Así se vivió el segundo día del GIFF 2017

// Por: Eugenia Flores

Vie 28 Julio, 2017

Foto: Fernando Jiménez

Fecha: 27 July 2017

El Festival GIFF continúa despertando el interés del público con la serie de actividades que ofreció en su segundo día.

Project Glamour es una propuesta que crece en paralelo con Creáre; un concepto que invita diseñadores de moda (estudiantes o con trayectoria) para poner a competir su trabajo. A lo largo de los 11 años de que ésta contienda se ha realizado, se han recibido portafolios de todas partes; Chile, República Dominicana, Colombia, Brasil y por supuesto México son los países más sonados cuando se trata de contabilizar el origen de los concursantes. A pesar de ello, una de las misiones principales del evento es impulsar el trabajo local, es decir el talento guanajuatense.

GIFF y Creáre son el punto de convergencia que entre la moda y el cine; son los atuendos que surgen de aquí los que protagonizan muchas de las galas y alfombras rojas de personalidades del mundo del séptimo arte.

Durante la rueda de prensa de Project Glamour, GIFF presentó algunas de las propuestas de diseñadores que encabezan la convocatoria cerrada de Creare 2017. Entre ellas, los vestidos y corbatas hechos de rebozos o hupiles de Armando Cano, los cuales claramente reflejan las raíces mexicanas del artista.

En éste segundo día, los homenajeados siguen paseándose por las calles de Guanajuato; Fathit Akin con una esperada máster class ofrecida en el Teatro Cervantes y Brigitte Broch con una conferencia magistral que inspiró a los jóvenes a hacer cine.

El mesón San Antonio fue testigo de una plática revolucionaria con Juan Carlos Rulfo, Roberto Fiesco y Carlos Hagerman, creadores de las cintas VR; La Roca, Péplum y El Beso, respectivamente.

El auge de la realidad virtual encuentra un auténtico punto de desarrollo en el argumento de las películas de éstos directores; Rulfo se adentra en un viaje de introspección donde distintas partes de su yo van en busca de una roca con forma peculiar en donde su padre se retrató años atrás. El estilo visual churrigueresco de Fiesco, te invita a ser el espectador de un cuestionamiento del yo social mientras acompañas a los concursantes de físico culturismo de “Mr. Silao”.

El Beso fue grabada dos veces, lo que, en palabras del director, permitió abrirse a nuevas perspectivas y aprender a usar el espacio imaginario como “un espacio casi escénico”. Dicha película te invita a ser cómplice de la inesperada situación que después de una broma mal jugada, un grupo de adolescentes experimenta en el bosque.

Dichos filmes están y seguirán siendo proyectados en el epicentro GIFF mientras ofrecen una auténtica e inigualable experiencia que está poniendo en duda la dirección del cine.

“Se trata de un nuevo lenguaje cinematográfico (VR) que se está abriendo paso. Cómo espectador puedes elegir a donde ver o que escuchar mientras tus sentidos te engañan. Yo por ejemplo pensaba en cómo llenar de estímulos este alrededor.” declara Roberto Fiesco.

Por otra parte, bien aprovechada la presencia de Juan Carlos, GIFF lo invitó a pasar por la Sala Euquerio Guerrero a contestar los cuestionamientos de un público inquieto. Esto sucedió después de una ansiada proyección por aniversario de los cien años de su padre, Juan Rulfo.

Este día comenzaron las noches de concierto que continuarán hasta el evento de clausura. El set de Andre Vll fue el encargado de estrenar el escenario de la Alhóndiga de Granaditas. Con un sonido de DJs de antros de antaño, Andre Vll ofreció un breve show lumínico que despertó el ritmo de los presentes.

La banda esperada de la noche,The Dears trajo con su descarga de rock una oleada de fanáticos atentos a la emblemática música y estilo de sus intérpretes. Tal fue la entrega de los espectadores, que entre seguidores de la banda y nuevos conocedores que eran atraídos a presenciar el evento, que The Dears regresó al escenario al coro de “otra, otra”.  

Tocando un par de canciones más y  dando por finalizado el segundo día de actividades  del Festival GIFF en Guanajuato.