#WARPPresenta: Entrevista con Sebastián Zurita, ‘Juego de Héroes’

// Por: Staff

Mie 31 agosto, 2016

Entrevista por: Alonso Valencia

Fotografía por: Abraham Magos

Juego de Héroes es un film emotivo del Club de Futbol Pachuca que recopila los mejores momentos de los Tuzos con la participación de Sebastián Zurita como personaje principal, mismo que cuenta con un par de películas en su historial y que en esta ocasión comparte créditos con Omar Ayala.

Este largometraje relata la historia de un par de amigos a los que los une una misma pasión, el fútbol, y que por azares del destino tuvieron caminos distintos separándolos por un tiempo, pero reencontrándolos en un momento crucial para ambos.

Sebastián Zurita ha participado en varias telenovelas haciendo su debut en Cañaveral de Pasiones a una corta edad, una participación en la serie Mujeres Asesinas y como antes mencionamos, en grandes películas mexicanas.

En WARP Magazine tuvimos la oportunidad de platicar con Sebastián a cerca de su participación en el film dirigido por Pedro Álvarez Tostado y esto fue los que nos contó…

Look Completo - Calvin Klein.

Look Completo – Calvin Klein.

Muchas gracias por la entrevista. Platícame un poco de cómo fue el primer acercamiento que tuviste para hacer “Juego de Héroes”. Como esta idea del club de fútbol Pachuca, tiene varios temas que también me gustaría que platiquemos. Pero primero dime, ¿cómo fue el primer acercamiento a esta cinta?

Pues mira, fue meramente como actor. Yo no tenía nada que ver con el proceso de cómo se creó la peli, pero sí sé cómo fue, y ahorita te lo platico. Pues fue a través de un casting, de leer un guión y ver que me gustaba el personaje. Como buen hombre, siempre quise ser un futbolista. Me llamó mucho la atención la historia, a parte de que simplemente jugara fútbol, y que fuera otro “Gol”, éste tenía un interior, otro tipo de mensaje. Tenía un reto actoral, que era trabajar con alguien, con capacidades distintas. Eso simbolizó un reto, desde la manera en que Pedro, el director, lo planteó; decir: “yo quiero que fluya la película. No quiero casarme en el texto, quiero que ustedes tengan una relación. Y sobre eso, vayamos creciendo”. Todo es lo que a uno, como actor, siempre le llama la atención. No es lo tradicional. Creo que, parte de saber escoger tus proyectos, es cuando puedes romper tus propias zonas de confort en ese sentido; porque te puede ir muy bien, o te puede ir muy mal, pero por lo menos, tú creíste en algo.

Precisamente, la película tiene varios temas muy marcados, muy resonantes, que incluso, la donación de órganos, y varios temas más, están muy marcados. ¿Cuál crees que sea el eje central que lleva la historia?
Es la primera vez que lo voy a decir, pero, yo creo que es una historia sobre aceptación personal. Lograr ser feliz con lo que eres y cómo eres, sin buscar impresionar a nadie más. Y que no estás solo en la vida, siempre hay una manera de salir adelante. Creo que esa peli, aunque tiene todos estos temas que estás tocando, creo que el eje central son estos dos amigos, que realmente crearon una amistad de verdad, se reencuentran. Y cómo, las amistades de verdad, pueden ayudarte a reencontrar tu camino en la vida.

Wrap - IMG_9426

Look Completo – Calvin Klein

¿Por qué crees que las películas de deportes siempre ayudan a este empoderamiento, a mostrar historias de crecimiento personal?

No sé, pero creo que es porque la vida de los deportistas es muy difícil. Entrenan todo el día, normalmente se alejan de sus familias. Muy pocos logran llegar a un nivel profesional, en el que puedan realmente vivir de eso. Y se acaba su carrera a los 33 años, a los 34 están fuera. Y para lo que conocieron toda su vida, tal vez llega ese punto donde esto ha de ser muy fuerte esto. Por eso, y porque la gente es muy pasional con los deportes. Justo ahorita, me preguntaban porqué los mexicanos somos tan fanáticos del fútbol. No te sabría decir específicamente, pero los deportes crean un fanbase muy involucrado en lo que pasa. Yo creo que, por eso, muchas de las historias de superación personal vienen de los deportes. Porque es la manera de mostrarles todo lo que pasa, y que con cualquier error, todo se puede ir al demonio. Creo que todos, a final de cuentas, quisimos ser deportistas en algún momento.

Existe un cierto estereotipo del futbolista que, al principio de la película, lo tocas muy claro. Andar con modelos, la vida de parranda, todo esto. Y después, todo da una vuelta. ¿Tu crees que este estereotipo sí marca a los futbolistas, o deportistas en general?

