un renacer de la banda. Me imagino que tiene que ver con lo que acaban de comentarme.

G: Sí, pero tiene que ver con muchos aspectos en realidad. El primer disco que lanzamos fue más como una especie de hobby. “Tenemos una banda”, pensábamos, “¿por qué no grabamos un disco?”. No lo tomábamos tan en serio. Este segundo disco fue hecho con mayor madurez en todo sentido, tanto en proceso como en composición. Fue más divertido también.

¿El disco ya está listo?

Z:
Sí.

¿Cómo fue trabajar con Alberto Ortiz como productor?

Z: Teníamos la ventaja de que el “Soda Cassete” lo grabamos con el mae, entonces ya sabíamos a lo que íbamos. Cuando llegamos a hacer ese primer EP, él nos mandó para la choza el primer día de grabación, porque no sabíamos lo que estábamos haciendo.

Esta vez creímos que sabíamos lo que estábamos haciendo y nos volvió a mandar para la choza (ríe). En nuestro caso, Alberto nos sirve como una guía para trabajar las canciones y además nos reta a sacar lo mejor de nosotros mismos. Fue un proceso muy tuanis, con roces y todo, obvio, pero así fue como nos compenetramos más como banda.

¿Qué representa el título Casa Club?
G: Es el lugar donde siempre estamos y donde ensayamos. El chante de reunión. La Casa Club.
Z: Básicamente es la casa de Guido (ríe). El Spot. Es un concepto medio nostálgico de esa era adolescente donde uno tenía un lugar donde se relajaba o se pegaba la fiesta con los compas y así…

El buen ride…

El buen ride, sí. Eso es “Casa Club”. Es como una sensación.

Henna publicará su primer LP, “Casa Club”, el próximo miércoles 10 de julio y lo celebrarán con un concierto en un lugar aún por definir.