Hoy en el #CCapital16: Kraftwerk, los maestros del sintetizador

// Por: Staff

Dom 20 noviembre, 2016

corona-1

Kraftwerk es una agrupación de música electrónica nacida en Düsseldorf, Alemania y creada por Ralf Hütter y Florian Schneider en 1970.

Su característico sonido combina ritmos repetitivos que siguen un estilo clásico occidental de la armonía, con instrumentación minimalista y estrictamente electrónica. Las letras algunas veces son cantadas a través de un vocoder o generadas por un sintetizador. Kraftwerk fue uno de los primeros grupos en popularizar y crear música electrónica y son considerados pioneros en la materia.

El nombre de esta agrupación tiene origen en su etimología que significa “central energética” en alemán, lo cual va de la mano con el sonido distintivo y revolucionario, que ha tenido un efecto duradero a través de muchos géneros de la música moderna. Según algunos medios especializados, se dice que ninguna otra banda desde The Beatles, ha brindado tanto a la cultura pop, y que una amplia gama de artistas han sido influenciados por su música.

En 1968, en el conservatorio de música de la ciudad alemana de Düsseldorf, Hütter y Schneider unen sus ideas y gustos, dando como resultado la formación Organisation, la cual concluye con la edición del álbum, Tone Float (1970), mostrando una psicodelia en exótica conjunción con percusiones.

Después de un tiempo la agrupación publica el álbum Kraftwerk (1970), con la colaboración de dos baterías (Andreas Hohmmann y Klaus Dinger). Este trabajo respira aún dentro de la atmósfera del “krautrock” o “rock alemán” (corriente musical que simboliza la influencia del rock anglosajón, adaptada a la mentalidad germana). Al poco tiempo Hohmmann abandona el grupo, pero a la vez se introducen dos nuevos componentes, Michael Rother (guitarrista) y Eberhardt Krahnemann (bajista). Tantos cambios hace que el seno del grupo se divida en dos bloques, por un lado, Hütter y Krahnemann, y por el otro, Schneider, Rother y Dinger (que forman el grupo Neu).

Schneider volvió junto a Hütter y encerrados en los estudios realizaron Kraftwerk 2 (1972) , mismo que es el primer trabajo de toda la discografía mundial grabada con caja de ritmos, un aparato que se empieza a comercializar a mediados de los 70.

En resumen, los primeros añosvse traducen en la realización de tres álbumes que bajo la verificación de Conny Plank, mostraron una retahíla de sonidos nada que ver con lo que actualmente entendemos hoy por el sonido “Kraftwerkiano”. Un dato si era común a la actualidad, y era su afición por los iconos y símbolos, como muestran sus primerizas portadas, que nos trasladan a obras de Duchamp o Warhol.

Kraftwerk fue también pionero en otra tendencia importante en el mundo de la música, que especialmente marcaría el periodo de finales de los setenta y principios de los ochenta. Se trata de retomar de forma sistemática una estética con reminiscencias del futurismo y el constructivismo de la primera mitad de siglo.

Por un lado, esta marca estética es palpable de forma evidente en el aparato visual de sus álbumes, las portadas y los carteles, que imitan a la Unión Soviética. La imagen misma con la que se presentan sus componentes (toda ella a cargo del pintor y también músico Emil Schult, a partir de 1993), uniforme, impersonal y robótica, remite también al hieratismo de las figuras protagonistas de los carteles de propaganda régimenes totalitarios. Asimismo, hay también cierto aire “años cincuenta” en su vestimenta y aspecto, cosa que hace pensar en la época de expansión del género de la ciencia ficción (del que también beben Kraftwerk en sus letras).

De cualquier manera esta banda ha logrado convertirse en objeto de culto para los manates de los sonidos análogos y electrónicos, dando como resultado una oleada de fans al rededor del mundo y fieles seguidores de su peculiar, y en ese entocnes, innovador estilo.

Kraftwerk se estará presentando el día de hoy en el Festival #CCapital16. No puedes perderte a estas grandes leyendas, que le dieron nombre a la música electrónica actual.