Moderat en Sala de Armas #WARPGigs

// Por: Staff

Sab 10 diciembre, 2016

Fotos: Feli Gutiérres para WARP

Artista: Moderat

Lugar: Sala de Armas

Fecha: 09 December 2016

//Por: Raúl Arce

Tuvieron que pasar seis años para que regresara Moderat a nuestro país. Para los pocos que no lo tengan claro, Moderat es el ambicioso proyecto que une a Modeselektor (Gernot Bronsert y Sebastian Szary) y Apparat (Sascha Ring).

En esta ocasión, la Sala de Armas de Ciudad Deportiva fue el venue elegido para la cita y, aunque muchos dudábamos de su acústica, pronto todas nuestras preocupaciones desaparecieron gracias al buen trabajo de los ingenieros de audio de la banda.

Una vez pasados los tardados filtros de seguridad para acceder al lugar, resultó evidente que los organizadores se preocuparon por no atascar de gente el recinto a pesar de ser sold out, situación que realmente se agradece en un país en donde casi siempre se antepone el interés económico sobre la calidad del espectáculo y la experiencia del público.

El show empezó puntual a las 9:30, y entonces comenzó una experiencia que en realidad es mucho más que un concierto. Más allá de los clichés que acompañan a un show de  electrónica; ver a Moderat no implica sólo música con visuales, sino una comunión sensorial completa, con un diseño de escenario cuidadosamente pensado, gráficos proyectados en una calidad que rara vez vemos en México y, sobre todo, una propuesta sonora que resulta difícil de explicar: es potente, elegante, bien estructurada, pero siempre evidenciando que hay humanos detrás de toda la cama de sonidos.

En un momento dentro de la historia musical en el que parece predominar lo automatizado y lo sintético, Moderat nos regresa la fe en la electrónica, y nos demuestra que la sensibilidad puede traducirse también a través de sintetizadores, cajas de ritmos y programación.

Esta presentación dejó claro que hoy en día Moderat es uno de los referentes dentro de la electrónica de avanzada, pero más allá de eso, pudimos ver a una banda sólida, que sabe integrar perfectamente elementos programados y sintetizadores con guitarras, bajos y voces, y que se siente cómoda en un escenario frente a miles de personas, poseedora de un sonido propio, capaz de vender completamente un show en una época en la que ya damos por muerto al año, en lo que a conciertos se refiere.

Alrededor de dos horas después, ya casi habíamos cerrado el recorrido dentro de la trilogía discográfica de Moderat y, por lo menos a mí, el concierto me dejó pensando que para la generación actual,  este combo de Berlín puede representar lo que fue Massive Attack en los 90, o incluso Broadcast en la primera década de los 2000. Al final, esto lo determinará la misma banda y sus futuras producciones.