México responde a aranceles de Estados Unidos con impuestos en sus productos

// Por: Oscar Adame

Jue 31 mayo, 2018

La Secretaría de Economía acaba de mandar su respuesta a la imposición de aranceles de 25 por ciento sobre las importaciones de acero y del 10 por ciento en aluminio que Trump anunció el pasado 23 de marzo y que aplicarán para la Unión Europea, México, Brasil, Argentina y Australia.

En el comunicado México lamenta y reprueba la decisión de los Estados Unidos de imponer estos aranceles que entrarán en rigor a partir del 1 de junio y bajo el criterio de seguridad nacional, México impondrá medidas equivalentes a diversos productos estadounidenses, entre los cuales se encuentran aceros y productos alimenticios.

El comunicado

“México ha indicado en reiteradas ocasiones que este tipo de medidas bajo el criterio de seguridad nacional no son adecuadas ni justificadas.

El acero y el aluminio son insumos que contribuyen a la competitividad de varios sectores estratégicos y altamente integrados en América del Norte, como el automotriz, aeroespacial, eléctrico y electrónico, entre otros. México es el principal comprador de aluminio y el segundo de acero de Estados Unidos.

México reitera su postura en contra de medidas proteccionistas que afectan y distorsionan el comercio internacional de mercancías.  

Ante los aranceles impuestos  por EE.UU., México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación.

Esta medida estará vigente hasta en tanto el gobierno estadounidense no elimine los aranceles impuestos.

México reitera su apertura al diálogo constructivo con EE.UU., su apoyo al sistema comercial internacional y su rechazo a las medidas proteccionistas unilaterales.”

Foto: web

Una medida contestataria

Dentro del texto la dependencia federal dejó muy en claro que las medidas contra la administración de Trump estarán vigentes hasta que su gobierno retire los aranceles al aluminio y acero, productos cuya compra-venta entre ambos países es de vital importancia para su desarrollo conjunto.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que la respuesta que México lanzó contra los aranceles de Estados Unidos es una medida económica, pero también política -“claro de que esta decisión no ayuda a nadie y sí afecta a todos”-.

Aunado a ello, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, condenó las medidas del Gobierno estadounidense. -“El Gobierno de México reprueba categóricamente las medidas proteccionistas en acero y aluminio anunciadas por Estados Unidos, y responde de manera inmediata con medidas equivalentes a una lista de productos de ese país“-, escribió en Twitter.