Kanye West habla de su salud mental, negocios, política y amistad en una nueva entrevista

// Por: Samantha Archibald

Mar 1 mayo, 2018

Kanye West fue entrevistado por el conductor Charlamagne Tha God sobre temas que incluyen sus recientes comentarios sobre Donald Trump, su relación con JAY-Z y la crisis mental por la cual atravesó en 2016, la cual lo llevó a ser hospitalizado.

Kanye también habló brevemente sobre los lanzamientos de sus próximos álbumes, -“Quiero crear música que sea terapéutica“-, explicó, citando a ‘Real Friends’ de The Life Of Pablo (2016), como uno de esos ejemplos. 

Puedes ver la entrevista completa aquí que se resume en los siguientes puntos

EL ESTIGMA DE LA SALUD MENTAL

Kanye reconoce que su crisis mental de 2016 – o, como él lo llama, un “avance mental”, como el resultado de un exceso de trabajo. Él dice que se sentía como si estuviera en una carrera “contra el tiempo” y otra carrera “contra la popularidad” contra otros titanes de la industria de la música y la moda. Destaca específicamente la competencia de músicos como Drake y Kendrick Lamar, así como el hecho de que The Life of Pablo no estaba tocando en la radio. -“Desde el momento de Taylor Swift, nunca ha sido lo mismo … la conexión a la radio“, comenta. Reconoce que actualmente está medicado, y que no ve a un terapeuta. “El mundo es mi terapeuta“, proclama. También dice que quiere cambiar “el estigma de la locura” y “el estigma de la salud mental“-.

KANYE NO LE DEBE NADA A JAY-Z

Kanye dice que él y JAY-Z se escriben, pero que no se han visto cara a cara. Kanye remonta el conflicto a dos episodios en particular:

1.)  Cuando JAY-Z y Beyoncé no asistieron a la boda de él y Kim Kardashian en 2014. Kanye reconoce que, en ese momento, la pareja estaba lidiando con las consecuencias de la infidelidad de JAY-Z, pero agrega, “si eres de la familia, eso no es una excusa“.

2.)  Kanye no aprecia que JAY-Z insinúe que le dio un adelanto de $20 millones para su gira Life of Pablo (JAY-Z dijo tanto sobre la pista de 4:44 “Kill JAY-Z“, rapeando, “le diste 20 millones sin pestañear / te dio 20 minutos en el escenario, joder, ¿estaba pensando?“)

En realidad, Kanye dice, Live Nation puso el dinero y JAY-Z actuó como co-firmante. No le gusta la insinuación de que está en deuda con JAY-Z, que cree que JAY-Z ha jugado para su propio beneficio personal. Dicho eso, Kanye dice que está dispuesto a reunirse con JAY-Z en el futuro.

RACISMO EN ESTADOS UNIDOS

“El racismo no es el factor decisivo para mí“, dice Kanye. “Si ese fuera el caso, no viviría en Estados Unidos“. Respecto la propuesta de poner a Harriet Tubman en el billete de $20dlls comentó, -“¿Por qué tienes que seguir recordándonos sobre la esclavitud?”-, más tarde dice –“Ciertos íconos están demasiado lejos en el pasado y no se pueden identificar, eso es lo que lo hace inequívoco”-.

RESENTIMIENTO HACIA OBAMA

Kanye todavía está dolido por el presidente Obama llamándolo jackass (burro) en 2012. Dice que Obama había acudido a él antes de postularse a la presidencia para pedirle a él y a su madre apoyo. En ese momento, Kanye dice que Obama le dijo que él era su “artista favorito”. No entiende por qué una persona criticaría públicamente a su artista favorito en lugar de comunicarse directamente con él. Kanye también estaba celoso de que Kendrick y JAY-Z fueran invitados a la Casa Blanca mientras él no estaba. En otro punto, dice: “También tengo un problema con que Obama sea de Chicago y Chicago sigue siendo la capital mundial de los asesinatos”, aunque reconoce que Obama estaba limitado en cuanto a todo lo que pudo haber hecho como presidente.

PORQUÉ DEJÓ NIKE

-“Los artistas son empresas … No necesitan gerentes, necesitan directores ejecutivos”-, explica Kanye al explicar su decisión de separarse de su agencia. Él argumenta que los músicos superestrella deben ser tratados como IPOs – él mismo dice que su marca tiene un valor arriba de $1 billón dllrs – y por lo tanto debe establecerse como una empresa real, empleando personas con visión para los negocios. También revela que dejó a Nike porque no le ofrecieron regalías por sus zapatos.

Air Yezzy 2 de Nike, diseñados por Kanye West

DONALD TRUMP

A Kanye, en realidad, no le gusta Trump, solo le gusta la idea de Trump. -“El hecho de que él haya ganado demuestra que todo es posible. Es un tiempo para lo poco convencional. No soy de pensamiento tradicional. Soy un inconformista. También soy productor, me gusta cortar cosas. ¿Cuál es la versión de Ye? La campaña de Trump con los principios de Bernie Sanders “-.