Gosha Rubchinskiy colaboró con adidas en su nueva colección otoño 2018

// Por: Ana Vargas

Vie 19 enero, 2018

El diseñador ruso Gosha Rubchinskiy es uno de los tastemakers más conocidos de la actualidad, en especial cuando se trata de combinar el streetwear con su estética de los años 90.

Después de la Guerra Fría, los banqueros occidentales y los políticos rusos impusieron lo que llamaron “terapia de choque capitalista” en la antigua Unión Soviética. Todo lo que había sido controlado se hizo disponible de un golpe; y fue justamente este mundo anárquico lo que formó los gustos de Rubchinsky.

“La gente estaba sedienta y luego pudieron probar muchas, muchas cosas. Estaban borrachos de libertad. Fue un gran momento. Algunas chicas querían ponerse todo el maquillaje que encontraban al mismo tiempo: Dior, Chanel, Versace, todas a la vez. Había imitaciones de grandes casas de moda deportiva que todos usaban. Era una mezcla de cultura de club, sesiones de moda locas, algo de arte, cine, música por completo”.

 Fue justamente ese mundo intenso de creatividad lo que lo inspiraría a convertirse en diseñador. Sus primeros shows luego de salir de la escuela de arte estaban centrados en un estereotipo cultural ruso, llamado gopnik; un joven de clase baja obsesionado con llevar outfits de marcas reconocidas de streetwear, pero sin estilo alguno. Alguien que mezcla zapatillas adidas con un traje de tres piezas, o zapatos de cuero con conjuntos deportivos.

Goscha se dio cuenta de que la cultura rave y skater de Moscú comenzaron a incorporar estos looks, y se dio cuenta de que era la estética kitsch en la que quería centrar su trabajo.

Hace una semana, Rubchinskiy presentó una pasarela que marcó la tercera y última entrega de una gran gira rusa. En el show, mostró la nueva entrega de su colaboración con adidas. La línea se destaca por sudaderas de gran tamaño y pantalones ajustados vistos en colecciones anteriores, además incorporó blazers cuadrados con las rayas de la marca en la manga y un exclusivo logotipo de trébol en el pecho.

Sin embargo, la mayor sensación fue un modelo con un corte de cabello rapado en donde se destacaban las famosas tres rayas de la marca. En el desfile, piezas con Burberry, Dr Martens y Levi’s también formaron parte de los looks.