Masacre dentro de escuela en Florida deja saldo de 17 muertos

// Por: Oscar Adame

Mie 14 febrero, 2018

Este miércoles, 14 de febrero, se vivió una tragedia dentro de la escuela secundaria, Stoneman Douglas, de Parkland, Florida. Un ex alumno abrió fuego en la institución, al momento se sabe que hay 17 muertos y un número indefinido de heridos. 

El atacante ha sido reconocido como Nikolas Cruz, un joven de 19 años que fue expulsado del instituto por razones aún no reveladas. Los disparos, dentro y fuera del edificio provinieron de un arma rifle AR-15, el ataque fue perpetuado poco después de las 3.00 pm. 

Padres de familia afuera del instituto. Foto por: Getty Images

Cruz fue arrestado una hora y media después de los hechos, a unos cientos de metros del inmueble. Según medios locales el ex-estudiante despertó temores dentro de la administración de la escuela debido a que amenazó e incluso llegó a violentar a otros estudiantes, llegó al punto que le prohibían  llevar mochila.

El instituto tiene alrededor de 3,200 alumnos, se trata de uno de los más concurridos del condado de Broward, una zona urbana acomodada del área metropolitana de Miami. 

El Sheriff local declaró que de los 17 muertos, 12 fueron asesinados dentro del edificio, dos fallecieron en el exterior y, dos en el hospital, se espera que la cifra aumente en las próximas horas. 

 

Alumnos saliendo del edificio. Foto por: Getty Images

La Casa Blanca informó que Donald Trump está siguiendo el suceso: “Estamos siguiendo la situación. Nuestras condolencias y oraciones están con los afectados“. Minutos más tarde, el presidente Trump declaró por medio de Twitter que:  “Mis condolencias y oraciones para las familias de las víctimas de este terrible tiroteo en la Florida.  Ningún niño, profesor o alguien, nunca más debería sentir inseguridad en una escuela americana.

Esta masacre ya superó a la de Columbine de 1999 en cuanto a número de fallecidos, la de aquel instituto dejó un saldo de 15 muertos. Según registros este es el cuarto incidente que se presenta en escuelas secundarias y preparatorias en lo que va en el 2018. No cabe que duda que la violencia genera más violencia. 

Esta, insensata, matanza refuerza la postura de odio y discriminación del presidente contra los ciudadanos Latinoamericanos, lo cual, dificultará las negociaciones del partido demócrata quienes intentan defender los derechos que los “dreamers” tienen en los Estados Unidos.