My Bloody Valentine anuncia su primer concierto en cuatro años

// Por: Oscar Adame

Mie 17 enero, 2018

Hoy se reveló el cartel del festival Sonicmania, una extensión de Summer Sonic 2018, el cual se llevará a cabo el viernes 17 de agosto simultáneamente en las ciudades Osaka y Chiba de Japón. El anunció sorprendió gracias a la integración de la agrupación de shoegaze My Bloody Valentine como cabeza del evento. 

Esta es la primera presentación que el proyecto de Kevin Shields anuncia en cuatro años, cuando dio por terminada la gira promocional de su tercer disco de estudio mbv (2013), el cual materializó su reunión del 2007. Aquel disco fue su primer material desde Loveless (1991).

En diciembre Kevin Shields estrenó canciones dentro de su presentación en Festival Norður og Niður, un evento organizado por Sigur Rós en su natal de Reikiavik, Islandia.El perfil de Shields dentro de la página web del evento se podía leer lo siguiente: “Kevin Shields está trabajado en material para un nuevo disco de My Bloody Valentine, el cual será lanzado en el 2018”. Posteriormente la información fue confirmada en una entrevista realizada para Rolling Stone. “El nuevo disco es como si alguien tomara el pasado y dejara caer ácido sobre él o creara un choque dimensional”.

Adult Swim compartió en octubre un track titulado ‘Only Once Away My Son’, un tema ambiental en el cual colaboró Kevin Shields con la figura más importante de la música ambiental, Brian Eno.

Además ese mismo mes My Bloody Valentine anunció el re-lanzamiento de sus dos primeros discos de estudio Isn’t Anything (1988) y Loveless (1991), en vinilo. La mezcla de ambos fue trabajada por Kevin Shields a lo largo de los últimos cinco años a través de grabaciones análogas.

Kevin Shields

My Bloody Valentine es un cuarteto irlandés que consagró al shoegaze, un género musical distinguido por los efectos de sus guitarras y el método de producción Wall Of Sound. Loveless (1991), su segundo disco de estudio es unánimamente reconocido como la obra más importante del género, Pitchfork lo nombró en 1999 el mejor disco de la década de los 90.

Poco después del lanzamiento de Loveless (1991) el grupo se separó, Shields se centró en la experimentación sonora y en la composición de soundtracks, entre los cuales destaca su trabajo en Lost In Translation (2001) de Sofía Coppola. En 2007 la banda se reunió y lanzó su tercer disco de estudio mbv (2013) con una gran recepción crítica.