Garbage y Blondie, el poder femenino en su máxima expresión #WARPGigs

// Por: Staff

Mar 15 agosto, 2017

César Vicuña/ Ocesa

Lugar: Palacio de los Deportes

Fecha: 14 August 2017

Son muchas las giras de bandas que provocan expectativas como las que crearon Garbage y Blondie con su Rage and Rapture Tour! Los fans estaban listos para ver en vivo a dos de las mejores cantantes que ha dado la escena del rock y nadie se fue decepcionado pues lo sucedido en el Palacio de los Deportes fue una experiencia que bien valdría la pena repetir.

La fiesta comenzó con el grupo de Shirley Manson tocando “No Horses”, su sencillo más reciente. Minutos más tarde llegaron “#1 Crush“, “Empty“, “I Think I’m Paranoid” y “Cherry Lips (Go Baby Go!)“, temas en los que el cuarteto aprovechó cada oportunidad que se le presentó para lucirse en sus instrumentos.

“Cada vez que venimos a Ciudad de México, ustedes saben lo que sentimos por ustedes, estamos muy honrados de estar aquí en la última fecha de este tour”, estas fueron las palabras de una emocionada Shirley Manson que no podía ocultar lo que sentía ante los gritos de miles de seguidores que posteriormente corearon “Stupid Girl“, “Only Happy When It Rains“, “Push It” y “Vow“.

Más tarde llegó Blondie como acto principal de una noche en la que el llamado girl power fue protagonista más que nunca. Debbie Harry y los suyos comenzaron a rockear -sí, a sus 72 años de edad la cantante todavía sabe cómo prender al público- con “One Way or Another“, que marcó el inicio de un setlist asesino en el que también sobresalieron “Call Me“, “Rapture” y “Rainy Day Women #12 & 35“, cover del gran Bob Dylan.

“Fue un gran tour, este será un gran show, vamos a divertirnos”, fue la frase con la que se selló la velada, misma que llegó a su inevitable final mientras sonaban “Atomic” y “Heart of Glass“. La mítica banda se fue y regresó con “My Heart Will Go On“, “The Tide Is High” y “Dreaming“. Los asistentes pudieron disfrutar de una doble dosis de poder femenino al ritmo de rock y muchos se quedaron con las ganas de ver una colaboración sobre el escenario entre ambos proyectos.