Kate del Castillo rompe el silencio sobre “El Chapo”

// Por: Daniela Castellanos

Lun 14 marzo, 2016

Después de más de dos meses de que saliera a la luz la publicación que realizó la revista Rolling Stone, sobre el encuentro que tuvieron el actor activista Sean Penn y Kate del Castillo con el líder del Cártel de Sinaloa; la actriz decidió romper el silencio,  a través de una crónica que explica detalladamente como fue el proceso de contacto con el capo, como consecuencia a una confesión que realizó en Twitter hace un par de años.

La historia comienza contando un poco acerca de los orígenes de la hija del famoso actor mexicano, Eric del Castillo y avanza poco a poco, tratando de explicar el motivo que la llevó a escribir ese tweet que le otorgó el respeto y protección de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

124641_delcastillo

“Ya habían pasado tres años del famoso tuit. Estaba grabando en Miami Dueños del Paraíso, otra narcoserie, recibí una llamada de mi santa madre diciéndome que me estaban buscando para una película grande, me preguntó si podía dar mi dirección de correo electrónico.El correo electrónico que recibí no decía mucho: una persona se presentaba y me pedía una cita para hablar del proyecto. Le contesté que el domingo era mi único día libre y que con gusto nos podríamos ver para tomar un café (…) Después de aproximadamente tres semanas me llegó un nuevo mail. Ahí se leía: “Somos los abogados de Joaquín Guzmán Loera”.”

A partir de ello la interprete de “La Reina del Sur”, se dio cuenta de la polémica que había generado, y narra como es que tomó un avión privado para tener el primer contacto con el personal de confianza del “Chapo”, realmente no entendía como es que había sido elegida para formar parte del proyecto cinematográfico que narraría la vida y obra de uno de los hombres más buscados en todo el mundo.

“El Sr. Guzmán se rehusó a darle los derechos a todos… excepto a mí. ¡¿A mí?! Darme los derechos de su vida… ¡¿A MÍ?! “¿Por qué yo?”, les pregunté. Ellos dijeron :“Porque la admira, la respeta y confía en usted plenamente. Le tiene respeto porque usted habla la verdad, no se anda con poses, por ese tuit donde a él lo menciona, porque es valiente y porque quiere que actúe en su película, ya que le gustó mucho su trabajo en la serie”

article-reina-1024x768_134625758134_4

Días después Kate se entera del segundo escape del narcotraficante, lo cual le hace ponerse en sintonía con él, mediante varias cartas firmadas bajo su nombre “Joaquín Guzmán L”, en las que el señor expresaba todo su respeto hacia la actriz y además se expresaba de ella como si fuese una de sus mejores amigas y la invitaba personalmente a ser una de las piezas fundamentales para el proyecto cinematográfico que tenia en mente.

“Pasó algún tiempo hasta que volvieron a contactarme. Estaba estupefacta. ¿Cómo podían acercarse cuando todo el mundo estaba buscándolos? El señor quería que yo siguiera adelante con el proyecto. Me comuniqué con los productores inmediatamente.  Uno de ellos me dijo que Sean Penn quería sentarse a platicar conmigo. En ese instante comencé a investigar sobre él, no como actor, sino como filántropo, como activista, como ser humano. “

Tras contactar a Sean, y hablar un poco sobre el proceso de como fue el traslado hacia el territorio del Cártel, por fin relata como fue el primer contacto cara a cara con este personaje.

“Sean preguntó al Sr. Guzmán si podía escribir un artículo para la revista Rolling Stone, lo cual me sorprendió totalmente. Yo no tenía conocimiento alguno de esto. También le preguntó si era posible tomarnos una foto para verificar nuestro encuentro, y él accedió.”

sean_penn_chapo

 

“Después de varias horas de plática, el tequila tuvo sus efectos en mí, los cuales no pasaron inadvertidos por nuestro anfitrión, quien me dijo que sería mejor que me fuera a dormir. Yo estuve de acuerdo. El Sr. Guzmán dijo que él me acompañaría. (…) respetuosamente jaló mi silla y me acompañó. Caminamos por un pasillo, él me tomó del brazo. El corazón me latía a una velocidad que no sabía que era posible. En ese corredor, mientras caminaba llevada del brazo de Joaquín Guzmán Loera, no sé de dónde me salió valor para hablar. Pensé que si le molestaba lo que estaba por decirle, tal vez ésas serían mis últimas palabras: “Amigo, no se te olvide lo que te pedí en mi tuit, tú puedes hacer el bien, eres un hombre poderoso” (…)Y nuestro proyecto también va a servir para resarcir de alguna forma a las víctimas del crimen organizado, amigo, ¿cómo ves?”.