La entrega y pasión de Guns N’ Roses en el Palacio de los Deportes #WARPGigs

// Por: Staff

Mie 30 Noviembre, 2016

Fecha: 29 November 2016

El día de ayer miles de fanáticos de Guns N’ Roses nos dimos cita en el Palacio de los Deportes, para presenciar por segunda vez en el año la potencia y energía que solo esta banda sabe entregar. Como parte del cierre de actividades de “Not In This Lifetime Tour”, la gira de reencuentro de GNR, la CDMX se quedó anonadada ante la actuación de estos astros del rock escuchando uno a uno sus más grandes éxitos, además de algunas sorpresas que tenían guardadas.

La cita fue a las 7:30 de la noche, cuando Tyler Bryant and The Shakedown apareció en el escenario para abrir este magno evento. Los oriundos de Nashville deleitaron a la audiencia y los prepararon para lo que seguía.

Sorprendentemente la pista general del domo de cobre no estaba llena, lo que permitía el libre paso entre la gente. Por razones ajenas a la banda y por cuestiones de logística con el helicóptero de Axl, su show se retrasó por una hora, causando caos en la multitud.

Después de una espera inquietante y con la emoción al máximo, Axl, Duff y Slash saltaron al escenario con su clásica dupla de canciones ‘It’s So Easy’ y ‘Mr. Brownstone’, ambos temas pertenecientes al Apetite For Destruction (1987), mismos que retumbaron de extremo a extremo el recinto. Esta vez su puesta en escena contaba con su escenario clásico, plataformas, escaleras y un ligero pasillo que los acercaba a la audiencia. Un acomodo perfecto.

La calidad del sonido era grandiosa, siempre y cuando te mantuvieras alejado de los muros, aunque fue evidente la grandeza con la que desempeñaron su trabajo de producción, además, la pirotecnia se hizo presente desde el primer segundo, estaba claro que querían consagrarse con un excelente show.

‘Welcome To The Jungle’ no se hizo esperar. Slash comenzó con un solo de guitarra que predecía el inicio de algo grande; “You know where the fuck you are?”, fue la frase que enloqueció por completo a todo mundo, mientras detrás de los músicos las llamas encendían la noche. ‘Double Talkin’ Jive’ y ‘Better’, una de las canciones más aclamadas del Chinese Democracy (2008), le siguieron.

La noche estuvo llena de sorpresas. Por momentos Slash se apoderaba de los reflectores regalando increíbles solos de guitarra que dejarían boquiabierto a cualquier músico; McKagan demostraba sus dotes de bajista e interactuaba de lado a lado con la audiencia. Por su parte Axl se entregaba al público demostrando una voz excepcional y una entonación absoluta.

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-las-12-24-27-p-m

‘Estranged’ una de las consentidas comenzaba a corearse. Esta canción marcó el cambio de un show ordinario a un momento único; Slash tomó su Gibson Double Neck y se colocó en el centro del escenario para interpretar el tema como si hubiera sido extraído del disco. Le siguió la grandiosa ‘Civil War’, acompañada de explosiones, y ‘The Godfather’ el clásico musical que hace referencia al film de Marlon Brando.

Demostrando su versatilidad, la banda interpretó ‘Wish You Were Here’ de Pink Floyd en su versión instrumental a dos guitarras. Richard Fortus y el sujeto del sombrero de copa, ocuparon el segundo piso del escenario mientras el público coreaba la letra. Al prenderse las luces un piano se encontraba en la pista,  lo que significaba solo una cosa, ‘November Rain’ estaba por venir.

El repertorio se hacía presente, temas como ‘Live And Let Die’ y ‘Knockin On Heaven’s Doors’ nos hacían cantar a todo pulmón. La sensación de placer era evidente; miles de rostros felices no podían estar equivocados, estábamos ante una presentación grandiosa.

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-las-12-24-15-p-m

La presentación de los músicos fue otro de los momentos clave de la noche, Axl comenzó a mencionar los nombres de sus compañeros y uno a uno el público los aclamó. Como era de esperarse, al mencionar al famoso guitarrista un nuevo requinto retumbaba las bocinas. Slash comenzó con fuerza para dar paso a ‘You Could Be Mine’ y a ‘Yesterdays’.

‘Sweet Child O’ Mine’ fue otro de los momentos más esperados. Al comenzar con este tema la fuerza del público casi opacaba los monitores y la euforia en la banda crecía constantemente.

GNR se despidió por un momento abriendo paso al encore. Los músicos regresaron interpretando un cover de ‘Baby I’m Gonna Leave You’ de Led Zepellin, aunque de igual manera fue instrumental. La banda reaparecería completa con ‘Nightrain’, alterando el orden mientras los asistentes volaban por los aires.

captura-de-pantalla-2016-11-30-a-las-12-24-05-p-m

Para terminar la banda de Hollywood interpretó ‘Don’t Cry’, un tema que dio paso al momento meloso de la noche, en el que parejas se tomaban de la mano y sacudían sus cuerpos para cantarla con fuerza y como ya es costumbre en cada una de sus presentaciones, ‘Paradise City’ culminaba su asombrosa presentación con fuegos pirotécnicos, luces y explosiones de colores.

Una noche perfecta gracias al talento de esta legendaria banda, así como a la energía que poseen y que show tras show siguen entregando. Sin lugar a dudas estos rockeros seguirán dando de que hablar, ya que aún tienen mucho que dar.

Setlist

It’s So Easy 
Mr. Brownstone 
Chinese Democracy 
Welcome to the Jungle 
Double Talkin’ Jive 
Better
Estranged
Live and Let Die
Rocket Queen
You Could Be Mine 
You Can’t Put Your Arms Around A Memory/New Rose
This I Love 
Civil War
Coma
Band intros Slash solo – Speak Softly Love (Love Theme From The Godfather/Andy Williams)/Sweet Child O’ Mine
Yesterdays
My Michelle
Wish You Were here/Layla/November Rain
Knockin’ on Heaven’s Door   
Nightrain 

Encore:

Jam (Babe I’m Gonna Leave You)/Don’t Cry 
The Seeker
Paradise City