Guanajuato International Film Festival 2013 Día 1

// Por: Staff

Vie 26 julio, 2013

Foto: Franccel Hernández para WARP

Sin duda alguna, el cine es un arte que día con día atrapa más adeptos y a pesar de las dificultades que su aprendizaje y práctica representan en países como México, nos encontramos con diversos esfuerzos por acercar la disciplina a la gente, sobre todo a los jóvenes. Uno de los más relevantes de desde hace varios años es el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés).

Aspecto

En esta, su decimosexta edición, el evento apostó por encabezar sus actividades con dos de los directores más aclamados e influyentes de las últimas décadas: Danny Boyle y Darren Aronofsky, nombres que causaron expectación desde el primer momento en que fueron confirmados.

La inclusión de ambos cineastas parecía llevar al festival hacia un camino que los organizadores han buscado desde hace años, uno en el que todas las actividades se mantuvieran fuertes y relevantes; sin embargo, la llegada de Boyle a la capital guanajuatense este jueves (25 de julio) dejó claro que en ese respecto aún hay mucho por hacer.

Danny Boyle

Danny Boyle

El Auditorio del Estado fue la sede para que el inglés ofreciera una conferencia magistral alrededor de su trayectoria, misma que el público en general abarrotó (algunos hicieron fila durante más de dos horas para alcanzar lugar). Danny se mostró sonriente y contento por visitar México “de una vez por todas”, según dijo, rompiendo casi instantáneamente ese halo de misticismo alrededor de quienes ostentan diversos reconocimientos mundiales.

Danny Boyle

Danny Boyle

Tras una breve charla que tocó algunos de los puntos más destacados de su filmografía, Boyle se dispuso a contestar preguntas del público. Algunos de los momentos más altos llegaron cuando el director expresó su simpatía por “Eli”, filme de Amat Escalante, su aversión a las cintas 3D, su intento por romper las “reglas” espaciales establecidas por Stanley Kubrick en “2001: A Space Odyssey” y sus altercados con grandes estudios al querer llevar sus historias por un camino diferente.

Danny Boyle

Danny Boyle

Tras citar a David Lynch al sustentar su idea de que “un filme debe dejar claras sus intensiones durante sus primeros cinco minutos”, Boyle fue cuestionado sobre “The Beach”, uno de los eslabones más débiles en su filmografía, a lo que respondió:

“Creo que no es una película tan buena, pero sigue siendo disfrutable… El problema fue que la gente del estudio quería que hiciéramos Titanic II sólo porque Leonardo (DiCaprio) estaba en ella”.

Cuando se le reconoció su “genial” aportación al cine de zombies al hacer que éstos se movieran aún más rápido que los humanos (“28 Days Later”), Danny comentó:

“No fue una genialidad, sólo traté de no ser estúpido”, ganando el aplauso de los presentes.

Para terminar, el cineasta comentó su interés por dirigir un musical, destacando que debía ser uno original y no la adaptación de una obra. “…Es mi Santo Grial”, aseguró.

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

Minutos después, Boyle tuvo una charla privada con la prensa, en la que se tocaron aspectos más profundos de su trabajo, técnica y estilo. Fue entonces que reconoció ser fanático del trabajo de Diego Rivera y Frida Kahlo, compartió que gusta de trabajar la mayor parte del tiempo de manera subconsciente y aseguró haber incluido un homenaje explícito a la película “Memorias Del Subdesarrollo”, del cineasta cubano Tomás Gutiérrez Alea, en “Trainspotting”:

“Utilicé la toma final de la película (de Gutiérrez Alea), la tomé completamente de ella, fue un homenaje porque es una película maravillosa”.

Por la noche, el Teatro Juárez fue sede del homenaje a Danny Boyle en el que recibió la Cruz de Plata otorgada por el festival, además de otros obsequios del gobierno del estado, y fue proyectada la cinta “Shallow Grave”.

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

Danny Boyle

De lado quedaron las actividades dedicadas al cine de Colombia (país invitado en esta edición), pues el carisma y buen humor de Boyle robaron la atención de todos, ante lo cual, surge la pregunta obvia: ¿Darren Aronovsky se comportará al mismo nivel durante las actividades del viernes y sábado?

Por: Diovanny Garfias

Fotos: Franccel Hernández para WARP