Fobia en el Palacio de los Deportes #WARPgigs

// Por: Staff

Sab 30 junio, 2018

Fotografía por Josué Casasola para WARP

Lugar: Palacio de los Deportes

Fecha: 29 June 2018

Por Jesica Vergara

Pocas bandas pueden presumir que llegan a 30 años de vida y no solo emprender un tour sino que festejar junto a 22 mil personas invitadas. Sus altibajos nos han dado nueve discos y varios integrantes que dejaron su huella durante su estancia.

Bastantes canciones y un recorrido por toda su historia dan vida al “Pastel” que no solo es un tour de aniversario, sino que llega a convertirse en una festividad íntima, ya sea porque el foro se transformó en tranquilidad con una banda que tiene todo para romper el suelo, pero esta vez no, nos toco ver un lugar con asientos asignados y cómo las personas de las orillas en las secciones no se limitaban para aprovechar el espacio y saltar a todo lo que da.

Con unos visuales increíbles, una producción destacada y un público fiel a su música, Fobia puede presumir que en su primer fecha, tuvieron una noche increíble y es que, por primera vez en varios conciertos a los que he asistido, eran contadas las personas que dejaban como primer testigo a su teléfono móvil, todos los demás no queríamos perdernos un segundo del show preparado solo para eso, para festejar que la banda llega a sus 30 años.

Conforme pasaban las canciones Leonardo de Lozanne se iba empapando más de la energía. Ellos querían gritar en silencio, bailar a discreción y disfrutar como solo ciertas generaciones lo hacen, con el corazón.

La primera parte del set incluyó bastantes éxitos:

1. El Diablo
2. Dos Corazones
3. Dios Bendiga a los Gusanos
4. Plástico
5. Camila
6. La Iguana
7. 200 Sábados
8. Sin Corazón
9. Corazón en Caracol
10. Mundo Feliz
11. Pudriendo
12. Puedo Rascarme Solo
13. Miel de Escorpión
14. Fiebre
15. Pepinillo Amarillo
16. Caminitos Hacia el Cosmos
17. El Cumpleaños
18. Microbito

En opinión de varios asistentes y como respuesta a la pregunta del vocalista, la mayoría de las peticiones fueron cumplidas, pero esto no era todo. En ciertas canciones las manos se alzaban moviéndose en el aire desquitando esas ganas de gritar y sacarlo dentro. La banda nos hacía pensar que esa era una gran noche de viernes, como esas que siempre quieres tener con buena música, personas que te entienden y un sinfín de letras por cantar.

Ente cada tanda de canciones una pausa dramática se asomaba y algunos cambiaban su expresión por temor al pensar que había llegado a su fin, no sabían que el tiempo no importaba y tres décadas de trayectoria serían celebradas.

Para la siguiente parte del set lo que nos esperaba era una selección de “éxitos” y es que como cuenta Leonardo, la banda se formó para darle voz a esas que pedían poder expresar sus pensamientos.

1. Rosa Venus
2. No Eres Yo
3. El Crucifijo
4. Muy Maniaco de mi Parte
5. Descontrol
6. Revolución Sin Manos

Las más destacadas de este segmento obvio fueron dos a mi parecer. En “No Eres Yo” todo el recinto estaba de pie y los rostros que se van haciendo maduros se empataban con jóvenes para hacer una sola voz.

Algo muy importante que dijo Leonardo de Lozanne es que este fin de semana es clave porque el país está por decidir cuál será el próximo capítulo de nuestra nación. Entre fiebre mundial, elecciones y movimientos por defender a nuestros compatriotas, “Revolución Sin Manos” fue eso que hacía falta escuchar para recapacitar, no importa de qué color vistas tu elección, lo que si importa es decidir lo mejor para nosotros como ciudadanos.

Mientras sonaba la última canción de este set una lluvia de colores adornaba el escenario con singular destello en sus integrantes y emocionaban a sus espectadores.

La tercera parte llegó con sus respectivos suspensos y lo que nos esperaba eran cuatro canciones románticas y de lo mejor. Son clave, son esenciales cuando el amor vuela por tu cabeza y son lo mejor para hacer que te brillen los ojos.

1. Regrésame a Jupiter
2. Sacúdeme
3. Hipnotízame
4. Vivo

¿qué tan trillado es dedicar “Hipnotízame”? Muchos puntos de luz repartidos en el lugar hacen el ambiente más memorable para abrirle paso a otra canción de amor. Si eras chavo y estuviste en el apogeo de la canción, seguro la dedicaste a tu amor de verano. Para los que no estuvimos cuando llegó al mundo, deseábamos que nos dijera la persona que nos traía de un ala que pensaba en nosotros con esa pieza. Sin duda, la canción mejor recibida.

Si se realizara una compilación de canciones perfectas para dedicarle al amor, sin duda nominaría esta.

Nos olvidamos del reloj y que el tiempo había pasado, pero tanto la energía como la voz iban mostrando que el fin del show era muy pronto.

Con la banda recorriendo el escenario a lo largo, bailando entre colores caídos y un público más que emocionado, llegaron las últimas canciones de la noche:

1. Brincas
2. Veneno Vil
3. Hoy Tengo Miedo

Está demás mencionar que fue el trío perfecto para saltar sin importar que una silla se te atraviesa.