Morrissey en el Vive Latino 2018 #WARPGigs

// Por: Oscar Adame

Dom 18 marzo, 2018

Fotos por: Saulo Barrera

Artista: Morrissey

Lugar: Autódromo Hermanos Rodríguez

Fecha: 17 March 2018

Reseña:  Gabriela Estrada / @GabaMaiden

Esta vez ninguna carne nos separó de Steven Patrick Morrissey, aunque de fondo su batería negaba la cruz de su parroquia, bajo una frase que deshonra a una “famosa” cadena de comida rápida: “Mc Cruelty, I´m hating it”.

Por primera vez el afamado cantante y letrista británico se presentó ante sus seguidores en un Vive Latino, tras haber cancelado su presentación en la edición del 2013.

Bajo el gran aire de Nashville, Morrissey, estremeció al público al son de ‘You´ll be Gone, de Elvis Presley, gran icono del rock and roll y uno de sus más grandes ídolos musicales. Prosiguió con ‘The Last of The Famous International Playboys’, de 1989, en la cual nos habla del glamour de los medios y de la hipocresía masiva.

¿Siguiente corte? La ex primera ministra de Reino Unido, Margaret Thatcher, de fondo, al tiempo que sonaba ‘I Wish You Lonely’, del álbum Low in High School (2017), disco que fue grabado en el Forum Studios del compositor italiano Ennio Morricone, en Roma, así como en los estudios La Fabrique, en Francia.

‘Suedehead’, hizo llorar a más de 100, recorriendo pieles en una sola caricia bajo los primeros acordes; Morrissey, ya desfajado y elevado en esa aura y aplomo sensual que lo caracteriza, interpretó este clásico de 1988.

De su época en The Smiths, Morrissey presentó ‘How Soon Is Now’, con Bruce Lee de fondo, una canción representativa del estilo de la banda  y que se hizo acompañar del uso de un fabuloso gong en su cierre, dando un increíble efecto de percusión que honró a aquella época.

‘My Love I´d Do Anything For You’, ‘The Bullfighter Dies, ‘When You Open Up Your Legs”, siguieron el encanto, donde no podía faltar ‘First In The Gang To Die’, para cerrar con ‘World Peace Is  Non Of Your Business”, en las que tuvo más interacción con el público, dirigiendo palmas, agitando pandero y aclamando al cielo en señal de agradecimiento.