El Réquiem de Mozart se presentará en el Auditorio Nacional

// Por: Oscar Adame

Jue 5 julio, 2018

Artista: Requiem de Mozart

Lugar: Auditorio Nacional

Fecha: 07 September 2018

A través de sus redes sociales los creadores de Carmina Burana han anunciado que presentarán un, -“espectáculo monumental“-, en el Auditorio Nacional que integra danza, música y artes circenses para relatar la historia del ‘Requiem’ de Wolfgang Amadeus Mozart, la decimonovena misa escrita por el compositor. 

Aunado a la superproducción con más de 200 bailarines en escena que nos tienen preparados, se ha indicado que el espectáculo abrirá con la interpretación de dos piezas de Mozart tocadas en el órgano monumental del Auditorio Nacional, un icónico instrumento constituido por 15 mil 633 flautas al cual siempre es un placer escuchar. 

La cita es el próximo 7 de septiembre a las 20:30 hrs y boletos ya están a la venta a través del sistema de Ticketmaster.

Precios: Luneta C $2,358/ Balcon B $2,364/ Luneta B $2,429/ Luneta A $2,547/ Balcon A $2,554/ Preferente D $3,186/ Preferente C $3,835/ Preferente B $4,543/ Preferente A $4,708

 

El espectáculo de Requiém

Esta obra realizada por la Sinfónica Nacional de México, la Compañía de Danza Contemporánea de Cuba y el coro EnHarmonia Vocales bajo la dirección de Pepe Olivares contará con 200 bailarines coordinados con la orquesta y coro en vivo. Aunado a ello, el personaje principal será interpretado por el coreógrafo Rasta Thomas, un bailarín estadounidense de fama internacional. 

El Requiém es una puesta en escena que relatará el mito alrededor de la pieza litúrgica compuesta por Mozart, la cual indica que el aclamado músico escribió la obra como encargo del Ángel de la Muerte para ser tocada durante su propio funeral. Se dice que él murió previo a escribir los últimos tres movimientos de la obra, pensando en que estaba componiendo la banda sonora de su propio fallecimiento. 

Se interpretaron extractos del Réquiem en la misa del fallecimiento de Mozart, el 10 de diciembre de 1791, pero su primera interpretación a plenitud fue en Viena el 2 de enero de 1973 en un concierto benéfico para la viuda del músico austríaco, Constanze Weber. 

Desde entonces, esta obra se ha convertido en un clásico funerario que ha sido utilizada para despedir a personajes que van desde Napoleón Bonaparte hasta Friedrich Schiller, Johann Wolfgang von Goethe y Joseph Haydn.