El estado de Cataluña lleva a cabo referéndum: gana el SÍ a la independencia

// Por: Diovanny Garfias

Lun 2 octubre, 2017

Este 1 de octubre se llevó a cabo el Referéndum de independencia de Cataluña, también conocido como 1-0. Aunque calificado como ilegal por el gobierno español, la comunidad autónoma española de Cataluña convocó a las urnas a través de la Generalidad de Cataluña, con la intención preguntar a sus habitantes si quieren “¿que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?”.

La idea de una Cataluña independiente en forma de República no es algo nuevo, el sentimiento de formar una nación independiente de España de una buena parte de los habitantes ha sido una constante histórica que ha tomado fuerza durante los últimos años, lo anterior, apoyado en la fuerza económica de la comunidad basada en el turismo y su fuerte sector industrial. Sin embargo, la consulta en si misma dejó algunos hechos claros sobre la mesa, además de una cifra de más de 750 personas heridas tras la consulta.

Participó el 30% de la población.

Según cifras difundidas, más de 2,3 millones de ciudadanos de la región (aproximadamente 30% de la población catalana) votaron este domingo en el referéndum (una participación de  del 42.3% de los 5.34 millones de votantes), de los cuales el 90% se inclinó por la independencia de la Cataluña, mientras un 7,8% indicaron estar en contra. De los 2300 centros de votos funcionaron alrededor de 1980, puesto que el resto fueron clausurados por las autoridades españolas basándose en el carácter ilegal del ejercicio (el Tribunal Constitucional de España dejó claro que la votación no tendrá un estatus legal ya va en contra de la Constitución de 1978). Además, como la consulta no contó con la participación del Censo Oficial de Electores se reportaron varias irregularidades por parte de los detractores, como el hecho de que algunas personas votaron más de una vez o que algunas urnas llegaron llenas a los centros de votación.

Se impuso el SÍ.

Aún así, Carles Puigdemont, Presidente de la Generalidad de Cataluña, proclamó la imposición del SÍ en el referéndum independentista, declarando también que llevará los resultados al Parlamento para hacerlos efectivos. Puigdemont declaró: “Los catalanes hemos ganado hoy muchos referéndums, nos hemos ganado el derecho a ser escuchados y reconocidos, y nos hemos ganado el derecho a tener un estado independiente” e hizo un llamado a la Unión Europea a intervenir tras la “intransigencia y la represión” con la que actuó el gobierno español, asegurando que “el gobierno español escribió una página vergonzosa de su relación con Cataluña”.

También se impuso la violencia.

Durante la consulta, considerada como anticonstitucional por el gobierno encabezado por el Primer Ministro, Mariano Rajoy, el Cuerpo Nacional de Policía tomó acción y enfrentó a votantes, además de clausurar centros de voto y confiscar material como boletas y urnas. Según reportes se estiman que alrededor de 844 civiles resultaron lesionados, mientras que el Ministerio del Interior de España informó de 12 policías heridos.

 

Durante un mensaje oficial emitido la noche del domingo 1 de octubre a través de la televisión española, Rajoy declaró: “Me propongo convocar a las fuerzas políticas con representación parlamentaria para reflexionar juntos sobre un futuro que tenemos que afrontar”, también dijo “el referéndum de autodeterminación no ha existido… Hoy ha prevalecido la democracia porque se ha cumplido la Constitución”.

Por último mencionó “Ha fracasado pues un proceso que sólo ha servido para sembrar división, enfrentar a los ciudadanos, soliviantar las calles y provocar situaciones indeseadas. Sólo ha servido para causar un grave daño a la convivencia, un bien que debemos empezar a recuperar cuanto antes.” 

 

Puigdemont quiere declarar la independencia de Cataluña. 

Las acciones del Primer ministro fueron calificadas por el mismo Puigdemont como “Franquistas”, además de mencionar que “Hay un serio y preocupante regreso a la caída de la democracia y no somos sólo nosotros los que nos damos cuenta de ello”.  Sin embargo, el mismo domingo después de la consulta Puigdemont dejó abierto el camino hacia una futura declaración de independencia:  “La situación que se ha generado en Cataluña es un asunto europeo. Hoy Cataluña ha ganado muchos referéndums, hoy millones de personas movilizadas habéis hablado alto y claro: tenemos derecho a decidir nuestro futuro, queremos vivir en paz, fuera de un Estado que impone y usa la fuerza bruta.”

También dijo que “Los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de república” y que su gobierno llevará en los próximos días al Parlament “los resultados de la consulta para que actúe con lo que prevé la ley del referéndum.”

 Por su parte la Comisión Europea señaló que se trata de un “asunto interno” pero también que “la violencia nunca puede ser un instrumento político”. La misma comisión tendrá un debate respecto a la situación de Cataluña el miércoles.

Este lunes distintas entidades sociales de Cataluña convocaron a una huelga general para este martes 3 de octubre en respaldo de la independencia de la comunidad.