Las presentaciones de medio tiempo más memorables en el Super Bowl

// Por: Sara Araujo

Dom 5 Febrero, 2017

Sin duda alguna, ser fan o no del fútbol americano ya no es un requisito para reunirse el primer domingo de febrero y ver el Super Bowl. Las razones varían entre la deliciosa comida con amigos y familia, el pretexto para juntarse y beber un rato, pero más que nada, la curiosidad en relación con el show de medio tiempo.

Con cada año que pasa, los números musicales del Super Bowl se vuelven cada vez más llamativos, controversiales y comerciales. Sin embargo, cabe destacar que dentro de la larga lista de invitados, han surgido presentaciones particularmente excepcionales (sin menospreciar a los demás, claramente). Algunas de ellas fueron:

MICHAEL JACKSON, 1993

En mi opinión, el concierto más épico que se haya visto en la historia del Super Bowl. Michael Jackson sacudió Los Ángeles con éxitos como Jam,” “Billie Jean” y “Black or White.” Cerrando con “Heal the World,”, el cantante conmovió al estadio completo. Sus pasos de baile, su impresionante talento, y más que nada, su presencia, fue lo que hizo a Michael Jackson el rey del pop.

U2, 2002

Menos de medio año había pasado desde los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York. Y si bien “Beautiful Day” recibió una gran ovación por parte de los fans, cuando el homenaje a las víctimas del ataque se hizo llegar de la mano de “Where the Streets Have No Name”, el público presenció uno de los conciertos de medio tiempo más conmovedores.

PAUL McCARTNEY, 2005

Ciertamente, no hay falla si se trata de algún ex Beatle. Amado e idolatrado por varias generaciones, Paul McCartney naturalmente figura como una de las mejores presentaciones de medio tiempo. Más de 80 mil afortunados lograron corear  con Paul sus grandes éxitos: “Drive My Car”, “Get Back” y claro, la épica “Live And Let Die”.

ROLLING STONES, 2006

Era evidente que al tratarse de los Rolling Stones, el evento de medio sería legendario. Y lo fue. Como era de esperarse, “Start Me Up” inauguró la breve presentación, agitando al público por completo. Desafortunadamente, por temas de censura, el audio tenía un ligero retraso que permitía aligerar el “alto contenido sexual” de sus canciones, según los organizadores del evento ese año.

PRINCE, 2007

Otra leyenda en el escenario, una que desafortunadamente, nos dejó el año pasado. Recordar su presentación en estos momentos es un gran llamado a la nostalgia, y a pesar de esto, vale la pena volver a retomarlo. Fue único, fue grande y cualquier asistente podrá estar de acuerdo con esto. Desde sus clásicos “Let’s Go Crazy” y “Purple Rain”, hasta el homenaje a Dylan con “All Along the Watchtower”, Prince ofreció un número musical inigualable.