Los Rivales: La pintura de Diego Rivera fue comprada por 9,76 millones de dólares

// Por: Oscar Adame

Jue 10 mayo, 2018

Este miércoles un cuadro de Diego Rivera se convirtió en la obra de un artista latinoamericano mejor pagada en la historia de las subastas. El óleo sobre lienzo titulado Los Rivales fue comprada en la sala neoyorquina de Christie’s por 9,76 millones de dólares. 

De esta manera Rivera superó a su pareja, la también mexicana Frida Kahlo, cuyo Dos desnudos en el bosque (La tierra misma) fue vendido por 8,5 millones de dólares en 2016 dentro de la misma sala de subastas. 

The Rivals’ del artista Diego Rivera durante la subasta de Christie’s ALBA VIGARAY (EFE)

La subasta

De acuerdo al Director de Arte Latinoamericana de Christie’s, Virgilio Garza, -“es la primera vez que aparecía en subasta y eso la convierte en una oportunidad realmente especial para el mercado”-. Su entrada a la subasta fue parte del lote de los tesoros que David y Peggy Rockefeller acumularon durante su matrimonio, la cual es ahora considerada como la mayor colección privada que es subastada en su totalidad en la historia. 

-“Alejado de cualquier carga ideológica, este trabajo es igualmente monumental pero más íntimo. Se trata de una escena inspirada en una fiesta local del Estado de Oaxaca, expresada magistralmente a través de la interacción de planos y colores, figuras bellamente delineadas y formas reducidas a su esencia”, – declaró Virgilio previo a su venta del cuadro. -“Los Rivales es una pintura inspirada en una fiesta local del estado de Oaxaca, se expresa magistralmente a través de la interacción de planos de colores, figuras bellamente delineadas y formas reducidas a su esencia”-, añadió.

Los Rivales

Según lo descrito por el comunicado de prensa de Christie’s, la obra es un óleo sobre lienzo de formato medio que sirvió ca Rivera como tarjeta de presentación durante su primera visita a Nueva York. Él fue invitado e 1931 por Abby Aldrich Rockefeller para presentar la segunda exposición individual en el templo Rockefeller. 

Diego terminó la obra en el barco que lo llevó junto a Frida a las costas de Nueva York. 

Diego Rivera en Detroit (1932)