#MayDay2017: Partidarios de Trump se enfrentan a manifestantes que apoyan causas laborales e inmigratorias en Los Ángeles

// Por: Staff

Mar 2 mayo, 2017

Alrededor de 15 mil personas marcharon ayer, en el “May Day”, desde MacArthur Park hasta Grand Park, junto al Ayuntamiento, en apoyo de causas laborales e inmigratorias. A su vez, en las afueras de la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles, un grupo de personas demostró en apoyo del Presidente Trump.

Diversos manifestantes marcharon por los inmigrantes, por los trabajadores, por las mujeres y por más causas, añadiendo innumerables peticiones en un día tradicionalmente reservado a la causa de los trabajadores de todo el mundo.

La mayoría de los eventos del día de ayer en Estados Unidos fueron pacíficos. Sin embargo, hubo un incidente en Portland, Oregon, marcha que fue terminada por la policía después de que algunos manifestantes arrojaron piedras, bolas de plomo, bombas de humo y latas llenas de Pepsi a los oficiales. La policía culpó a los grupos de anarquistas por destruir un coche de policía, atacar a los oficiales, dañar las ventanas e iniciar incendios. Más de dos docenas de personas fueron arrestadas.

A continuación la crónica de WARP Magazine, presente en el #MayDay2017 en Los Ángeles, California.

//Por: Carlos Guetta

Desde el año 2006 durante la administración Bush la fecha del 1ro. de mayo se ha convertido en una fecha donde además de celebrar a los mártires de Chicago se convoca a toda la comunidad inmigrante para salir y tomar las calles de Los Ángeles y otras ciudades para alzar la voz en favor de sus derechos, quienes ahora más que durante la administración del Texano George Bush se han visto atacados por el presidente actual desde el inicio de su campaña política para ocupar la Casa Blanca.

Con un ambiente anti-inmigrante en todo los rincones de los Estados Unidos, el primero de mayo convocaron las organizaciones sociales pro-inmigrantes  a salir en todas las ciudades, especialmente en donde las comunidades hispanas se han visto afectadas por las redadas de los agentes de inmigración. Y Los Ángeles no fue la excepción y recordando que hace once años se lograron congregar en las céntricas calles de la ciudad a más de 100,000 personas pidiendo una Reforma Migratoria en aquel entonces la administración Republicana encabezada por Bush.

Este año en asistencia se estimaba que llegaría un número similar de hombres y mujeres de todas las nacionalidades, pero no fue así. De acuerdo a lo recabado entre algunos de los asistentes muchas familias decidieron no salir a protestar por temor a confrontar a los agentes de la agencia migratoria.  Mientras en los medios se habla de números estimados y según Los Angeles Times fue de 15,000 asistentes a la marcha del día de ayer, un número muy por debajo al que en días anteriores al evento sus organizadores sería muy similar al del 2006 debido a las medidas tomadas por la administración Trump contra los inmigrantes en especial los indocumentados.

Pero creo que la nota del día fue la presencia de los grupos a favor del presidente Donald Trump en medio de una mayoría que gritaba consignas en contra del magnate neoyorquino. Otro de los grupos que llamaron la atención fue el de los Antifascistas o también conocidos como “The Black Block” que es un grupo anarquista de choque contra los seguidores de Trump y quienes postrados frente a estos últimos en señal de alerta para que a cualquier “movimiento en falso” del grupo de derecha empezar una batalla campal como las que se han dado en la ciudad de Berkeley California en últimas fechas.

El contingente de manifestantes que saliera del MacArthur Park alrededor de las 11 de la mañana para dirigirse al palacio municipal de la ciudad donde oradores y actos artísticos darían el cierre del acontecimiento cerca de las 4pm dispersando a una multitud ya casi en extinción.

Mientras tanto en la esquina de la Calle 1ra y Spring St. los dos grupos antagónicos también preparaban su retirada cercados de decenas de policías a pie, en moto, carro y en bicicleta caminaron acompañando al contingente de simpatizantes de Donald Trump hasta donde estaban alojados sus autobuses.

Mientras eran perseguidos (literalmente) por el grupo The Black Block hasta ver desaparecer al último de sus contrarios de la derecha, quienes con cascos algunos, no paraban de gritar “Get out illegals, build the wall, make america great again y Trump-Trump” además de gritarles “izquierdistas llorones aprendan a perder” y muchas otras frases altisonantes que igual viajaban desde ambos lados de la calle mientras caminaban, con la policía siempre vigilando muy de cerca para evitar cualquier enfrentamiento.

La jornada terminó con los antifascistas quemando uno de los letreros grandes de Trump de esos que usaron en campaña y que su grupo de seguidores dejó atrás en una de las esquinas del barrio mejor conocido como Little Tokyo, llamando la atención de la policía y quienes acercarán un extinguidor para sofocar el fuego, y llamar a hacer la retirada del grupo anarquista.