Día 1 #Trópico #WARPGigs

// Por: Fátima Albarrán

Sab 3 diciembre, 2016

Lugar: Acapulco, Guerrero

Fecha: 02 December 2016

//Fotos: Mariela Martínez para WARP

Una carretera medio llena, un accidente en Cuernavaca y demás percances de automóviles debido al calor hicieron largo el camino hacia Acapulco pero eso solo sirvió para tomar una siesta y cargar energía para empezar un fin de semana lleno de música, sol y arena en Trópico.

El warm up en la Alberca Adidas por Disque DJ invitaba a la gente a ingresar al evento, comprar un trago o darse una vuelta por los stands que se encontraban cerca, además de que su música acompañó pláticas entre amigos y concursos de clavados entre un divertido grupo.

A las 8:30 de la noche se dio acceso al Escenario Trópico donde el público empezó a ocupar lugar en el pasto mientras ponían mantas y se acostaban para esperar el performance de Mylko el cual empezó 9:20 y estuvo compuesto por temas como ‘Animal’, ‘Bloom’ y ‘Contrast’. El público recibió muy bien al dúo compuesto por Jopa y Pato, lo que los hizo felices y expresaron su agradecimiento antes de bajar del escenario.

Después llegó el turno de Mount Kimbie, el dúo londinense formado en 2008 que apareció con más músicos, que se encargó de poner a todos a bailar, o a mover la cadera con el hula hula, lo que mejor te saliera, con canciones como ‘Made To Stray’, ‘You Took Your Time’ y ‘Carbonated’, entre otras durante una hora.

Hubo una pequeña pausa donde la audiencia aprovechó para ir al baño, una cerveza o meterse de nuevo a la alberca mientras aparecía el productor noruego Lindstrøm, su set estuvo cargado de beats que hicieron que muchos hombres se quitaran las playeras del calor producido por tanto baile, asimismo, los psicotrópicos nublaron la atmósfera en el Pierre Marqués.

Y para cerrar la actividad del viernes en el Escenario Trópico llegó Bonobo con un set lleno de ritmos tribales que incluso incitaron a algunas mujeres a bailar samba, combino los ritmos latinos con triphop, electrónica y chillwave en una prometedora noche que llegaría hasta ver el alba detrás de un calmado oleaje.