#WARPPresenta: Entrevista con Elisa Carrilo, la perfección de las formas #MéxicoEnElMundo

// Por: Staff

Lun 12 Diciembre, 2016

Entrevista por: Sara Araujo

Fotografía por: Web

En muchas ocasiones, el talento artístico en México ha sido menospreciado, incluso desconocido. La cultura popular se aferra a los pocos casos de éxito que han logrado fama comercial sin saber la cantidad de mexicanos con historias que contar desde diversas partes del mundo. Es verdad, existen valientes guerreros que son capaces de lo imposible para hacer de sus sueños una realidad.

Es el caso de Elisa Carrillo, la primera bailarina de la Staatsballet Berlin (Ópera Estatal de Berlín). Inició sus estudios en la Escuela de Iniciación Artística Núm. 1 del INBA, posteriormente fue becada en la English National Ballet School, en Londres, y obtuvo el título como Maestra de Ballet gracias al Ministerio de Cultura de La República Alemana.

WARP Magazine platicó con Elisa para conocer más sobre la talentosa mexicana que consiguió un éxito innegable en el extranjero.

3305-gal-elisa_carrillo_2_1

¿Cómo comenzó tu carrera como bailarina?

La carrera de bailarina, de manera formal, la comencé a los ocho años en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, de Bellas Artes. Antes tomaba clases privadas, desde los cinco años. Fue en ese momento cuando mi profesora le dijo a mis papás que tenía aptitudes para hacerlo profesionalmente.

¿Cuál fue el momento en el que decidiste que sería tu profesión para toda la vida?

Bueno, a los ocho años ¿qué tanto podría saber? De niña lo haces porque te gusta, porque te hace feliz y a mí me emocionaba mucho. Lo que sucedió fue que las cosas se dieron por sí solas. A los ocho años jamás tuve ese sueño, no pensaba que esto pudiera ser una carrera, pasaron los días, los exámenes y, naturalmente, uno tiene como meta llegar al escenario, pero hasta que crecí un poco más lo tomé como algo profesional. Antes de eso simplemente me llenaba, quería llegar al escenario pero no tenía idea de lo que eso implicaba.

Por supuesto, el tiempo puso todo en su lugar. Ahora, al momento de bailar ¿cuál es tu mayor inspiración?

Estar en el escenario es algo mágico, muy especial, sentir la energía del público es algo único. Creo que es toda esa sensación, ese intercambio de energía que te da el público. También me inspira la música, el ambiente que tiene el teatro, la coreografía, la persona que la está montado… son muchas cosas que se juntan. En realidad, es todo lo que vivo y hago lo que me motiva y me inspira para salir al escenario cada vez.

Es algo verdaderamente increíble poder hacer tu estilo de vida a partir de lo que te gusta…

Sí… Aunque te diré algo, es una profesión muy difícil. Yo no lo veo como un trabajo, un lugar en el que me pagan, estoy ocho horas y me voy a mi casa, pero hay momentos en los que estás cansada, situaciones complicadas, enfermedades, y debes salir al escenario pretendiendo que todo está bien. Aun así es algo bellísimo, con una dedicación completa. Es una dicha poder dedicar tu vida a esto.

La bailarina mexicana Elisa Carrillo es reconocida como una de las 50 figuras más prominentes en Berlín.

¿Cómo se dio la oportunidad para ir a Alemania? ¿Por qué elegiste ese país?

Antes de graduarme de la carrera recibí una beca para terminar en Londres los dos años que me faltaban. Estando allá el director de la compañía Stuttgart Ballet me vio bailar y me dijo que fuera a audicionar a Alemania. Fui, hice la audición y me quedé. Así fue como llegué aquí.

¿Cómo ha sido la adaptación a este país, en términos culturales?

Honestamente no puedo decir que fue fácil. Yo no hablaba alemán, es otra cultura, otras tradiciones. Sí fue complicado, sobre todo porque venía de Londres, donde ya tenía amigos y había construido mi mundo, así que tuve que llegar y empezar de cero. Algo que me ayudó es que siempre he estado abierta a conocer otras culturas, otras personas, nuevos idiomas, realmente me adapté muy rápido.

Creo que cuando hay algo más fuerte y la pasión es grande puedes cruzar todos los problemas y lograr tus metas; es cuestión de carácter. Por supuesto, nada es fácil, a veces no conocemos lo que hay detrás de una historia como la mía pero uno debe seguir, buscar nuevos caminos.

También eso es algo interesante, hacer tu propia historia en un lugar nuevo. Hablando de tu experiencia particular, ¿cómo te sientes de representar a México en el extranjero?

Para mí es un gran orgullo representar a mi país. Es algo que me motiva mucho, es un gran honor. También me hace sentir responsable, pues es importante hacer todo de la mejor manera posible. Más que una obligación, yo misma me propongo metas y busco completarlas de la mejor manera. Siendo de México, quiero que todos vean que se pueden hacer las cosas bien.

elisa-carrillo-cabrera-staatsballett-berlin-c2a9-carlos-quezada