Las repercusiones que podría tener en la música de Cuba las restricciones impuestas por Trump

// Por: Rodrigo Trejo

Jue 22 Junio, 2017

Hace algunos días se anunciaron una serie de acciones por parte del Presidente Donald Trump sobre la relación del país Norteamericano con Cuba y los acuerdos que firmó su antecesor Barack Obama. Aunque la mayoría de los acuerdos que logró Obama permanecen, hubo una serie de cambios que podrían afectar el desarrollo del turismo en la isla y con ello a la cultura e industria musical.

Si bien los artistas americanos podrán seguir viajando y presentarse en espectáculos donde los contraten, una de las restricciones hechas por Donald Trump establece que los ciudadanos americanos no podrán gastar en comercios o empresas que estén afiliadas a GAESA, el consorcio empresarial perteneciente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias y que, de acuerdo al Miami Herald, representan aproximadamente el 60% de la economía en la isla.

Major lazer en Havana @musicabana

A post shared by diplo (@diplo) on

Esto significa que los artistas y turistas no podrán utilizar hoteles pertenecientes a este corporativo como el famoso Hotel Saratoga y diversas cadenas que funcionan bajo su operación, servicios de transporte, lugares para conciertos o eventos y cualquier servicio que sea perteneciente a este consorcio. Esto complicará aún más la producción de un evento en el que puedan presentarse estos artistas y motivar el crecimiento de la industria del entretenimiento en vivo dentro del país.

Además de estas restricciones, ahora los ciudadanos americanos para poder viajar a la isla lo podrán hacer únicamente a través de agencias de viaje autorizadas por el gobierno y siempre acompañados por un guía turístico americano, siendo una de las políticas que más controversia causó y que podría poner en riesgo la economía local de acuerdo a algunos analistas.

 Los ciudadanos americanos tendrán permitido viajar a la isla únicamente a través del modo “people-to-people” que considera el viaje como una expedición cultural y educativo más que de vacaciones, teniendo entre los temas que se pueden elegir la exploración de la música y la cultura en la isla,  viajes guiados que recorren lugares históricos para la música local y espacios donde hoy en día se sigue tocando la tradicional música cubana.

A partir de la apertura de Estados Unidos con Cuba bajo la administración de Barack Obama, hubo un repunte de hasta 80% en los viajes a la isla, la mayoría de ellos bajo este método “people-to-people” lo que de alguna manera motivó a que incrementara la presencia de artistas cubanos dentro de las listas de popularidad y que pudieran presentarse dentro de Estados Unidos actos como Gente de Zona y nuevos representantes de las fusiones musicales que están ocurriendo dentro de la isla.

Aunque de acuerdo con Donald Trump, estas medidas pretenden motivar que los ciudadanos americanos apoyen a comercios pequeños dentro de la isla, todo parece indicar que de primera instancia el efecto no será el esperado.