Esto fue lo que ocurrió en el discurso final de Obama

// Por: Fátima Albarrán

Mar 10 Enero, 2017

Siguiendo el camino de Trump #Inaug2017

El 44º presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cierra el libro de su mandato con un discurso de despedida en su natal Chicago en estos momentos.

Sin actividades públicas en su agenda del día, Obama pasó el ayer, 9 de enero, preparando este discurso, en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago, donde celebró su reelección en 2012.

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, el vicepresidente Joseph Biden y su esposa, Jill, acompañan esta noche a Barack Obama.

Con el intro de ‘City Of Blinding Lights’ de U2, Barack Obama salió en punto de las 8 pm a dar su discurso de despedida. Hubo cinco minutos de ovaciones antes de que el aún dirigente de Estados Unidos pudiera hablar, donde empezó con la siguiente frase: “Mis queridos estadunidenses, Michelle y yo estamos muy conmovidos de los buenos deseos que nos han enviado, pero hoy es mi turno de decir gracias”.

Barack Obama siguió, entre aplausos, halagos y gritos de sus seguidores, quienes le pidieron cuatro años más en el poder: “Durante 240 años, la llamada de nuestra nación a la ciudadanía ha dado trabajo y propósito a cada nueva generación”.

“Nuestro progreso ha sido desigual. El trabajo de la democracia siempre ha sido duro, contencioso y a veces sangriento”.

Además, Obama expresó su compromiso con Trump para hacer una transición tranquila tal como la hizo George W. Bush con él.

Aseguró que Estados Unidos es un mejor lugar y más fuerte de lo que era cuando comenzó su camino como presidente: “El cambio sólo ocurre cuando la gente común se involucra, se compromete y se reúne para exigirlo”.

Obama reconoce que no tiene soluciones fáciles para algunos desafíos:

Pidió que en el futuro, se respeten las leyes contra la discriminación, en la contratación, en la vivienda, en la educación y en el sistema de justicia penal: “Todos tenemos que esforzarnos más … empezar con la premisa de que cada uno de nuestros conciudadanos ama tanto a este país como nosotros”.

Obama hizo una referencia al libro To Kill a Mockingbird: “Nunca entiendes realmente a una persona hasta que no consideras la realidad desde su punto de vista, hasta que te metes debajo de su piel y caminas con ella”.

“Para los blancos, esto supone admitir que los efectos de la esclavitud y la época de Jim Crow no desaparecieron en los años 60, que cuando los afroamericanos se manifiestan, solo piden el mismo tratamiento igualitario que prometieron los padres fundadores”.

Por otra parte, también le concierne la contaminación: “nuestros hijos no tendrán tiempo de debatir la existencia del cambio climático porque estarán demasiado ocupados peleando contra sus efectos”.

Sobre el tema de ISIS: “Estemos alerta, pero no tengamos miedo que intentarán matar a más inocentes”.

Acerca de naciones rivales, Obama agrega: “No pueden igualar nuestra influencia en el mundo, a menos que renunciemos a nuestros valores y nos convirtamos en otro país gigante que se dedica a acosar a nuestros vecinos más pequeños”.

Antes de cerrar su discurso, Obama defiende que son los ciudadanos los encargados de garantizar que se respetan los valores de la Constitución:

Obama asegura que su fe en los valores estadounidenses se ha reafirmado durante estos ocho años gracias a los ejemplos de ciudadanos:

Llegó el momento de los agradecimientos y Obama comienza por su esposa, Michelle, la cual fue ovacionada: “Durante los últimos 25 años no solo has sido mi esposa y la madre de mis hijas sino también mi mejor amiga. Has hecho que la Casa Blanca pertenezca a todos y una nueva generación mira un horizonte más amplio porque te tiene como modelo a seguir. Me haces sentir orgulloso y a este país también”.

Para sus hijas: “De entre todo lo que he hecho en mi vida, lo que me hace sentir más orgulloso es ser su padre”.

A Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos: “Fue la primera decisión que tomé como candidato y la más acertada”.

A sus seguidores: “A todos los voluntarios, organizadores y cada familia, a cada americano que vivió y respiró el duro trabajo del cambio, son los mejores seguidores que alguien pude soñar y siempre les estaré agradecido… Porque sí, porque cambiaron el mundo”.

Hacia las nuevas generaciones: “Esta generación que viene, que creen en unos Estados Unidos justos e inclusivos, saben que el constante cambio es nuestra marca de identidad, no es algo que temer sino que abrazar, y que están dispuestos a llevar esta democracia hacia adelante. Pronto serán mayoría y por eso creo que el futuro está en buenas manos”.

El Facebook Live de La Casa Blanca contó con 53 mil espectadores, mientras que la transmisión de ABC con 82 mil.

Obama tuvo una petición más para los estadounidenses: “Les pido que crean. No en mi capacidad para cambiar, sino en la suya. Que conserven la idea de nuestros padres fundadores, la idea que susurarron los esclavos y abolicianistas, el espíritu de los inmigrantes y los que lucharon por la justicia, la creencia en el corazón de cada estadounidense cuya historia no se ha escrito aún: ¡SÍ SE PUEDE! Dios los bendiga”.

Al saludar a todos los asistentes desde el escenario con su familia, sonó Bruce Springsteen con ‘The Land Of Hope And Dreams’.