Sigur Rós con la filarmónica de Los Angeles en el Walt Disney Concert Hall #WARPGigs

// Por: Staff

Lun 17 abril, 2017

Fotos oficiales: Mathew Imaging

Artista: Sigur Rós

Lugar: Walt Disney Concert Hall, Los Angeles, California

Fecha: 14 April 2017

//Por: Carlos Guetta

La última vez que Sigur Rós pisara un recinto similar al Walt Disney Concert Hall en Los Ángeles fue el Dorothy Chandler Pavillion hace 14 años el 7 de Abril del 2003, pero en aquella ocasión no hubo filarmónica y se hacían acompañar por la agrupación hermana Amiina quienes estuvieron con ellos durante varias de sus giras. Unos meses después en Octubre del mismo 2003 fue inaugurado el Walt Disney Concert Hall lugar donde en la actualidad Sigur Rós fue ha sido invitado y recibido con grandes expectativas, esto fue posible gracias al Festival Reykjavík. Festival Islandés en el durante 11 días del mes de Abril se albergó a muchos exponentes artísticos  nacidos en este país nórdico.

Con todo a favor llegamos a la segunda fecha en este maravilloso lugar diseñado por el arquitecto Frank Gehry también creador del afamado Guggenheim Museum en Bilbao. Todo pintaba para ser una noche larga llena de música, el evento que ya había iniciado desde las 6:45 de la tarde en uno de los salones adyacentes al lobby de este enorme recinto, fue a cargo de la agrupación Nordic Affect un ensamble de cuerdas que para muchos de los “seguidores” de Sigur Rós pasó desapercibido.

Con programa en mano pudimos percatarnos que entre otros de los invitados a esta session estaba el grupo coral Schola Cantorum Reykjavik fueron quienes abrieron las tres fechas de la banda dentro de este evento en el salón principal, fueron 5 temas los que el coro interpretó con la atención de una sala todavía a la mitad de su capacidad, contrario al día anterior donde ‘Los Angeles Times’ había reportado esa mañana “Un trato irrespetuoso hacia la agrupación coral de parte de los seguidores de la banda”. Al final de su sesión el coro se despido con un público de pie y entre aplausos desaparecieron por las puertas laterales del escenario. 

Era el turno de la Filarmónica de Los Ángeles quienes ejecutando dos obras de artistas islandeses, la primera AERIELITY de Anna Thorvaldsdóttir y el Concierto para Piano No. 2 de Haukur Tómasson interpretado por el joven pianista Vikingur Olafsson. Todos dirigidos por el maestro Esa Pekka-Salonen quien fué el maestro conductor de la filarmónica durante las tres noches de presentación de Sigur Rós y la Filarmónica de Los Ángeles.

Al regreso del primer intermedio el programa dio inicio con  “Á”  con arreglos de Daníel BJARNASON, (otra figura prometedora) dirigidos el maestro Pekka-Salonen dando inicio así a la mancuerna Sigur Rós/Filarmónica de Los Ángeles esa noche de Viernes. La entrada al tema a cargo de la orquesta sonó para que unos minutos después se incorporará Orri Páll Dýrason primero baterista de la banda, detrás de él venían Jón Thór Birgisson y Georg Hólm. Al instante no tardó en escucharse el falsete en la voz célebre de “Jonsi” para hacernos saber que el viaje por las emociones daba inicio.

Con una ocupación casi total durante los primeros minutos ejecutados por el afamado trío, los ojos de los asistentes estaban perdidamente enfocados al centro de aquel acústico y nítido espacio, en el imaginario personal parecía estar viendo una caja fantástica de música, de ensueño, de esas que en la oscuridad brillan a la distancia de una cama cuando en medio de la oscuridad de esas que cuando eres niño sugiere a la inocencia la idea de que los sonidos emitidos parecen ser cuentos alucinantes que flotan como pequeñas luces.
No había ninguna posibilidad de que en el ambiente se sintiera otra cosa que no fuera fantasia, insinuaciones pronunciadas a olvidarlo todo, la realidad, tu entorno y hasta quien estaba a tu lado, perdimos otros de nuestros sentidos y solo observamos, soñamos y escuchábamos la sublime voz que nos trasladaba de un lugar a otro sin movernos de nuestro asiento.