Es como decir que todos los actores son una bola de mamones. Yo ya lo viví, y te das cuenta del sacrificio que es llegar a un nivel de esos. Y te estoy diciendo, de equipos de México. Olvídate si te vas a equipos de Europa, los niveles son muy altos, y el desgaste físico y mental es muy amplio. Yo lo hablaba con los chavitos de ahí; me decían que, de cada 2 mil que entran a hacer sus pruebas, uno o dos se vuelven profesionales. Y eso no significan que sean estrellas. Cuando llegan, después de ganar $500 al mes, toda una vida, de pronto, ganan millones. Hay un desahogo, de estar en una rutina toda la vida. Y por eso, tal vez, se van de fiesta y hacen todo esto. Y los medios, ya sabes cómo son; muchas veces, les gusta enfocarse en eso. Pero lo que hay que ver, es todo lo que hay detrás. Es un sacrificio enorme. No sabes el respeto que he adquirido, después de estar ahí un mes y medio, con todos los chavitos. Es realmente un proceso bien difícil.

Look Completo - Calvin Klein.

Look Completo – Calvin Klein.

Estuviste como parte del Club Pachuca. Platícame un poco; para tí, ¿cómo fue estar dentro de todo esto?

El director me llevó casi un mes y medio con el Pachuca, y la idea fue que yo viviera como si yo hubiera estado ahí toda la vida, como si hubiera sido un futbolista. Llegué, los doctores me hicieron todas las pruebas médicas que le hacen a cualquier futbolista que está ahí. Tuve entrenamientos, se fue creando una rutina. Entrenaba con la Sub 19 y la Sub 20 del Pachuca. Tenía rehabilitación y fortalecimiento de la rodilla, porque me rompí la rodilla en la vida real. Todo ese proceso fue muy padre, porque realmente empecé a vivir como si estuviera, desde los nueve años, involucrado en la vida de futbolista. La amistad que se crea, los amigos que conoces. Todo el proceso de entrenar desde las ocho de la mañana, rehabilitación, entrenamiento con la Sub 19, de ahí al gimnasio, y luego, al fortalecimiento de rodilla otra vez. Todo esto, para poder llegar a un punto, en donde mi nivel físico, estuviera un poco, con lo que ellos hacen. Lo que es prácticamente imposible, porque ellos llevan haciéndolo toda la vida. Y de ahí, fue mucho cuidar la estética de cómo se juega. Ellos me decían: “lo ves en la película, y te das cuenta que ellos no saben ni patear el balón”. Queríamos ser muy específicos, teníamos gente ahí todo el tiempo que me decía cómo hacerlo: “ estás poniendo mal el pie, si llevaras toda tu vida haciendo esto, no harías esto”. Ese proceso fue muy interesante, me dejó ver de otra forma cómo son las cosas.

¿Cómo cambió tu percepción, desde antes de empezar la película, y después, ya que te adentraste a todo este mundo del fútbol mexicano?

Yo creo que me pasa un poco lo que le pasa a los fans. Vemos el fútbol, y lo vemos como algo casual: “juegan 90 minutos, y después, ganan 500 mil dólares a la semana”. Te juro que adquirí mucho respeto. Vi la disciplina, los sacrificios, dejar a la familia, dejar el país. Para al final, dedicarse a algo en lo que no es seguro que lo logren. Fue un proceso interesante, y me gustó. Ya viendo el día a día de todos ellos, me gustó mucho lo que hace el Pachuca, obliga a los a ir a la escuela. Por eso crearon su propia escuela, porque tienen razón. Muchas veces, no lo van a lograr. Y poder decirles que no serán jugadores profesionales, pero, por lo menos, tienen estudios, una escuela. Eso se me hace muy bueno, parece comercial pero sí creo en esto. Más que nada, después de ver la dinámica que existe en el fútbol, que es un negocio, al final de cuentas; quién se vende, quién compra, cuánto vale el jugador. Es difícil, porque, eres un producto, eres un número.

Precisamente, con estos temas que tocas del deporte, y también de las personas con capacidades diferentes, ¿qué crees que aporte la película, desde este tema?

A romper los tabúes, a crear, a abrir un poco la visión de la gente. Que cualquier persona puede ser un ejemplo, que puede ser profesional. Por ejemplo, Frankie, que es la persona que interpreta a Carlitos, se dedica a dar pláticas motivacionales, para el equipo Pachuca, y para varios equipos. Es padrísimo que también nosotros empecemos a romper esos tabúes. Que se abran las posibilidades para actores con capacidades distintas, y no casarnos con nuestras zonas de confort. Ojalá la película pueda llevar un mensaje de superación personal, y de aceptación.

¿Qué crees que pueda esperar el público de la película?

Yo creo que, antes que nada, ojalá se diviertan. Que la disfruten, que la pasen bien. Y de ahí, que cada quien se lleve lo que quieran llevarse. Hay muchos temas, está la donación de órganos, de todo. Hay muchas lecciones, por lo menos que se vayan pensando en algo, es lo que me gustaría. Que se vayan pensando en dos o tres cosas. Lo que más le aprendí fue ser feliz, a buscar la felicidad en tu vida, con las cosas más pequeñas. Ojalá se puedan llevar algo de eso.

FOX_JUEGO-DE-HEROES_PÓSTER-OK-1