#WARPPresenta: Entrevista con Tove Lo y su oscuro pop sueco

// Por: Sara Araujo

Mie 5 Abril, 2017

Entrevista por: Sara Araujo

Fotografía por: Web

“La Reina de las Nubes”, se hace llamar. Y si algo caracteriza a Tove Lo, es la autenticidad con la que compone y se deja volar con sus emocionantes e irreverentes canciones. Agregando el elemento “sexo, drogas y mucho pop” que compone a la cantante, es difícil no pensar en un mundo de nubes, emociones y misticidad que rodea su propuesta musical.

Proveniente de Estocolmo, Suecia, Tove Lo ha logrado darle un giro a lo que en algún momento conocimos como “pop”. La melancolía y sentimientalismo llevado a su máxima expresión, hacen que su música se transforme en un boleto a un viaje emocional en la mente de la cantante. En su visita a México, platicamos con Tove Lo sobre sus canciones, su nuevo disco y todo lo que rodea su proyecto artístico.

Tu álbum debut, Queen Of The Clouds, contaba una historia de amor; desde el momento en el que dos personas se conocen, hasta que el destino decide separarlos. En Lady Wood, ¿intentaste contar otro tipo de historia?

En definitiva la tiene. Creo que Lady Wood se trata de todas las cosas que me hacen sentir algo. Fue una búsqueda de sensaciones, que podrían ser causadas por amor, drogas, o simplemente el hecho de estar en el escenario, cómo fluye el concierto. Cualquier cosa que me emociona, y que a la vez, me asusta. Básicamente, los últimos dos años de mi vida [risas]. Siento que, de alguna forma, todo va encaminado al amor, pero en definitiva, tiene un elemento como de viaje emocional.

 

El cortometraje Fairy Dust, incluye varias canciones de tu más reciente álbum. Éste recibió fuertes críticas por el contenido sexual, e incluso fue bloqueado por un tiempo en YouTube. Para este proyecto, fuiste co-escritora, co-productora, ¡y protagonista! ¿Cómo fue esta experiencia?

Honestamente, fue una de las experiencias más increíbles que he vivido. Escribí el guión junto con el director, Tim Erem. Los monólogos son completamente míos, fue la primera vez que actúo en algo. Fue un reto completamente nuevo; una forma diferente para expresar mis emociones, de cuestionar todo de nuevo. De alguna forma, te abres aún más con estas cosas; fue algo que me asustó mucho, pero también me encantó. Me molestó que quitaran el video la verdad, ¡ni siquiera salgo desnuda!

¿Qué sigue en tu carrera musical? ¿Escucharemos nueva música pronto?

Así es. Además de la segunda parte de Fairy Dust, la cual llegará pronto, también llegará la “Cara 2” de  Lady Wood. En realidad, será un álbum completo, ya lo estoy terminando. En cuanto termine la gira, iré a Estados Unidos a darle los toques finales. Quiero que salga esa segunda parte, para poder complementar mi trabajo. A mayoría de las canciones ya están, aunque siempre estoy escribiendo, entonces es posible que también incluya temas más frescos. Aún no he decidido cuáles, ya veremos [risas].

 

Tu música y tu imagen transmiten un fuerte mensaje feminista. ¿Me podrías platicar más de esto?

Creo que todo empezó con mi autenticidad. Ser abierta y expresar mis valores, y bueno, dejar claro que sí soy feminista, algo muy natural en Suecia. Allá no es algo que se asocie con un odio particular a los hombres, es más pensar en la igualdad de género como tal. Aunque yo sé que no es así en gran parte del mundo. Para mí, el hecho de ser una mujer abierta y sin tabú sobre mi sexualidad me convierte en una figura “política” o provocativa, algo que para mí es sólo ser yo en un sentido natural. No empezó con esa intención, pero una vez que noté cómo la gente encontraba esto inspirador, ofensivo, decidí quedarme con esa idea, y no cambiar sólo para que todos me quieran. Es muy importante para mí dejar clara mi postura, y cada vez lo hago con más intención. Así soy… [risas].

 

Has escrito canciones para otros artistas, como Icona Pop y Ellie Goulding. ¿Cómo fue el proceso de componer para alguien más, siendo que la mayoría (sino es que toda) de tu música tiene contenido autobiográfico?

Escribir para alguien más es un reto interesante, especialmente en la parte lírica. La verdad es una experiencia divertida. De alguna manera, procuro entrar en su cabeza, para entender cómo piensan, cómo expresarían una idea, o qué va mejor con su registro de voz. Cuando compongo para mí, sólo saco todo, y ya. Para ellos, es necesario trabajar más los componentes de la canción. Escribir para alguien que tiene una voz poderosa, pero no sabe cómo expresarse, ahí es donde debes escuchar a la persona con atención, y tomar elementos de su discurso, que te ayuden a entenderlo mejor. Es un proceso delicado que requiere cierto tacto; nunca debes obligar a alguien a hacer algo con lo que no se identifican, que no va con ellos. Es complicado, pero muy divertido.

Como escritora, ¿considerarías publicar textos a manera de poesía o historias cortas?

Sí me lo han pedido en el pasado; ensayos, artículos de opinión. De pequeña, escribía historias cortas, pero por alguna razón, siento que… no sé, tal vez [risas]. Me encantaría escribir de nuevo algo como el guión de Fairy Dust, tal vez podría intentar algo así. La cosa es que ahora no tengo tiempo [risas].

 

En el pasado, te han descrito como una cantante pop oscura, triste, melancólica. ¿Qué opinas de esto?

Podría ser. La gente se acerca a mí diciendo: “ahora que te conozco, puedo ver que no sólo eres un desastre emocional que no puede estar sobria, y llora todo el tiempo. ¡Obviamente no! [risas]. Tengo muchos lados, como cualquier persona. Claro, yo paso por muchas emociones a lo largo del día, como todos, pero no tengo miedo a mostrar lados de mí, que algunos consideran “oscuros”. De alguna manera, acepto ese lado oscuro, lo hago parte de mí. Así como tengo un lado más feliz, más triste, así también tengo un lado más misterioso, desconocido. Y no tengo miedo de expresar esa lado de mí; creo que eso hace posible aceptarme a mí misma con más facilidad.