En una entrevista Birgisson afirmaba que habían pasado 15 años desde que trabajaron con orquesta alguna, esto era un reto mayor trabajar al lado de la filarmónica,  la cual además invitó a ocho compositores jóvenes para hacer los arreglos de los temas con los que ambas partes ejecutarán en el escenario.

Llegó “Ekki mukk” con arreglos de Missy Mazzoli que fue la segunda en la lista de canciones programadas para después dar paso a uno de los clásicas “Takk y Glosoli” de su álbum homónimo, que no fue posible que el público al sonar los primeros acordes (a la adaptación a cargo de su compatriota Páll Ragnar Pálsson) evitará vitorear la misma. Canciones que transformaron el ánimo de hasta aquellos que no se inmutaron al inicio de la presentación, porque al final la música de Sigur rós se ha convertido el soundtrack de una generación y que por “x ó y”  han escuchado por lo menos una vez en la vida.
Vinieron ‘Hrafntinna, Fljotavik y es en Staralfur que Jonsi nos deja boquiabiertos al lanzarse con un solo de voz sostenido de poco más de un minuto de acuerdo a mi conteo, volcando al público en aplausos, poniéndose de pie en señal de respeto, mientras unos segundos antes en medio de silencio un emocionado e incauto soltó un aplauso silenciado por si mismo al reconocer que no era todavía el momento de esto. Diluyendo este corte con el próximo cerraron  este capítulo memorable de acompañamiento con la Filarmónica angelina interpretando ‘Festival’ de su álbum ‘Med sud I eyrum vid spilum endalaust’ (2008), con algunos de nosotros acompañando con nuestras manos el sonido del bombo que retumbaba de una manera suave en las paredes del lugar, definitivamente estábamos en trance, luces que parpadeaban, riffs distorsionados de aquel arco de violonchelo que su vocalista pocas veces suelta. Aplaudimos sin cesar hasta irnos al receso.  

Fue entonces que nos mandaron al intermedio de 10 minutos mientras se preparaba el escenario para que subiera la banda en solo e hiciera lo suyo, mientras tanto vía Pichtfork/Youtube quienes ya habían transmitido la primera parte del show hacían una pausa también. -¡Claro que sí!…este es uno de esos eventos de los que se debe dejar testimonio de lo ocurrido y la transmisión en vivo sobre todo en esta era donde los medios virtuales dominan la escena mundial, logran acercar a muchos que por muchas circunstancias les es imposible asistir al lugar del evento.

La segunda parte con la banda ya sin la orquesta llegó y las bellas notas de ‘Saeglopur’ en medio de un ambiente a media luz y de color azulado. Seguro muchos de ustedes fans de la banda lo vieron en la transmisión simultánea y otros muchos están por hacerlo, ¿Qué más les puedo escribir de lo que se vivió anoche en Los Ángeles?…mucho, aun encontrando las palabras estas no alcanzan a describir cada una de las sensaciones vividas en ese instante.
No puedo dejar de compararlo con aquella primera vez que los vi en vivo, el trance en el que caímos en aquel hermoso lugar el “Wilshire Theatre” también en Los Ángeles, allá por el año 2001, ese primer encuentro personal con la banda marcó un momento en mi vida igual que esté en el memorable Walt Disney Concert Hall.

Vivan un poco de eso con el video que sigue en línea, vale la pena, acomodense, acerquen su mirada a una buena pantalla, preparen las palomitas, denle “Play” y disfruten a todo volumen uno de los conciertos del año. Sigur Rós y la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles.