#WARPenSXSW: Celebrando nuestro décimo showcase

// Por: Diovanny Garfias

Sab 18 marzo, 2017

Fotos por: Diovanny Garfias

Lugar: SXSW, Austin, Texas

Fecha: 17 March 2017

Como cada año Austin se convirtió en la capital de la música internacional, presentando actos de todos los calibres y lugares del mundo. La ciudad ofreció durante una semana un menú de bandas a la altura de cualquier exigencia y gusto, desde independientes o nuevas en los escenarios, con apenas unos años de formación, hasta grandes conocidos, algunos monstruos de los lineups de festivales. Así, su arte dotó a los cientos de venues, y claro, a los miles de visitantes, de esa vibra prodigiosa, esa que hace del ambiente en las calles algo especial y único.

En la primera noche de nuestra estancia decidimos que visitar a una consentida de WARP, Teri de Le Butcherettes se presentó en Buffalo Billiards ante un venue llenó. Apenas media hora sobre el escenario le bastó a la mexicana para demostrar con su punk rock por qué es uno de los actos nacionales más sobresalientes en el mundo, su personalidad rabiosa y sus guitarras fieras son sus dos armas letales.

Más tarde decidimos cambiar el mood y el showcase de StubHub fue la mejor opción. Con el popular Banger’s Sausage House & Beer Garden como sede disfrutamos de Electric Guest, el proyecto angelino liderado por Asa Taccone. Su pop de tintes electrónicos y rock suave fue el acompañamiento perfecto para disfrutar de una cerveza artesanal del lugar, conocido por su variedad de más de 80 tipos a escoger. Una milk stout fue la elección de esta vista.

Poco después de la media noche saltó al escenario Jillian Rose, mejor conocida como Banks. La californiana continúa con la promoción de “The Altar” (2016) y está claro que es una de las consentidas de los norteamericanos, para entonces el público ya tenía el venue a tope, además de festejar, corear y celebrar todo lo que la cantante hizo durante su show, cargado de R&B electrónico con tintes de dream pop, sin olvidar su típico toque de teatralidad.

Pasada la 1 am nos dirigimos a The Main, un lugar conocido en Austin por ver desfilar algunos de los actos emo (locales y foráneos) más relevantes de la pasada década. Sin embargo, en esta ocasión el ambiente cambió radicalmente, ya que Spoon presentaría oficialmente su nuevo álbum Hot Thoughts (2017) y vaya que los locales aprovecharon para hacer toda la promo posible, sin embargo, el show de la madrugada del 17 era especial, porque literalmente, mientras ellos subían al escenario, su disco llegaba a diferentes plataformas en todo el mundo. Tuvimos que hacer fila por más de una hora para entrar al venue (y ver a varios renunciar a la difícil misión) pero valió la pena, ya que Britt Daniel y compañía ofrecieron un show de época, con momentos dedicados a sus grandes clásicos, y claro, otros a su potente y recién cocinada placa, recordándonos por qué su trabajo es tan importante en contribución al rock como lo conocemos ahora.

Para nosotros la noche terminó con cena en el clásico de las calles, The Best Wurst (o sea, un hotdog en versión alemana) y la promesa de disfrutar de más música, esta vez, cortesía de WARP.

WARP 10th Showcase

Hace 10 años WARP presentaba su primer showcase y se convertía en el primer medio mexicano en entrar en el circuito de presentaciones de las calles de Austin, así que la ocasión requería un celebración épica, y vaya que lo fue, con el escenario de The Blackheart como escaparate.

Para abrir e apetito nada como la seductora música de Ruzzi. La originaria de Chihuahua se hizo acompañar de su amiga y cómplice, Vannesa Zamora y así, ambas entregaron una actuación perfecta para una noche que recién entregaba los primeros rayos de luna.

Después llegó el turno de Yucky Duster, la música del cuarteto de Brooklyn (que el año pasado entregó su debut homónimo), fue ideal para hacer una transición hacia un mundo más guitarrero, sin perder el espíritu pop de su trabajo. Sin duda, un obligado para los nostálgicos de las bandas “alternativas” de los noventa.

Tras el paso de los neoyorkinos llegó el turno de unos viejos conocidos de WARP, los españoles de Triángulo De Amor Bizarro. Y fieles a su costumbre ofrecieron poco más de 40 minutos de adrenalina noise con toques post punk, pura cólera gallega en forma de ondas sonoras, una actuación a tope, a la par de un público que aún tenía mucho por saborear.

Entonces llegó Alex Lahey, para colocar los sentidos en equilibrio, la originaria de Melburne, Australia, ha sido reconocida en su país y por diversos medios por su talento y su manera tan particular de entregar música, pero para entenderlo hay que presenciar su actuación en vivo. Lahey, apenas en sus veintes, cuenta con una gran cualidad, que es hacer de sus sentimientos una forma de expresión sónica, conectando al instante con cualquiera que entre en contacto.

Para la media noche nada como algo mexicano, o tan particular como lo que Troker hace en el escenario, su fusión de ritmos no solo hizo que los presentes retomaran las actividades cadenciosas, también nos dio un recorrido por diversos géneros, como el jazz, el rock, el regional, y claro, algo de progresivo, para balancear la ecuación.

Para cerrar, nada más ad hoc que el horror core de Ho99o9, su acto, violento y agresivo no ofreció descanso desde el primer momento, y así, de repente The Blackheart era (tal vez por primera vez en su historia) la sede de un moshpit. TheOGM y Eaddy son unos provocadores en todo sentido, visual, lírica y por supuesto, musicalmente y la audiencia lo agradeció hasta el final, cuando Eaddy empezó a escalar el escenario, volando entre la multitud.

Así celebramos 10 años de acudir a SXSW y de ser parte de la familia que hace posible este esfuerzo colectivo, apenas un grano de arena detrás de este titán de los masivos musicales. Y claro, regresaremos en 2018, porque Austin es nuestra segunda casa.